Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La desaceleración llega a Andalucía


Juan Carlos Pérez Navas
Senador del PSOE de Almería

➤➤➤El Gobierno de la Junta de Andalucía sigue sin conseguir generar buenas noticias para nuestra tierra, y ya son muchos meses, lo que demuestra  su parálisis, su fragilidad y su nula capacidad para gestionar los intereses de los andaluces. Últimamente, andan más preocupados por blanquear a sus socios de Vox que por gobernar para todos los andaluces.


En cualquier gobierno autonómico, son dos los indicadores que se miran con lupa a la hora de comprobar su fuerza y su solvencia, así como la proyección de la comunidad como un territorio atractivo para la inversión. Estos indicadores son el empleo, con su evolución, y la salud de los servicios públicos, por ser los que sustentan el bienestar de los ciudadanos.
Si miramos los datos en Andalucía de las últimas semanas de junio y los días que llevamos de julio, se comprueba lamentablemente que seguimos como si estuviéramos sin gobierno
Y si miramos los datos en Andalucía de las últimas semanas de junio y los días que llevamos de julio, se comprueba lamentablemente que seguimos como si estuviéramos sin gobierno y, lo que es peor, comprobando que ambos índices, empleo y calidad de los servicios públicos, no forman parte del interés del señor Moreno ni del señor Marin, dedicados, como están, en cuerpo y alma a blanquear, atender las exigencias sectarias de su socio Vox y convirtiendo el Parlamento de Andalucía, no en el lugar y el espacio de propuestas, planes y programas que importan a los andaluces, sino en un espacio de bronca, confrontación, de linchamiento de los servicios públicos y de una cacería permanente de los trabajadores y servidores públicos. Así lo prueba, por ejemplo, el que hayan admitido una enmienda de Vox que exige la contratación de consultoras privadas para evaluar la viabilidad y determinar la continuidad de servicios públicos fundamentales para la ciudadanía como son el 112, el 061, el SAS, el Infoca y hospitales públicos, entre otros.
Este deterioro programado lo están compaginando con el desvío de fondos a la sanidad privada mediante conciertos y privatizaciones
Pasan, de este modo, a lo que nos temíamos y ya advertíamos: que iban a poner en marcha un proceso de desprestigio y cuestionamiento de los servicios públicos para llevárselos por delante y acabar así con mucho empleo. Al mismo tiempo, se niegan a devolver los derechos laborales acordados por el anterior gobierno a los trabajadores públicos y están intentando colapsar un servicio como la sanidad, muy sensible en verano, cerrando quirófanos, con menos profesionales, cierre de camas y urgencias desbordadas, según denuncian los sindicatos. Eso sí, este deterioro programado lo están compaginando con el desvío de fondos a la sanidad privada mediante conciertos y privatizaciones, o no dando nuevas altas en dependencia al ritmo que se debiera, lo que ha hecho que existan en este momento más personas esperando ser atendidas y reconocidas, lo que demuestra que el plan de choque que anunciaron no ha funcionado más allá de sus múltiples anuncios y propaganda.

En cuanto al otro índice indicativo de la marcha de una comunidad, el empleo y la capacidad de su gobierno para incentivarlo con medidas y planes de estímulo que generen oportunidades, esto tampoco está ocurriendo, como se puede corroborar con los datos que conocíamos estos primeros días de julio, que hablan de una bajada del paro cinco veces menor que en el resto de España.
Si en junio de 2018 el paro bajaba en Andalucía en casi 10.500 personas, este junio de 2019, con el nuevo gobierno, el paro sólo ha bajado en 3.400 personas
Si en junio de 2018 el paro bajaba en Andalucía en casi 10.500 personas, este junio de 2019, con el nuevo gobierno, el paro sólo ha bajado en 3.400 personas, una diferencia brutal en un solo año que demuestra la desaceleración económica que está llegando a Andalucía de la mano de PP y Cs y de su decisión de instalarse  en la propaganda, sin hacer nada.

Andalucía registra su peor crecimiento de autónomos desde 2013 y esto ocurre mientras se destruye empleo, con 33.321 personas menos ocupadas en junio, lo que demuestra que este Gobierno entregado al marketing y a la palabrería está ralentizando el crecimiento económico de nuestra comunidad, sin que haya atisbo ninguno de cambio, salvo un cambio para involucionar, y, como señalaba al principio, dejar de liderar la generación de oportunidades y planes para el empleo y la mejora progresiva de nuestros servicios públicos, que han sido seña de identidad de nuestra comunidad autónoma hasta la llegada de un gobierno insensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario