Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Lo mejor que le podía pasar a Macenas: caer en manos de Cosentino

Manuel León
Periodista

Llegan buenas noticias para la urbanización de Macenas, la perla turística de Mojácar y del Levante almeriense que lleva más de una década en el dique seco, con solo el 30% de su superficie en uso, con un proyecto de hotel del que solo sobrevive el esqueleto y con un campo de golf arrasado por el abandono, tras el concurso de acreedores en el que entró la anterior promotora, Med Group.


La familia Cosentino, propietaria de la mayor empresa de la provincia dedicada a la industria de la piedra, se ha hecho con la propiedad del suelo aún por desarrollar del complejo, que pertenecía entre otros a la Sareb o Banco Malo que supone el 70% del total de la finca, y que supondrá revitalizar un espacio único en la costa acosado por las sucesivas crisis financieras. 

Cosentino ha decidido abordar la regeneración de la macrourbanización en un trabajo de largo recorrido que implicará una inversión cercana a los 200 millones de euros y la creación de más de 180 empleos directos con carácter indefinido. 

En la actualidad hay habitadas unas 300 viviendas de alto standing y la idea es construir una cifra cercana a mil más. También se rehabilitará el campo de golf con menos superficie para un mayor ahorro de agua y se construirá un hotel mixto para negocios y celebraciones. La idea de los compradores también es construir un  restaurante y una zona de gimnasio y centro deportivo.

El equipo ejecutivo del proyecto está ya trabajando en el nuevo diseño que será presentado en octubre. El plan comenzará con la inversión en las infraestructuras necesarias para un desarrollo sostenible: depuradora de aguas residuales y la ampliación de capacidad eléctrica del sector. 

Tras esta fase previa, el propósito es restaurar la imagen de la urbanización, que se ha resentido en los últimos años, terminando las obras que se encuentra en curso, incluidas las instalaciones deportivas y poniendo en valor el edificio comercial como centro de la vida social de la urbanización. La inauguración del club social y deportivo, así como la entrega de las primeras viviendas, se esperan para el verano de 2023. 

En paralelo se abordará el desarrollo del proyecto inmobiliario con la comercialización de las viviendas y la construcción del hotel de lujo en el perímetro interior de la urbanización, que Cosentino espera abrir al público durante el año 2025. 

Desde 2008, la urbanización Playa Macenas entró en una situación financiera muy delicada con motivo de la crisis financiera mundial, recalando sus activos en diferentes entidades por adjudicación, entre ellas la Sareb. 

El objetivo de la familia Cosentino, al adquirir estos activos, es convertir Macenas en un destino turístico con personalidad propia, basado en el respeto al medio ambiente y al uso eficiente de los recursos. 

La Sareb, tras años de atasco y de fallidas subastas por parte de la Hacienda Pública, sacó a la venta Macenas en 2020 por 30 millones de euros, incluyendo suelo para 970 viviendas y el campo de golf. Antes tuvo que ejecutar la hipoteca fallida de Bankia, Catalunya Caixa y Caja Granada por valor de 7 millones y adjudicarse el activo. Para comercializar este imponente complejo la Sareb fichó a la americana Richad Elllis, pero la solución ha llegado al final de un bolsillo de Los Filabres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario