Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El problema del Barranco Caballar

Encarni González
Asociación Chanca Pescadería a Mucha Honra

⏩ El Barranco del Caballar se encuentra en la parte norte del barrio de la Chanca Pescadería (Almería), arriba de la Avenida del Mar (antes Rambla de la Chanca y de Maromeros), haciendo esquina en el Sur con el Parque y desembocando en el mar y puerto. Por el norte es el entorno de la Alcazaba que se asoma al puerto y se divisa perfectamente desde su Torre de la Pólvora.


Barranco Caballar (Loa)

Lo que hoy denominamos Barranco y asimilamos a vertedero ilegal (porque lo es todo depósito de basuras o residuos que no es legal) consiste en una cuenca rectangular de gran altura y pendiente, y que ha quedado en la parte norte de la Avenida del Mar y del barrio, entre la Curva que va a calle Chamberí y Mesón Gitano y la zona montuosa del barranco, tras sufrir varias transformaciones y obras a lo largo de la historia de la ciudad y por diferentes Administraciones oficiales, por no decir todas.
Esta cuenca o depósito ilegal de basuras ha sido objeto de reclamaciones varias a las administraciones almerienses para su limpieza, y la última hasta al Defensor del Pueblo Andaluz
Esta cuenca o depósito ilegal de basuras ha sido objeto de reclamaciones varias a las Administraciones almerienses para su limpieza, y la última hasta al Defensor del Pueblo Andaluz, interpuesta por la Asociación Chanca Pescadería a Mucha Honra, que ha finalizado con una limpieza y retirada de varias toneladas de residuos en su cauce y un gasto de 17.780 euros, por parte de la concejalía del Ayuntamiento de Almería, en noviembre de 2019. Habían pasado 3 años desde la última vez y 5 de la anterior.

El gran problema de esta cuenca urbana es que la acción de los incívicos de arrojar basuras y enseres no se detiene y acumula de nuevo basuras infectas y peligrosas. Esto plantea de forma irremediable una solución definitiva. Agotada la campaña de concienciación ciudadana o no existente, en este cauce y en otros de la ciudad, se antoja que ha de tomarse una medida integral y firme, como sería su tapado o soterramiento para eliminar de forma definitiva el tener al alcance de viviendas próximas y caminos un gran recipiente de basuras que pone en peligro y condena a toda la población del barrio y de la ciudad.

Para poder entender y justificar su total soterramiento y allanado hay que remontarse a la historia de las muchas ramblas de Almería, que al estar en entorno urbano y muy poblado, han tenido sus encauzamientos y hasta tapado. Como así son las de Gorman o calle la Reina, la de calle Real, la de Belén, Alfareros, Iniesta o la actual Rambla antes del Obispo.
El problema de las riadas en las ramblas ha sido una constante en las obras civiles de los arquitectos municipales, incluido Trinidad Cuartara (1871-1912), que dedicó su vida laboral a encauzarlas y domarlas
El problema de las riadas en las ramblas ha sido una constante en las obras civiles de los arquitectos municipales, incluido Trinidad Cuartara (1871-1912), que dedicó su vida laboral a encauzarlas y domarlas. Y especialmente esta de la Rambla de la Chanca dio muchos problemas en el pasado, pues sus arrastres iban taponando los fondos del puerto, y además de dejar aislada a la población del barrio, causaba dragados costosos y rompía toda obra de los cantiles del muelle. Esta es la razón de que la antigua Junta de Obras del Puerto invirtiera en su presupuesto para arreglos de la Rambla, incluidos reformas en Avenida del Mar y hasta depósito de aguas en el mismo barranco, que existe en la actualidad.

Se deduce de estas obras (entre Ayuntamientos, PERIS de la Junta y actual Autoridad Portuaria) a lo largo de su historia que se ha atajado el problema a medias. Pero no se ha solucionado al completo, dejando esta abertura amurallada y rectangular como gran contenedor gigante para incívicos y escombreros (orgánico, enseres domésticos, bolsas negras de residuos de las marihuanas y que están por toda la ciudad, material de obra…), y sujeto eternamente a confrontaciones entre partidos y sociedad por sus competencias y acusaciones injustas de incivismo a un barrio entero.

Este barrio y otros, incluidos los del centro histórico y administrativo, ya están cansados de recibir los mismos insultos y frases recurrentes, pero no se atiende a un estudio serio de solución definitiva ni a lo más importante, que no es ya lo estético, sino estas amenazas reales:

-El peligro de nuevas riadas por taponamiento del cauce y desbordamiento, como así ha ocurrido con pérdida de vidas y desastre urbano en una avenida donde hay tres centros de enseñanza y decenas de viviendas plurifamiliares.

-Incendios de los residuos en el barranco, que es tóxico y un gran peligro frecuente.

-Propagación de plagas de mosquitos, pulgas y grandes roedores.

-Degradación del entorno natural y montañoso, por efecto llamada de escombros en la zona. 

De poco sirve además que los habitantes cumplan con sus deberes cívicos de limpieza, que son siempre la mayoría, y por el contrario tengan sobre sus cabezas y casas este peligro sanitario y medioambiental que nadie ataja.

CONCLUSIONES

El fin de este artículo, además de dar a conocer “el problema”, es concienciar sobre “de quién es el problema”. En el pasado han sido las Administraciones y distintos Ayuntamientos, y en la actualidad se deja la responsabilidad y riesgo sanitario de vecinos a su suerte, a una limpieza costosa cada lustro y a una criminalización permanente, siendo un problema de toda la ciudad y que han de atajar sus gestores. Con planes, con reuniones, con soluciones medioambientales y hasta con mociones municipales que aborden el tema. Se propone el soterrado y recuperar el espacio como vía urbana con sus servicios de contenedores y recogidas diarias, baldeo y limpieza. Como en el resto de la ciudad y no más.

Por otra parte, y no menos importante, resta añadir que se encuentra actualmente la ciudad de Almería inmersa en varios planes de recuperación y puesta en valor de su paisaje y patrimonio histórico, con proyectos específicos y en el punto de mira de los organismos europeos, que hacen llegar sus fondos económicos  y auditan sus gastos (o deben hacerlo). Como son el Plan Turístico de Grandes Ciudades, Plan Estratégico 2030, Mesón Gitano y entorno… En todos ellos se atiende a este espacio del entorno Alcazaba y precisamente es el Barranco Caballar el camino por el que acceden cientos de visitantes a conocer las Canteras históricas del barrio que ya son BIC. Además de a los cortijos centenarios de su cauce superior y su camino hacia la Molineta con un paisaje plagado de casas-cueva históricas que son su pasado etnográfico, social y cultural.

La ciudad de Almería no puede seguir siendo un muestrario de sólo cuatro calles, sino que hay que pasearla y conocerla en su totalidad, levantar la vista y tomar la responsabilidad de su limpieza integral, eliminando estos puntos negros de basura y tapando esta herida infecta del Barranco Caballar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario