Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Golpe de efecto del Almería en Zaragoza (0-2)


Carlos Miralles
Periodista

⏩ Partidazo. Así se puede definir lo que hizo el Almería en La Romareda. Era una cita clave para recuperar sensaciones después de caer ante Las Palmas y para acercarse a las plazas de ascenso directo. Las dudas sobre el conjunto de José María Gutiérrez tardaron poco en disiparse. Sin titubeos, los almerienses salieron a morder, a meter el miedo al Real Zaragoza, que se vio superado en los primeros compases. Avisó Valentín Vada con un lanzamiento de falta directa que detuvo Cristian Álvarez. Posteriormente, un derechazo de José Corpas que sacan entre la defensa y el meta.


La alegría se desató a los once minutos. Arvin Appiah, que se estrenaba como titular después del parón, condujo y entró en el área maña y con un zurdazo raso superó a Cristian. Se puso por delante el Almería, que no dejó ninguna opción a su rival. Demostración absoluta de solidaridad, orden defensivo y calidad. Para salir por la puerta grande de La Romareda había que bajar al barro, luchar en bloque, porque era una auténtica final y solo se podía ganar sufriendo en equipo.

Ni un disparo a puerta del Real Zaragoza en la primera parte. Solo un centro que se envenenó de Raúl Guti puso en aprietos a Fernando. Appiah fue el hombre a seguir. Encaraba, se ofrecía, y no le temblaban las piernas a la hora de disparar. El extremo saca billete para futuras titularidades en el Almería. Sin embargo, resulta injusto poner el foco de los elogios solo en Appiah, ya que los rojiblancos supieron leer cada situación del choque, ganar las segundas jugadas, mantener las líneas juntas y apretar cuando lo requería.

Fruto de la desesperación maña llegó el segundo. Obra de arte. Valentín Vada abre a la derecha, Iván Balliu centra raso; Darwin Núñez deja pasar la pelota y Fran Villalba fusila al guardameta para sentenciar. Momento de enorme calidad para asaltar La Romareda. La victoria rojiblanca, celebrada con rabia por el vestuario y por la afición, tiene consecuencias inmediatas en la clasificación. A dos puntos de la segunda plaza se sitúan los de Guti, que además le ganan el gol average al Zaragoza, y esto puede ser importante a final de temporada. 

Era el último tren hacia el ascenso directo, la oportunidad que debían aprovechar para dar el golpe definitivo en la mesa. Los rojiblancos olvidan el batacazo con Las Palmas de la mejor forma, ofreciendo una demostración de solidaridad frente al segundo de la fila. El Almería nunca se rinde. No renuncia a la Primera por la vía directa. Próxima parada, el Alcorcón en casa.

Gran nivel el ofrecido por Arvin Appiah en La Romareda. El extremo se mostró valiente en las acciones de uno contra uno y además marcó el 0-1. Fue la mejor versión desde que comenzó la temporada. Todo el equipo estuvo a un nivel sensacional. Guti ya ha diseñado el plan de trabajo para recibir al Alcorcón. Mañana, a las 9 horas, la plantilla volverá a los entrenamientos; se ejercitará en el Anexo como también el martes y el miércoles, siempre en sesiones matinales para preparar el siguiente duelo, que tendrá lugar el jueves a las 19:30 horas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Zaragoza: Cristian Álvarez; Francés (Delmás, 46), Atienza (Clemente, 49), El Yamiq, Carlos Nieto; Eguaras, Raúl Guti; Soro (James Igbekeme, 78), Kagawa (Linares, 69), Burgui (Blanco, 69); y Luis Suárez.

Almería: Fernando; Balliu, David Costas, Maras, Martos; De la Hoz, Valentín Vada (Petrovic, 81); José Corpas (Aguza, 62), Villalba (Jonathan, 90); Arvin Appiah (Francis, 62) y Darwin Núñez (Barbero, 90).

Goles: 0-1, min. 11: Arvin Appiah. 0-2, min. 68: Fran Villalba.

Árbitro: Ais Reig, de Valencia. Amonestó a Francés, De la Hoz, Delmás, Blanco, Aguza e Iván Martos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario