Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cajamar gana un 12,5 % más con 62 oficinas propias menos


Juan Folío
@opinionalmeria

Cajamar ha cerrado 2019 con 956 oficinas, 5.483 empleados y 1.430.086 socios. Un año antes el número de oficinas era de 1.018, el de empleados era de 5.506 y el de socios era de 1.436.237. A pesar de eso, o mejor, tal vez por eso, la cooperativa de crédito almeriense ha obtenido al cierre del año pasado un resultado neto de 92,5 millones, un 12,5 % má. Hay que hacer la salvedad, no obstante, de que la disminución del número de oficinas ha sido compensada holgadamente con la apertura de agencias.


El año pasado Cajamar ha mejorado los márgenes, aumentando su financiación a empresas y sector agroalimentario, reduciendo el activo irregular, reforzando las coberturas y elevando la solvencia. Los recursos gestionados minoristas crecen un 8 % hasta los 35.412 millones de euros; mientras que la actividad comercial, dirigida a más de 3,4 millones de clientes, avanza en su estrategia de digitalización con 819.000 clientes digitales -un 12,1 % más que en 2018-, 541.000 usuarios de banca móvil -un 34,2 % más- y 288.000 clientes de la cuenta digital Wefferent -con un crecimiento anual del 41 %-. Por su parte, el ratio de eficiencia mejora en 10,61 puntos porcentuales, hasta un 50,02 %; y la buena gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción interanual del 20,7 %, minora la tasa de morosidad en 1,56 puntos porcentuales hasta el 6,07 %. Por su parte, los activos adjudicados brutos continúan descendiendo, anotando una disminución del 6,9 % respecto a 2018.

El coeficiente de solvencia mejora y se sitúa en el 14,69 %, con una alta calidad de los recursos propios computables, y eleva la ratio CET 1 phased in hasta el 13,03 % al tiempo que la fully loaded se sitúa en el 12,32 %, cumpliendo holgadamente los requerimientos regulatorios: mientras que los activos totales en balance registran un crecimiento interanual del 7,5 % hasta los 47.406 millones de euros y el volumen total de negocio gestionado se sitúa en 79.523 millones de euros, un 4,8 % más.

Los recursos minoristas de balance aumentaron un 7,2 %, contribuyendo a ello la buena evolución de los depósitos a la vista, que se incrementan en un 10,7 %. A su vez, el aumento en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro eleva los recursos fuera de balance un 13 %. De esta manera, los recursos gestionados minoristas aumentan en 2.620 millones de euros, anotando un crecimiento interanual del 8 %.

El Grupo Cajamar continúa equilibrando su negocio, elevando la financiación a los sectores productivos y a familias, con un crecimiento de la inversión crediticia sana del 1,5 % interanual, hasta los 29.575 millones de euros, destinando a las empresas y al sector agroalimentario el 45,2 % del crédito sano minorista. En 2019 el Grupo Cajamar mejoró sus cuotas de mercado en el sistema financiero español, tanto en inversión, con el 2,89 %, como en depósitos, con el 2,27 %. Y mantuvo su posicionamiento como entidad referente para el sector agrario, elevando su cuota de mercado nacional hasta 14,54 %, gracias a su amplia y especializada oferta de productos y servicios para toda la cadena agroalimentaria, a la relación de cercanía que mantiene con todos los agentes del sector, y a su actividad de transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores.

Los ingresos brutos aumentaron un 22,9 % interanual, favorecidos por los resultados por operaciones financieras -296 millones- y por el incremento interanual de los resultados de sociedades con alianzas estratégicas en un 24,1 %. Por su parte, el ratio de eficiencia mejoró en 10,6 puntos porcentuales y se sitúa en el 50,2 %, motivado por el incremento del 56 % del margen de explotación y la moderación de los gastos de explotación, que suponen un 1,27 % sobre los activos totales medios.

El Grupo Cajamar continúa saneando su balance, utilizando las plusvalías generadas para el saneamiento de pérdidas por deterioro de activos, fortaleciendo la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 49,10 % y la tasa de cobertura del activo irregular hasta el 51, 52 %, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación. A su vez prosigue con la mejora de la gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción del 20,7 % respecto a 2018 –509 millones de euros menos-, y reduce en 1,56 puntos porcentuales la tasa de morosidad, hasta el 6,07 %. De otra parte, el volumen de los activos adjudicados brutos desciende un año más, anotando una disminución interanual del 6,9 %, y la tasa de cobertura de los activos adjudicados se sitúa en el 53,08 %, incluyendo las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario