Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Maldito Corredor

Teleprensa
Editorial

Bruselas ha dado el sí al Corredor Mediterráneo hasta Algeciras por Almería y Cartagena. La noticia más esperada y reclamada -aunque algunos nunca dudaron de las obras otros se apresuraron a buscar consensos en los que siempre participaban los mismos-, ya deja clara cuál es la posición de Europa con respecto a las infraestructuras de transporte que son prioritarias llevar a cabo en España. Y entre ellas, este aclamado Corredor que aunque aparentemente y a nivel local todos se han apresurado a darse la enhorabuena, pasado el primer furor levanta también las primeras fisuras.

Por ejemplo, el alcalde de Almería se muestra públicamente muy satisfecho con la noticia y se felicita del esfuerzo realizado porque “ha valido la pena”. No piensa lo mismo, sin embargo, su presidente regional, Javier Arenas, que principalmente, ante el desinfle que ha sufrido Málaga, ha salido raudo a proclamar el “gravísimo” error que supone dejar fuera del trazado a la costa de Granada y Almería además de la susodicha. Así las cosas, en el PP no sabemos si han de felicitarse o darse de cabezazos porque si en Andalucía ya es un dilema, el mosqueo que han pillado los presidentes, novatos además, de Extremadura y Aragón es ya de órdago.

Llegados a este punto, siempre corroe la misma disyuntiva. Los partidos, sobre todo aquellos no nacionalistas y que aspiran a gobernar a lo largo de toda la geografía, ¿en qué se fijan a la hora de definir posturas que no siempre son del agrado de todas las comunidades? Es muy curioso que mientras Valcárcel, en Murcia, se arroga el haber conseguido que el Corredor pase por su región, Rudí en Aragón y Monago en Extremadura culpan a Blanco y al Gobierno Zapatero de que se dé prioridad al Corredor Mediterráneo.

No obstante, es pronto para cantar victoria. De lo dicho hasta ahora todo, a bote pronto y habrá que analizar la letra pequeña, recojo la reflexión de los empresarios de Valencia, satisfechos, sí, pero con la incertidumbre de la que se avecina. Porque ahora, ¿esto cómo se paga?

No hay comentarios:

Publicar un comentario