Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Turki Al-Sheikh, ante el reto deportivo de un Almería en construcción

Antonio Torres

Periodista

Inicio ilusionante de temporada para la UD Almería, que en Lugo consiguió una  holgada victoria.  La segunda temporada del ministro saudí Turki Al-Sheikh en el Almería se caracterizará por el reto del ascenso y en asentar su proyecto de Ciudad Deportiva.

Turki Al-Sheikh, propietario y presidente de la Unión Deportiva Almería (Loa)


La segunda temporada del jeque Turki Al-Sheikh, nacido en 1981, se presenta con el interrogante en lo deportivo de un club en construcción y en su capacidad de triturar entrenadores y jugadores que huelan al anterior propietario del club, Alfonso García. Turki está intentando, no obstante, en dotar a su club de un punto de acercamiento al seguidor. Se ha notado con su gesto solidario durante la pandemia, de apoyo a la sociedad. El ministro de Entretenimiento en Arabia es un famoso productor musical y letrista. Todas las miradas están puestas en él por su poderío económico, tras una temporada extraña. De ahí que muchos estemos pensando que nos tiene preparado “un pelotazo” para antes del cierre del mercado de fichajes con traernos a un goleador tipo Stuani o Suárez, el exzaragozano. La cómoda victoria en Lugo y la exhibición no debe contribuir a la relajación porque el campeonato es muy largo y duro y hacen falta dos jugadores de calidad contrastada para equilibrar la juventud de la nueva plantilla.  

El propietario del Almería es persona de confianza del octogenario Rey de Arabia Saudí Salmán bin Abdulaziz al Saud, señalado mundialmente en relación con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en octubre de 2018. Está claro que el dueño del Almería nada tiene que ver con ese matonismo. La persona de confianza de Al-Sheikh es el egipcio Mohamed El Assy, de 37 años, presente en las negociaciones de compra del club, en el despacho de la notaría de Begoña Martínez-Amo Gámez, y que asumió el cargo de director general. “Estudié Economía y Finanzas en Londres y Canadá. Comencé a dedicarme a negocios del fútbol hace 12 años cuando trabajaba para el banco Standard Chartered, en Londres”, le confesó Mohamed El Assy a El País a las pocas semanas de hacerse con el cargo en Almería. Otro de los asistentes en la notaria fue obviamente el hasta ese instante el empresario de Águilas Alfonso García que también llegó a Almería de golpe y compró el club a Guillermo Blanes. Alfonso dejó en su mochila de mandatario, periodo 2003-2020, dos ascensos a Primera y una semifinal en la Copa del Rey. 

Nunca he entendido algún ninguneo a los medios como el propiciado el día histórico del desembarco de Turki en Almería. Tras dar datos falsos sobre la firma del lugar durante aquella mañana calurosa, 2 de agosto del pasado año, le rompimos el mal rollo de la confusión que afortunadamente por nuestra presión pudo difundirse la foto  o el video histórico de los primeros minutos de Turki con la camiseta rojiblanca. Y que tuve el privilegio de lanzar por Twitter.  Una imagen que generó una gran acogida, globalmente, todos los telediarios, al vérsele como persona cercana y amable. 

Los actuales dirigentes no quieren versos libres.  Desconfían del periodista que toma la iniciativa y se sale de la pista que ellos planean. Ese es el tono de las grandes empresas, sin señas de identidad local. En las nuevas sociedades deportivas, el accionista pequeño o socio ha perdido influencia en cualquier asamblea. Ahora son accionistas y consejos de administración. Piensan que controlan todo. El nuevo Almería debe huir de la imagen de una sociedad parecida a una urbanización cerrada, sin alma. No lo digo por localista sino para fomentar la comunicación con una sociedad y unos medios periodísticos entregados al club y que sueñan con los mejores deseos. Del equipo del director general, añadiría méritos a otro portugués, Joäo Gonçalves, que controla bien el mercado americano, clave en el fichaje del mejor jugador del Almería Darwin Núñez que ha dejado buenos millones de euros.

La línea ascendente del equipo y la confianza en la dirección deportiva comenzó a quebrarse, tras la inexplicable salida del entrenador Pedro Emanuel. El equipo es un melón en este inicio de temporada y la afición ilusionada de nuevo. El entrenador José Gomes, de 50 años, dejó su mensaje: “Estoy con el proyecto del Almería, no vine a aquí para estar solo 20 días”. El buen planteamiento de Gomes en el triunfo ante el Lugo con dos formas tácticas acertadas como escribió Carlos Miralles “traje y mono de trabajo” es un buen comienzo para acrecentar la ilusión. Tengamos confianza en lo deportivo, en la Ciudad Deportiva, o Academia como gusta decir al propietario, y la remodelación del Estadio de los Juegos Mediterráneos …Veremos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario