Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Sigue el culebrón del IEA

Juan Folío
La Opinión de Almería

El culebrón del IEA continúa. Ahora abandona las páginas de los periódicos de papel y digitales para trasladarse al terreno político. Esperanza Pérez, la portavoz socialista en la Diputación, va a formular en el próximo pleno Presidente Amat una pregunta sobre las declaraciones realizadas por el Director del Instituto de Estudios Almeriense a través de un artículo de opinión contra el sistema democrático. “El presidente de la Diputación tiene que hacerse cargo de estas declaraciones y dar alguna explicación al respecto, porque por el momento no se ha pronunciado”, ha recordado la portavoz socialista.

El Director del Instituto de Estudios Almerienses (IEA) afirmó literalmente, según recuerda la portavoz, que la sociedad civil ésta despertando del letargo constitucional, basado en la democracia inorgánica, y que no ha dado respuesta a las nuevas exigencias de la globalización y del relativismo, debiendo hacer valer nuevos valores y principios constitucionales, que tengan en cuenta la recuperación de las autenticas y verdaderas estructuras de la sociedad, como son la familia, el municipio y el Estado en su diversas manifestaciones orgánicas y territoriales.

La portavoz del Grupo Socialista en la Diputación Provincial quiere que Gabriel Amat aclare “qué quiere decir con esto y también puede aprovechar el presidente de Diputación para aclararnos si cuando habla el director del IEA de familia se refiere al modelo de familia que tanto Gabriel Amat como Luis Rogelio Rodríguez-Comendador han impulsado en Diputación: una familia contratada como cargos de libre designación en la Diputación y con unas retribuciones del núcleo familiar a cuenta de los almerienses de cientos de miles de euros”. Según Pérez, "el director del IEA insulta en su artículo también a los Diputados que nos representan en las Cortes al llamarlos en dicho artículo broncos revolucionarios federalistas enjaulados en los bancos azules de las Cortes”.

“Son manifestaciones con tintes fascistas, que desprestigian a las instituciones y a quienes las representamos. Lo curioso es que el director del IEA también representa a una institución pública, como es la Diputación, de la que reniega, sin embargo no reniega de su sueldo y no dimite por no creer en el marco democrático del que nos ha dotado a todos los españoles y tanto costó construir”, ha concluido la portavoz socialista.

Por otra parte, el periodista Miguel Ángel Blanco Martín, que fue el primero que denunció los artículos del director del IEA, Rafael Leopoldo Aguilera, ha hecho público el artículo íntegro que escribió en su día y que tuvo que reducir por necesidades de espacio del periódico. Reproducimos a continuación dicho artículo, íntegro, del periodista Miguel Ángel Blanco Martín, que es también miembro del IEA.

La ideología franquista del director del Instituto de Estudios Almerienses

Miguel Ángel Blanco Martín
Periodista

Que haya todavía, en este tiempo, nostálgicos del franquismo y de la dictadura o deseosos del regreso de aquellos tiempos, sobre todo a raíz de la crisis (como si en el franquismo no hubiera habido crisis y corrupción), no es de extrañar. Lo que sí es sorprendente es que haya quien realice un canto elogioso y reivindicativo de aquel sistema y esté al frente de una institución nacida con la democracia: el Instituto de Estudios Almerienses (IEA). Yendo directamente al grano, Rafael Leopoldo Aguilera, nuevo director del IEA, ha escrito una semblanza clara del franquismo, con sus correspondientes connotaciones de defensa del nacional-catolicismo (nada que ver con la esencia del cristianismo) y un trasfondo de fascismo que causa estupor a estas alturas. La plasmación del pensamiento del nuevo director del IEA está recogida en el artículo Orden Nuevo, publicado en el Diario de Almería.

Alucinante y sorprendente. El artículo no tiene desperdicio. Lo releí varias veces para confirmarme que no era un espejismo y que era cierto lo que estaba leyendo. Efectivamente, el director del IEA reivindica el franquismo y el nacional-catolicismo sin tapujos. El artículo es intelectualmente, pobre; ideológicamente, reaccionario; y sin capacidad de profundizar en la interpretación de la realidad, con rigor. El mundo cultural almeriense, por si no tuviera bastante con la realidad, tendrá que ponerse más a salvo ante lo que se avecina.
Por otra parte, el titular del artículo es poco afortunado: Orden Nuevo recoge precisamente la denominación de una organización fascista italiana, Ordine Nuovo, fundada en 1956) responsable de varios atentados terroristas (como la Matanza de la estación de Bolonia, en 1980) contra la democracia en Italia, una cuestión de la que todavía permanecen secuelas y preguntas sin respuestas.

Hacer una crítica de la realidad es necesario. Siempre. Ayer, hoy y mañana. De hecho hay periodistas y medios sociales que están en la interpretación crítica de lo real. Lo sorprendente de esta cuestión es que haya quien proponga como alternativa un sistema dictatorial; y que su autor sea, en este caso, director del Instituto de Estudios Almerienses. Alucinante. Bueno es saber cómo piensa Rafael Leopoldo Aguilera. Así nadie podrá llamarse a engaño.

El filósofo Emilio Lledó ha analizado uno de los dramas de la actualidad en su artículo ¿Quién privatiza a los políticos? (El País), de lectura recomendada. Uno de los argumentos que plantea alude a la degeneración intelectual de parte de la clase política, al hecho de que el mundo de las ideas ha quedado marginado y aislado. No interesa la cultura, ni la educación, ni la ciencia, ni gente que piense con perspectiva, con un verdadero sentido crítico de lo real, con visión de futuro desde la proyección de los valores humanos. Por lo general se buscan personas mediocres, sumisas, que no creen problemas, con pocas ideas. La mediocridad, salvo excepciones ha terminado por imponerse, a izquierda y derecha. La inteligencia queda arrinconada y lo cultural agoniza poco a poco.

El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat (Partido Popular), estaba en su derecho en elegir al director del IEA. En su partido (PP) hay militantes o simpatizantes, miembros del IEA, reconocidos por su quehacer intelectual y su trabajo dedicado a la cultura y además demócratas convencidos. Él sabrá por qué eligió a Rafael Leopoldo Aguilera para dirigir el Instituto de Estudios Almerienses.

4 comentarios:

  1. No se trata de la familia de Luis Rogelio RodriguezComendador , no tiene bastante con ser Alcalde de almeria , que lo primero que hizo es pedir a su amigo Gabriel Amat que contratara a su esposa en diputación y colmo es el nombramiento del hijastro de Luis Rogelio en una consejalia de la diputacion

    ResponderEliminar
  2. Echo de menos alguna contribución de ese intelectual de altura que es el director del IEA. Su jefe le habrá dicho que está más bonico con la boquita cerrada. Pero todavía debe una disculpa pública.

    ResponderEliminar
  3. Los socialistas preguntan que quiere decir Aguilera?, pero tan pocas entendederas tienen?

    ResponderEliminar
  4. Su pensamiento es complejo y profundo. Además necesito ese alimento intelectual cada semana. Y no soy socialista, solo un rendido admirador de esa cabeza privilegiada.

    ResponderEliminar