Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Voley-playa: deporte olímpico desde Almería

José Manuel Román

Periodista

El voley playa va a cumplir diez años como deporte olímpico reconocido de manera oficial. El acuerdo tomado en una de las reuniones de 2001 del Comité Olímpico Internacional (COI), corroboró la apuesta decisiva que esta disciplina deportiva, de la mano de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), inició en Almería, en 1992. Las Olimpiadas de 1996 y 2000 incluyeron en sus programas, con notable éxito y acogida, la especialidad como de exhibición. Así, el voley playa, íntimamente ligado a los lugares geográficos de Almería, Atlanta (el almeriense Javier Yuste fue olímpico representando a España) y Sydney, coronó nueve años que le llevaron a alcanzar la meta obtenida con la oficialidad olímpica estrenada en Atenas2004. Luego vino Pekín 2008.

Al cumplirse el décimo aniversario de la oficialidad olímpica de este deporte es bueno recordar que el camino se inició aquí, en Almería, en 1992, con la organización de los Campeonatos Año Olímpico, que reunió en El Palmeral del Zapillo a los jugadores más destacados del contexto mundial, constituyendo el torneo internacional de mayor importancia hasta ese momento.
La competición, sus preparativos, desarrollo y amplia repercusión dentro y fuera de nuestro país, sirvieron para presentar al COI un deporte que, ahora, diecinueve años después, constituye uno de que más interés despiertan del programa olímpico. Bien es cierto que Atlanta y Sydney colaboraron también de manera decisiva, pero no lo es menos, que Almería significó el punto de partida, de manera brillante y contundente. Ha sido la contribución almeriense más transcendental al deporte en el siglo XX. Ya en su día, en 1993, cuando se presentó en Brasil al COI el trabajo y la organización de Almería92, ante Juan Antonio Samaranch, se ensalzó la labor desarrollada, no sólo de manera expresa, sino también con el anuncio de que el voley playa quedaba incluido como deporte de exhibición en los Juegos de Atlanta96.

CAMPEONATOS AÑO OLÍMPICO

La FIVB encargó al Ayuntamiento de Almería la organización de los Campeonatos de Voley Playa Año Olímpico92, torneo más importante dentro de las series mundiales, por el éxito obtenido en 1991 con una de las pruebas del circuito internacional, que resultó la más brillante de todas las competiciones de esa temporada. De esta manera la Federación Internacional apostó por Almería, que no defraudó, como se demostró.

Desde la presentación de los campeonatos, el 23 de julio de 1992, en Barcelona, en el Congreso Mundial de Voleibol, celebrado previamente a las Olimpiadas, hasta su desarrollo, del 12 al 16 de agosto, Almería tuvo un protagonismo deportivo estelar. Los almerienses se empeñaron en conseguir el reconocimiento olímpico para esta especialidad que tan hondo había calado en nuestra tierra y en sus gentes. Hoy es realidad, gracias al inquietante interés e ilusión de muchos jóvenes, más de quinientos, que participaron activamente como voluntarios. Junto a ellos, en otra medida también importante ayudó la respuesta de los medios de comunicación y de numerosos periodistas nacionales y extranjeros, el apoyo constante de empresas, entidades y organismos colaboradores, el respaldo unánime de la FIVB y federaciones asociadas y, por supuesto, el Ayuntamiento de la capital que se volcó, pese a una fuerte oposición de ciertos políticos.

LOS REYES DE LA PLAYA

Treinta y cuatro parejas de jugadores (24 masculinas y 10 femeninas) acudieron a la serie mundial de carácter extraordinario. Todos los países con representación en el Consejo Mundial de Voley playa ( Australia, Brasil, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Japón) enviaron sus selecciones, además de Alemania, Canadá, Dinamarca, Noruega, Austria, Rusia, Cuba y Hungría, que no estaban en el circuito. La clasificación de las parejas femeninas se realizó previamente en los torneos celebrados en cada confederación de la FIVB.

Estuvieron presentes en la arena del Zapillo, entre otros, los reyes de la playa, los norteamericanos Sinjin Smith y Randy Stocklos, que se alzarían con el título, al vencer a los brasileños Moreira y Garrido, por 2- 0. La pareja más laureada del voleibol de playa ratificó su supremacía, que ostentaron durante muchos años. En mujeres, el color fue estadounidense, ya que el dúo Kirby - Reno superó a sus compatriotas Carrillo Rock, también por 2 0. Smith y Stocklos, recibieron su premio como mejores jugadores de la década, en la Gran Gala del Voleibol, celebrada en Berlín, el 21 de septiembre de 2001.

Otro dato importante en torno a la competición nos lo ofreció el hecho de que las mujeres, por vez primera, participaban en una serie mundial. La categoría, a partir de Almería, siempre iría unida a la de los hombres en el plano olímpico y mundialista.

LOGROS NUNCA ALCANZADOS

Los dos campeonatos mundiales celebrados en Almería, 1991 y 1992, ofrecieron logros que nunca antes se habían visto en el contexto del circuito mundial, la élite del voley playa. La aportación almeriense se puede resumir en los siguientes apartados: estructura de la organización en comisiones de trabajo; creación y utilización de un cuerpo de voluntarios, muchos altamente cualificados (traductores, informáticos, conductores, azafatas, periodistas...); elaboración de planes de emergencia para posibles catástrofes; disponibilidad de una completa estadística para jugadores, técnicos y medios de comunicación; iluminación de la cancha de juego para partidos nocturnos; diversidad de servicios instalados alrededor del estadio de voley playa...Todo creó un precedente que fue difícil de igualar. La playa del Zapillo, El Palmeral del Paseo Marítimo y el Auditorio Municipal Maestro Padilla fueron centro mundial del voley playa, con unas instalaciones y dispositivos modélicos.

La difusión fue otro aspecto destacado por el propio presidente de la FIVB, Ruben Acosta, en su visita a nuestra ciudad. Estuvo basada en la creación y funcionamiento de una agencia de noticias, vía fax,  que facilitó información durante más de un año, de forma semanal en las vísperas, y diariamente durante el mes del torneo. Se sirvió a más de 670 medios (41 provinciales, 373 nacionales y 265 extranjeros). Fueron acreditados 168 profesionales de siete nacionalidades. La cobertura televisiva fue amplia en los quince países participantes.

La presencia de público en las gradas desbordó las previsiones y demostró la identificación de Almería con el voley playa. Más de 75.000 espectadores en total presenciaron los diferentes partidos durante los cinco días de competición.

Actividades previas y paralelas ayudaron a la brillantez de los campeonatos. Entre otras, destacamos una campaña de deportes de playa con carácter popular durante todo el verano; presentaciones específicas en el marco de las Olimpiadas de Barcelona y Exposición Universal de Sevilla; torneo nacional Ciudad de Almería; clinic de árbitros; congreso técnico con todos los jugadores; matasello conmemorativo; recepción en la Alcazaba; actos culturales (seis conciertos); certamen internacional de fotografía y ceremonias de inauguración y clausura de gran vistosidad.

NUZMAN PROTAGONISTA EN ALMERÍA

El objetivo final de 1992 fue realidad nueve años después, lo que vino a afirmar que aquella apuesta de Almería, a pesar de algunos detractores, mereció la pena. Con el voley playa reconocido oficialmente olímpico, Atenas y Pekín supieron darle el realce que merecía de igual manera que lo harán Londres, en 2012, y Río de Janeiro, recordemos que Brasil es potencia mundialista, en 2016.

Hay una feliz coincidencia en relación a aquel campeonato de 1992 en Almería. El entonces presidente del Consejo Mundial de Voley - Playa, el doctor Carlos Arthur  Nuzman, vino a Almería también como uno de los responsable de la candidatura de Río a los Juegos Olímpicos e hizo su primera presentación del proyecto brasileño en nuestra ciudad, en la sala de prensa del campeonato, ubicada en el Auditorio Municipal,. El mismo Nuzman, como presidente del Comité Río 2016 vería colmadas sus aspiraciones al ser declarada el pasado año sede olímpica la ciudad de Río de Janeiro. Allí, el voley - playa será la especialidad, junto con el fútbol, que encuentre mayor seguimiento y asistencia de espectadores. En Río, en 2016, esta modalidad olímpica alcanzará todo su esplendor.