Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Rodolfo Miranda, la continua batalla contra la paraplejia


Antonio Fernández
Periodista

⏩ Hace diez años a Rodolfo Miranda, un investigador almeriense que eligió Madrid para desarrollar su vocación científica, le surgió la oportunidad de ser protagonista en la creación de un centro de vanguardia, el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Nanociencia. Iniciaba así una aventura profesional que hoy está en boca de cientos de centros de investigación por sus proyectos.

Rodolfo Mirana, en la Puerta de Purchena

El que ha despertado una fuerte expectación es el que se está desarrollando para la recuperación de funciones en pacientes con lesiones medulares. Una línea de investigación que, según Miranda, presenta avances “muy esperanzadores” en su fase experimental. Advierte, eso sí, que en este tipo de proyectos “hay que ir con cuidado, asegurándonos de cada paso que damos, porque no es bueno crear falsas expectativas en un tema como este”.
El doctor Miranda habla sobre todo de ‘esperanza’, tanto para los que trabajan en la investigación como para las más de 30.000 personas que sufren lesiones medulares graves en España
En esencia se trata de utilizar microsensores capaces de detectar los campos magnéticos de baja intensidad que produce la actividad neuronal y trasladarlos a otros sensores, situados al otro lado de la médula ósea seccionada. “Con ello -explica- tratamos de reconectar el cerebro con las piernas, un paso fundamental para que los impulsos del primero lleguen a las extremididades, y para que la información de las piernas llegue al cerebro”.

El doctor Miranda habla sobre todo de ‘esperanza’, tanto para los que trabajan en la investigación como para las más de 30.000 personas que sufren lesiones medulares graves en España, con un alto porcentaje de jóvenes; “es para muchos una situación dramática, porque la paraplejia es una dolencia cruel que imposibilita una vida normal”.

Mediante la implantación de esos microsensores se lograría ‘saltar’ la médula espinal seccionada o dañada de forma que esa especie de bypass pueda interpretar, transferir y traducir las señales que parten del cerebro o de las propias piernas.

La investigación se encuentra en estos momentos en una fase experimental con tejidos de animales; “esperamos que en un año podamos estar experimentando con animales vivos para, un año más tarde, iniciar las primeras pruebas en pacientes”. Mucha ilusión, pero también mucha prudencia “porque no es deseable crear falsas expectativas, pero los pasos que vamos dando son esperanzadores y en cualquier caso es un sueño para los que nos dedicamos a investigar”.

Rodolfo Miranda sabe que sus estudios están siendo seguidos por la comunidad científica internacional y, de hecho, el Programa ByAxion ha sido elegido como ejemplo por parte de la Comisión Europea sobre cómo trasladar la investigación básica a los problemas reales de la gente y de los gobiernos, debido al alto coste de este tipo de lesiones. Como él mismo reconoce, “parece ciencia ficción, pero es un trabajo muy real”.

Rodolfo Miranda es almeriense pero ha desarrollado sus estudios y su trabajo en Madrid (es catedrático de Física de la Universidad Autónoma). Pero esa lejanía no afecta a su ‘almeriensismo’, que reconocen sus compañeros del IMDEA Nanociencia, que afirman que hace gala de ello todos los días.

Es de Almería, “de la calle Murcia, muy cerquita de la iglesia de San Sebastián, y no renuncia a sus raíces. Por ello viaja a la capital almeriense siempre que tiene ocasión, porque en esta provincia residen su familia o los amigos de su niñez y su juventud.

Afirma, no obstante, que desde hace años se considera un ‘zapillero’ más porque en ese barrio se compró una casa hace años que es su remanso de tranquilidad, una escapada de su intensa actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario