Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El PP, por el Corredor mediterráneo; y el PSOE dice que cuando pudo no lo pidió

Partido Popular
Nota de prensa

El Presidente de la Generalitat Valenciana, el Presidente de la Región de Murcia, el Presidente de Les Illes Balears, la Presidenta del Partido Popular de Catalunya y el Presidente del Partido Popular de Andalucía, reunidos en Almería, el día 17 de octubre de 2011, tras el estudio en profundidad, una vez más, de la preocupante situación en la que se encuentra el proyecto para incluir en la Red Básica Transeuropea de Transporte (Core Network) el Corredor Mediterráneo, en su totalidad, integrado por la línea Cádiz/Algeciras – Málaga – Motril – Almería – Murcia/Cartagena – Alicante –Valencia – Castellón – Tarragona – Barcelona – Girona – Frontera Francesa, y ante las inminentes decisiones sobre su inclusión o no como proyecto prioritario, acuerdan manifestar lo siguiente:

A lo largo de la historia las redes de comunicación han sido elementos clave en el desarrollo de las sociedades avanzadas y las ciudades de Andalucía, Región de Murcia, Comunitat Valenciana, Catalunya y Balears no han sido ajenas a ello desde tiempos de la Vía Augusta. En el presente siglo y en el futuro, el progreso económico seguirá dependiendo de las actividades del comercio internacional y para ello es imprescindible disponer de unas conexiones ferroviarias de alta velocidad para pasajeros y plataforma de mercancías, en ancho europeo, respetuosas con el medio ambiente y comprometidas con una política energética sostenible y responsable.

El Corredor Mediterráneo es, sin duda alguna, uno de los ejes esenciales y prioritarios para la cohesión de Europa y de España; y, a través del territorio de las Comunidades Autónomas a las que representamos, la garantía de una correcta conexión del viejo continente con el gran eje del comercio mundial que une Extremo Oriente y la India con los Estados Unidos de América y Sudamérica y que canaliza la entrada y salida de mercancías por Suez y Gibraltar, a través de los grandes puertos del Mediterráneo español.

Esta zona mediterránea, a la cual nos estamos refiriendo, está compuesta por grandes regiones perfectamente definidas con un alto grado de interrelación entre sus habitantes y sus actividades económicas. Por ello, el Corredor Mediterráneo, el desarrollo de sus infraestructuras, significa impulsar tanto la generación de empleo estable y de calidad como la productividad y competitividad de sus empresas, en un eje que es y debe seguir siendo uno de los principales motores económicos de Europa.

El Corredor Mediterráneo es, además del camino más rápido para llegar a las regiones centrales de Europa y por él que discurre el mayor tráfico de mercancías de la península ibérica, el que aporta un mayor potencial de crecimiento y competitividad en el conjunto de España. Su valor estratégico, si se tiene en cuenta que es parte integrante del Gran Eje FERRMED, es determinante para la Unión Europea, ya que uniría los dos frentes portuarios más importantes de Europa, Mediterráneo Occidental y Mar del Norte.

Asimismo, en orden a su importancia para nuestro país, al circular por la cuenca mediterránea el tráfico de mercancías intercontinental más importante del mundo y por su proximidad al continente africano, el Corredor Mediterráneo convertiría a España en una plataforma logística intercontinental de primer orden. La situación estratégica de los puertos existentes en nuestras Comunidades Autónomas canalizaría el tránsito de los mercados asiáticos ya que reduciría en tres o cuatro días su llegada al corazón de Europa.

El corredor mediterráneo tiene ese doble objetivo: convertir los puertos españoles del mediterráneo en la puerta de entrada a Europa de las mercancías que provienen de Oriente a través del Canal de Suez y especialmente, servir de plataforma para la exportación de nuestros productos ya sean industriales o agrícolas de forma fiable y rápida hacia los mercados europeos, sin sufrir las demoras que la congestión del tráfico rodado en nuestras carreteras les afecta actualmente. En este sentido, es necesaria también la circulación segregada de mercancías y pasajeros con el objetivo de evitar que el tránsito de pasajeros desplace las mercancías a horarios y velocidades no competitivas.

De la misma manera, es necesario avanzar hacia una adaptación progresiva del conjunto de nuestra red ferroviaria al ancho internacional y homogeneizar con nuestros vecinos europeos los requerimientos de seguridad, longitud de convoyes y electrificación que permitan una auténtica libre circulación de nuestros trenes hacia el centro de Europa y que al otro lado de los Pirineos se realicen las inversiones pendientes para mejorar la red ferroviaria por la que pasarán nuestras mercancías.

Otras de las grandes ventajas asociadas al Corredor Mediterráneo es el ahorro energético y la mayor utilización de energías renovables en detrimento de las fósiles, lo que permitiría avanzar hacia una Europa más sostenible. Se reducirían las emisiones anuales de CO2, una actuación prioritaria frente al cambio climático, en casi 900.000 toneladas. Téngase en cuenta que durante el año 2009, el 65,8% del comercio exterior español con la UE se hizo por carretera; el 32,55% por vía marítima, y solo el 1,24% utilizó transporte ferroviario, así como que el 60% de todas las mercancías que se exportan desde el Norte de África y desde España al centro y norte de Europa transita por el Corredor Mediterráneo.

Por ello, no podríamos comprender cómo una zona tan económica y demográficamente importante como es la que abarcan las provincias de Cádiz, Málaga, Granada, Almería, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Barcelona y Girona, que representa respecto del conjunto de España el 50% de la población, el 45% del PIB, cerca del 50% de la producción agraria en valor, el 55% de la producción industrial, el 60% de las exportaciones a Europa, un 50% del tráfico terrestre de mercancías, el 80% del tráfico marítimo español, el 91% del tráfico portuario de contenedores y el 70% del turismo, no se incluyera en su totalidad en la Red Central Transeuropea de Transporte.

Tampoco podemos entender como un Corredor tan importante para el desarrollo económico y social de España no sea apoyado claramente y defendido con ahínco, en su totalidad, por el Gobierno de España siendo que, su puesta en funcionamiento, generaría un relanzamiento de la maltrecha economía de nuestra Nación y complementaría, dada su compatibilidad, al ya aprobado Corredor Central con finalización en Algeciras.

El Ministro de Fomento, Excmo. Sr. D. José Blanco, presentó el 16 de marzo el estudio técnico del Corredor Mediterráneo que discurre, en una longitud de 1.300 kilómetros, por el territorio de Andalucía, Región de Murcia, Comunitat Valenciana y Catalunya con una inversión superior a los 51.300 millones de euros y en un horizonte del año 2020 plenamente operativo, salvo el tramo Almería-Algeciras/Cádiz que figuraba en el mismo sin planificación temporal como corredor en estudio.

Asimismo, el Ministro de Fomento, se comprometió a realizar todas las acciones necesarias para que el Corredor Mediterráneo, en su totalidad, en toda su extensión, sea incluido en la Red Central Transeuropea de Transporte.

Contrariamente a ello, la información que existe según la propuesta inicial presentada en junio por la Comisión Europea es que el Corredor Ferroviario del Mediterráneo no será incluido, en su totalidad, sino que únicamente se incorporaría parte de su extensión, concretamente desde la frontera francesa hasta Valencia, o como mucho hasta Cartagena.

Esta posible decisión, que perjudicaría gravemente los intereses de las comunidades mencionadas, y por tanto de España, se debe a la falta de interés del actual Gobierno de la Nación, presidido por el socialista Sr. Rodríguez Zapatero, y al incumplimiento de la promesa del Ministro de Fomento de comprometerse públicamente y de forma inequívoca ante el Comisario de Transportes de la Unión Europea a ejecutar la totalidad del proyecto, en toda la extensión del Corredor Mediterráneo español en el horizonte del año 2020.

En defensa del Corredor Mediterráneo han sido muchas las resoluciones aprobadas en los parlamentos de las comunidades que suscriben y las mociones de carácter municipal y declaraciones institucionales, destacando la declaración de Alcaldes de Castellón de 17 de enero de 2007, la de los Grupos Parlamentarios celebrada en la ciudad de Valencia el 28 de julio de 2008 y la última cumbre de los Alcaldes de Girona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia/Cartagena, Almería, Granada, Málaga, Cádiz y Palma de Mallorca, celebrada en Castellón, el pasado 7 de septiembre, en la que se hizo un llamamiento al Gobierno de España y a la Unión Europea en el mismo sentido para que se incluya el Corredor Mediterráneo en su totalidad como “Proyecto Prioritario” de la Red Básica Transeuropea de Transporte (Core Network), y de cuyos acuerdos se dio traslado al Presidente del Gobierno, al Ministro de Fomento, al Presidente del Senado, a la Vicepresidencia para el Transporte y DG MOVE de la Comisión Europea y a las presidencias de los parlamentos autonómicos de las comunidades afectadas, respectivamente.

Queremos destacar, igualmente, todas las acciones realizadas constantemente por FERRMED tanto ante el Gobierno de España como ante la Unión Europea por considerarlas acertadas, convenientes y beneficiosas para lograr el objetivo planteado que no es otro que mejorar el sistema de transporte ferroviario español y europeo, garantizando, al mismo tiempo, una mayor rentabilidad a la Red Básica Transeuropea de Transporte con la incorporación del Corredor Mediterráneo en su totalidad y su declaración como “Proyecto Prioritario” de la UE.

Sería gravemente perjudicial, no solamente para las ciudades excluidas, para las respectivas Comunidades Autónomas y para España, sino incluso para la Unión Europea, que quedase rota, o descolgada, la parte sur del Corredor, la comprendida entre Valencia y Algeciras, más concretamente Alicante, Murcia/Cartagena, Almería, Motril, Málaga, Algeciras/Cádiz, o cualquiera de estas ciudades, ya que ocasionaría un incalculable perjuicio al desarrollo económico y social de España y, especialmente, para las comunidades autónomas afectadas. La rentabilidad para la UE sería muy baja si finalmente el Corredor Mediterráneo, en toda su extensión, no es incorporado a la Core Network.

Finalmente, hay que destacar que el Corredor Mediterráneo como elemento vertebrador, social y económico de primer orden, es un instrumento vital para la dinamización de los distintos sectores económicos e industriales, especialmente del agroalimentario y del turístico, y que en torno a él se conforman cuatro de las mayores aglomeraciones urbanas de nuestro país, Barcelona, Valencia, Murcia y Málaga.

Por todos estos motivos, convocados por el Partido Popular de Andalucía, hemos celebrado este encuentro o reunión interparlamentaria de los representantes de nuestros grupos parlamentarios autonómicos de las comunidades mencionadas y, preocupados enormemente por la situación en la que se encuentra el proyecto, queremos hacer llegar, nuevamente, a todas las instancias implicadas nuestro malestar por ello y reiterar, una vez más, nuestro firme compromiso en la defensa del Corredor Mediterráneo en toda su extensión.

En consecuencia se adoptan los siguientes acuerdos:

Primero.- Manifestar nuestra preocupación y malestar por la situación en la que se encuentra el proyecto para la incorporación del Corredor Mediterráneo a la Red Básica Transeuropea de Transporte.

Segundo.- Reiterar nuestro firme apoyo a que el Corredor Mediterráneo sea declarado proyecto prioritario por la Unión Europea e incluido, en toda su extensión, en la Red Básica Transeuropea de Transporte (Core Network) y ratificar, al mismo tiempo, todos los acuerdos adoptados con anterioridad en distintas instituciones en este mismo sentido.

Tercero.- Recordar que el Corredor Mediterráneo Español, está integrado por las comunidades autónomas de Andalucía, Región de Murcia, Comunitat Valenciana y Catalunya, a cuyos intereses se suma Balears y discurre desde Cádiz/Algeciras a Girona-Frontera Francesa, pasando por Málaga, Motril, Almería, Murcia/Cartagena, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona y Barcelona y por tanto así, la totalidad de estas ciudades, deben incorporarse a la Red Transeuropea de Transporte.

Cuarto.- Mostrar, nuevamente, nuestro apoyo a todas las acciones y gestiones, actos y manifiestos que FERRMED ha realizado o pueda realizar en defensa de la incorporación del Corredor Mediterráneo a la Red Básica Transeuropea de Transporte con la inclusión de todas las ciudades antes indicadas, así como de su declaración como “Proyecto Prioritario”; e igualmente, a las iniciativas y actuaciones desarrolladas o puedan desarrollar las Cámaras de Comercio, las organizaciones empresariales y las autoridades portuarias.

Quinto.- Una vez más, instar al Presidente del Gobierno de España y al Ministro de Fomento a que cumplan sus promesas y compromisos políticos, y realicen todas las acciones necesarias para que el Corredor Mediterráneo en toda su extensión, desde Cádiz/Algeciras a la frontera francesa, sea incorporado a la Red Básica Transeuropea de Transporte.

Sexto.- Igualmente, instar al Presidente del Gobierno de España y al Ministro de Fomento a que se manifiesten públicamente y de forma inequívoca su absoluto apoyo a la inclusión de la totalidad del Corredor Mediterráneo en la Red Básica Transeuropea. Así como su compromiso de inversión y ejecución del corredor en toda su extensión en el horizonte del año 2020, avanzando, en la medida de lo posible, el cambio del ancho de vías de las líneas convencionales, las diversas acciones relativas a las conexiones con los puertos, el desdoblamiento de los tramos congestionados, la circunvalación de las ciudades, la circulación segregada de pasajeros y mercancías y la intermodalidad tren-carretera, entre otras actuaciones urgentes. Asimismo, a la ratificación inmediata, por escrito, ante el Comisario de Transportes de la Unión Europea de dichos compromisos.

Séptimo.- Instar, al mismo tiempo, a todos los partidos y grupos del arco parlamentario español a que manifiesten en sus compromisos políticos, de forma clara, inequívoca e inmediata su prioridad, respecto de otros similares que puedan plantearse en otras zonas de España, a los cuales no nos oponemos ya que consideramos que todos los proyectos son compatibles en el marco de una política de vertebración del territorio solidaria, para la inclusión del Corredor Mediterráneo en su totalidad en la Red Básica Transeuropea de Transporte.

Octavo.- Dar traslado, a los efectos oportunos, de esta declaración y sus acuerdos al Presidente del Gobierno de España, a los Presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado y al Ministro de Fomento; al Presidente de la Comisión Europea, a la Vicepresidencia para el Transporte y DG MOVE de la Comisión Europea, al Presidente del Parlamento Europeo para que, a su vez, lo ponga en conocimiento de todos los grupos parlamentarios; a los Presidentes de los gobiernos de las Comunidades Autónomas afectadas, a los Presidentes de los parlamentos de dichas comunidades para su traslado a los distintos grupos de las respectivas cámaras; a las Diputaciones Provinciales de Cádiz, Málaga, Granada, Almería, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Barcelona, Girona y al Consell Insular de Mallorca, de Menorca, de Eivissa y de Formentera.

Igualmente, trasladamos esta declaración a la Alcaldesa de Cádiz, a los Alcaldes de Palma de Mallorca, Málaga, Granada, Almería y Murcia; Alcaldesas de Cartagena, Alicante y de Valencia; Alcaldes de Castellón, Tarragona, Barcelona y Girona, que, en todo momento, han manifestado su apoyo incondicional a este importante proyecto para sus poblaciones.

Noveno.- Asimismo damos cuenta de la presente declaración a FERRMED para que tenga conocimiento de ella a los efectos oportunos.

En prueba de conformidad firmamos el presente documento, con los acuerdos que contiene, los Presidentes de las Comunidades Autónomas de Valencia, Murcia e Illes Balears, la Presidenta del Partido Popular de Catalunya y el Presidente del Partido Popular de Andalucía, en el lugar y fecha indicada.

Respuesta del PSOE

El secretario de Infraestructuras del PSOE de Andalucía, Francisco Guil, ha querido recordar al Partido Popular, que hoy celebra un encuentro en Almería para demandar la inclusión del Corredor Mediterráneo en la Red Transeuropea de Infraestructuras prioritarias, que “en 2003, cuando estaba al frente del Gobierno de España y se plantearon las infraestructuras de comunicación que se incluirían en dicha Red, no pidió la incorporación del Corredor Ferroviario del Mediterráneo a la misma”.

"Arenas hoy debería más bien explicar la traición hacia los intereses de Almeria que cometieron cuando gobernaban y no propusieron la priorización de este Corredor, curiosamente en aquel entonces los de la foto de hoy estuvieron mudos”, ha señalado Francisco Guil.

En este sentido, el secretario de Infraestructuras ha denunciado que “los actos que el Partido Popular viene celebrando en los últimos meses con esta demanda no tienen ninguna utilidad más allá de hacer una engañosa propaganda electoral de cara a las próximas elecciones generales. No han movido un sólo músculo para ayudar al Gobierno a conseguir este objetivo, al contrario, han puesto en el magnífico trabajo desarrollado por el Gobierno todas las chinas que han podido”.

Para Guil, “por respeto a los ciudadanos”, el Partido Popular debería dar una muestra de “coherencia”, ya que “dentro del mismo partido, estamos viendo a una parte de sus dirigentes pidiendo el Corredor Mediterráneo, mientras otra parte, con la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, al frente no tiene empacho en asumir que prefiere el Corredor Central”.

El secretario de Infraestructuras del PSOE de Andalucía ha resaltado que “la red de Alta Velocidad Ferroviaria para tráfico mixto de pasajeros y mercancías que se está construyendo en la provincia de Almería es hoy una realidad gracias al esfuerzo y al compromiso de los Gobiernos socialistas, que desde 2004 han venido trabajando y haciendo importantes aportaciones presupuestarias a través de los Presupuestos Generales del Estado para que ya haya cuatro tramos en obras en Almería y se haya avanzado considerablemente en el resto del trazado que atraviesa esta provincia”.

Asimismo, el secretario socialista de Infraestructuras de la Comisión Ejecutiva Regional ha puesto de relieve que “la inclusión o no por parte de la UE del Corredor Mediterráneo en la Red Transeuropea de Infraestructuras prioritarias no va a determinar que el AVE Almería-Murcia se finalice antes o después, sino que será el próximo Gobierno de España, con su trabajo y con las consignaciones presupuestarias de los próximos ejercicios, quien marque el ritmo de esta obra, que se ha iniciado en 2009. Es ahí donde debe comprometerse el Partido Popular a apoyar en los presupuestos la financiación adecuada para que el AVE sea una realidad cuanto antes”.

Guil ha detallado que “si se decide que el Corredor Mediterráneo forme parte de la Red Transeuropea de Infraestructuras prioritarias el AVE va a poder contar con una inversión adicional que será sólo un pequeño porcentaje de la inversión de más de 51.300 millones de euros que se ha previsto por parte del Gobierno de España en todas las actuaciones de esta infraestructura, por tanto, no va a ser un elemento decisivo para la ejecución de la misma, lo decisivo es el compromiso del gobierno de España y el Gobierno actual lo tiene".

“En la provincia de Almería están trabajando más de 1.800 personas de forma directa en esta infraestructura y hay obras adjudicadas por más de 450 millones de euros, lo que da una dimensión de cuál es la envergadura social de este proyecto y del compromiso del Gobierno de España con Almería”, ha indicado Guil.

Por otro lado el secretario de Infraestructuras socialista ha aclarado que “desde el Gobierno de España y desde el PSOE respaldamos que también el Corredor del Mediterráneo forme parte de la Red prioritaria europea y todo apunta a que la UE dará su visto bueno, algo que ya incluso ha sido reconocido por FERMED, por tanto, no han tenido sentido los encuentros lúdico festivos o mediáticos, organizados por el PP pero mucho menos el que se celebra hoy, cuando ya incluso los lobby de presión que defienden que el Corredor Mediterráneo sea parte de esta Red han reconocido que tienen información de que la UE accederá”

Por otro lado Francisco Guil ha aseverado que “el Partido Popular en lugar de organizar estas romerías como la que hoy celebra en Almería debería invertir su tiempo en visitar las obras de la red de Alta Velocidad ferroviaria entre Almería y Murcia para estar así informado de cuál es la realidad de esta infraestructura de comunicación en Andalucía y poder informar a los ciudadanos y ciudadanas con rigurosidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario