Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Fin de curso político

Adriana Valverde
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

Cerramos el curso político hasta el mes de septiembre. La mala evolución de la pandemia en Almería nos priva, por segundo año consecutivo, de nuestra feria, aunque las fiestas en honor a la Virgen del Mar prosiguen, así como algunas de la actividades previstas durante nuestra semana mayor. Desde el PSOE hemos querido ser prudentes y no alegrarnos antes de tiempo porque nos temíamos que esta situación podría llegar si los contagios no se frenaban a tiempo.  

Como pasó el verano pasado, la Atención Primaria y los rastreadores no han sido reforzados por la Junta de Andalucía. La primera barrera para detectar el aumento de estos contagios está en la salud básico, en nuestros centros de salud. Ya alertamos que no se podían repetir los errores del verano pasado, pero desde San Telmo parecen no querer escuchar a la oposición ni a los ciudadanos, molestos -con razón- por el retraso en las citas médicas o ante la imposibilidad de poder acceder a las consultas médicas. Finalmente, la Junta de Andalucía ha decidido pasar a nuestra ciudad al Nivel 1 de alerta sanitaria. Es una barbaridad que no se hubieran tomado medidas antes, salvando así la salud de los almerienses, pero también la salud económica de la hostelería y el turismo, que han depositado su confianza en la recuperación en este verano de 2021. Queda mucha temporada estival y confío en que los excelentes datos de la vacunación termine con un buen verano para todos los sectores económicos de nuestra ciudad. 

Este curso político, como el anterior, ha sido difícil para todos. La pandemia aun está con nosotros, aunque la luz al final de túnel está cada día más cerca. España es el país como el mayor porcentaje de vacunados de todos el mundo, un triunfo sin duda de la gestión del Gobierno y de la eficacia, profesionalidad y buen hacer de todo el personal sanitario. Desde aquí quiero aprovechar para darles las gracias por todo su esfuerzo en proteger nuestra salud. Tenemos una deuda impagable con todos ellos. 

Pero el alcalde ya debe ir pensando en cómo vamos a salir de la crisis económica sin que nadie se quede atrás. Algo que no está haciendo el Ayuntamiento. Este curso político nos deja una cifras de paro alarmantes, unos datos de pobreza muy preocupantes y una situación general de la ciudad que los socialistas creemos que es muy mejorable. Frente a un equipo de gobierno aletargado, que solo nos vende grandes productos de marketing, la realidad de nuestros vecinos y de nuestros barrios nos preocupa. Durante todos estos meses hemos recorrido los rincones de nuestra ciudad, hemos hablado con sus vecinos, comerciantes, empresarios, autónomos, etc., que nos han traslado su preocupación por la parálisis que sufre nuestra ciudad y los problemas crónicos que arrastra desde hace muchos años: limpieza, seguridad, desconexión, falta de proyecto integrador y sostenible entre los distintos barrios, etc. 

Son problemas cotidianos a los que el Ayuntamiento y el alcalde no dan respuesta. Una ciudad no se mueve solo con grandes productos y grandes anuncios, sino gestionando el día a día, pisando la calle y escuchando todas y cada una de las reivindicaciones de sus vecinos. Esa acera por la que no pueden pasar nuestros mayores, ese parque que no pueden usar por falta de sombras, el hedor de una alcantarilla que no se limpia. A esto se le une la falta de un proyecto ambicioso para la ciudad, que la haga atractiva económica y culturalmente. Quedan dos años de legislatura y ya es tarde para arrancar. El alcalde no ha salido de su despacho, no conoce su ciudad. Algo que los socialistas está nuestro ADN y que cambiaremos en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario