Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Sostenella y no enmendalla

Joaquín Jiménez
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

Si ya me pareció grave hace unos meses que el Ayuntamiento de Almería tuviera que reconocer que ha estado cobrando indebidamente el IBI desde 2009 a más de sesenta mil familias, peor se me antoja el esperpento que se está produciendo con los embargos de cuentas corrientes y las devoluciones por cobros de sanciones de tráfico mal notificadas.

No hay nada peor en política que ponerse de perfil, negar las evidencias y, al más puro estilo Rajoy, esperar a que escampe. La indolencia del alcalde de la ciudad con las cosas que les ocurren a sus ciudadanos no es admisible. Que un solo contribuyente se sienta indefenso ante su ayuntamiento es la peor afrenta del sistema con sus administrados.

El primer edil no puede tolerar ni un día más que sigan produciéndose situaciones injustas por parte de un poder público como es el Ayuntamiento de Almería. La apelación del gobierno municipal del PP de “que son 200 resoluciones frente a 60.000 multas que se produjeron el pasado ano” denota la nula sensibilidad de quien sostiene tal argumento y lo que es aún peor, la ausencia de rigor desde una administración.

Cientos de resoluciones oficiales, que pueden suponer miles de expedientes por infracciones de tráfico, dando la razón a los recurrentes por errores en las notificaciones,
no se pueden despachar desde la soberbia política y la prepotencia de quien ostenta el bastón de mando.

Lo vengo advirtiendo desde hace un año: la excelsa gestión de la derecha política de la ciudad al cabo de una década al frente del consistorio ha entrado en barrena; sentencias judiciales contrarias a los intereses municipales, reclamaciones millonarias por supuestos incumplimientos de contratos y, finalmente, las devoluciones por cobros indebidos del impuesto de bienes inmuebles y sanciones de tráfico y aparcamiento en zona azul mal notificadas han empañado la recta final de su gestión.

Señor alcalde, aunque tarde, ponga orden en su casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario