Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Parada en boxes

Juan Carlos Usero
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

Coincido con aquellos ciudadanos a los que les molesta que los asuntos internos de las organizaciones políticas se aireen en la prensa, como si la esencia de la política fuera el propio partido y no la mejora de la sociedad y la vocación de servicio público que debe inspirar el trabajo de todo representante institucional. Sin embargo, estarán conmigo en que para ganar el Gran Premio de Holanda de motociclismo los corredores deben estar muy atentos a sus motos, a la capacidad de respuesta de los miembros de su equipo, a la calidad del circuito y a las inclemencias del tiempo que deberán sortear el día de la carrera.

Ningún momento es intrínsecamente bueno o malo para poner sobre la mesa los mimbres con los que debemos componer el cesto, pero una vez desmontado es preciso volverlo a armar con la mayor eficacia y la máxima celeridad, pues no por necesario este proceso ha de hacernos perder el tiempo y mucho menos el objetivo de llevar a la práctica aquellas políticas que la sociedad demanda.

El próximo 16 de julio los socialistas nos reuniremos para encontrar soluciones a esos problemas que hemos detectado en nuestra dinámica de trabajo, como la forma de conectar con la sociedad, la manera de encardinar en nuestros programas de gobierno las imperiosas demandas de los ciudadanos, la posibilidad de que la mano de todos los socialistas llegue aún más lejos en cada barrio y la forma de devolver a los ciudadanos la confianza en la política a través de las personas que nos representan.

Son días de lógica agitación, de intensas reuniones, de comentarios nacidos en el fragor de las ideas pero no dejen que los árboles les impidan ver el bosque: el Partido Socialista de Almería es una organización con una dilatada historia de trabajo en post de la justicia y la solidaridad. El PSOE siempre será el partido más apegado a las personas, el que mejor entienda los problemas de todos los colectivos sociales y, por encima de todo, el que mejor defienda la igualdad de oportunidades, como ha demostrado en incontables ocasiones mediante medidas tan justas y necesarias como la Ley de la Sanidad Pública, la Ley de las Pensiones, la de la Dependencia, la Ley de Igualdad de Trato o la que permitió la investigación con células madre.

Ahora, por unos días, estamos inmersos en un proceso interno del que la opinión pública no es ajena, pero no les quepa la menor duda de que se trata de cambiar para mejorar. Estoy convencido de que, a pesar del ruido, merecerá la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario