Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Escherichia coli, la bacteria del momento.

José Jesús Gallego
Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla

Mucho se ha hablado estas últimas semanas sobre la Escherichia coli, más conocida como E. coli. Se la ha acusado de infectar los pepinos de Almería, también se la coloca como culpable de una peligrosa patología llamada  síndrome urémico hemolítico.  Pero, ¿quién es la E. coli?

E. coli es una enterobacteria que vive en el intestino de los mamíferos sanos. Allí establece relaciones comensales formando parte de la flora intestinal.  La flora intestinal tiene una importancia vital tanto en humanos como en el resto de mamíferos ya que ayuda a la digestión, produce vitaminas y compite con otros organismos no tan amables.

Sin embargo no todas las E. coli tienen relaciones comensales o mutualistas con nuestro organismo. Algunas han adquirido factores de virulencia durante su evolución. A estas cepas se las clasifica según el daño que provocan al hombre. También se las puede identificar por dos o tres elementos de su anatomía que las diferencian a unas de otras. En el caso de esta cepa se habla de Escherichia coli de tipo enterohemorrágica (EHEC) serotipo  O104:H4.

El gran peligro de esta O104:H4 parece venir de la adquisición de genes de otras cepas bacterianas distintas. Estos genes le dan la capacidad de producir una poderosa toxina que puede causar el síndrome urémico hemolítico, una complicación que produce insuficiencia renal aguda y que es capaz de matar al paciente. Tratar al enfermo con antibióticos empeora la situación ya que empuja a la bacteria a producir más cantidad de toxina. Además, se ha comprobado que, entre los nuevos genes que tiene esta cepa, existen varios que la dotan de resistencia frente a los antibióticos más usados.

La diseminación de esta bacteria se produce por heces y aguas negras. Por ello es bastante común que E. coli aparezca en zonas donde se cultiva usando estiércol o compost natural, en aguas no potables y a veces en carnes crudas. Lo importante es ser conscientes de que no todas las E. coli que encontremos van a pertenecer a este nuevo serotipo O104:H4, el cual se sitúa principalmente en Alemania. Por ello, que E. coli aparezca  en algunos de nuestros vegetales y carnes es algo relativamente normal ya que esta bacteria forma parte de nuestras vidas. Lo único que debemos hacer es limpiar bien los vegetales y cocinar correctamente la carne. Con estas simples medidas estaremos a salvo, no sólo de las variedades más inofensivas de E. coli, sino también de otras más agresivas.

1 comentario:

  1. Y lavarse las manos 5 veces al día.
    Puede que nunca aprecie el beneficio de lavarse las manos, pero ... sí puede percibir los perjuicios de no lavárselas.

    ResponderEliminar