Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El PSOE gana la batalla del Ebro

Iván Gómez
Periodista
 
Una vez más, el trasvase del Ebro se ha colado en la campaña y ya van unas cuantas. Desde que José Luis Rodríguez Zapatero derogó, nada más llegar al Gobierno, el Plan Hidrológico Nacional (PHN) propuesto por José María Aznar, no ha habido una sola cita con las urnas en las que no apareciera el trasvase de recursos hídricos de las cuencas excedentarias hacia las deficitarias (Valencia, Murcia y Almería). La infraestructura millonaria que recorrería el litoral, a modo de corredor mediterráneo del agua, ha sido arma electoral en las dos últimas legislaturas y el Partido Popular la ha demandado al tiempo que criticaba al PSOE por su decisión de derogar el PHN de forma unilateral.
 
¿Lo prometido es deuda?
A pesar de que en las elecciones generales de 2008 el PP dudó sobre incluir la propuesta en su programa, por la pérdida de votantes en Cataluña y Aragón, finalmente sí hizo una mención que ahora su candidato y presidente, Mariano Rajoy, ha desechado. No quiere saber nada el Partido Popular del trasvase del Ebro y plantea la elaboración de un nuevo plan hidrológico "reactualizado" en función de la actual demanda de agua cuando lleguen a La Moncloa. Eso sí, han sido ocho años en los que tanto Rajoy como el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, y el líder de los populares almerienses, Gabriel Amat, han aprovechado todos y cada uno de los actos en la provincia para reivindicar un trasvase del Ebro del que ahora prescinden. De hecho, fue uno de los argumentos expuestos por el presidente del PP de Andalucía en la campaña de las municipales y en el seno de los populares de la provincia pocos olvidan una de las últimas visitas de Rajoy en la que afirmó que "no iba a parar hasta que el agua del Ebro llegue a Almería".
 
El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha vuelto a insistir en que el programa electoral del PP en materia de agua "no difiere" del que había en el año 2008 porque mantiene la necesidad de transferir agua desde donde sobra hasta donde falta. Sin embargo, la declaración de Rajoy a El Periódico de Catalunya es clara y rotunda: "El trasvase del Ebro no figurará en nuestro programa electoral". El Partido Popular de Almería tendrá que asumir la derrota de una batalla, la del trasvase, que ya ha suscitado movimientos peligrosos para la provincia. El alcalde de Toledo pide a Rajo que tampoco se realice el trasvase del Tajo.

El programa AGUA, en manos de Acuamed, y las precipitaciones de los últimos años han borrado el fantasma de la sequía y a corto y medio plazo están cubiertas las demandas hídricas de la provincia, a pesar de que la mayoría de las actuaciones contempladas por el Gobierno de Zapatero siguen aún en fase de construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario