Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

San Fe de Mondújar despide al abogado Darío Fernández

Antonio Torres
Periodista 

Una misa se celebró en el tanatorio de Almería para despedir al abogado acusador del Caso Almería Darío Fernández Álvarez. El próximo sábado en Santa Fe, su localidad natal, donde nació en 1939, se celebrarán varios actos de despedida desde las 10.30 de la mañana en la biblioteca municipal. Sus cenizas se depositarán en el cementerio donde descansan los padres de Fernández Álvarez. Como en la misa, acudirá su pareja sentimental, Yolanda Pérez Tenefe. También la hermana del penalista, Antonia y su hija María Jesús Nicola Fernández, ingeniero de sistemas, y el otro hermano de Darío, residente en Madrid, Antonio Fernández, también abogado, pero ligado al sector de la banca, que llegó a Almería, procedente de Madrid, ayer por la mañana, junto a su hija María José, donde les esperaba su hermano José Antonio que trabaja para la empresa Medgaz S.A. Asistieron una veintena de personas, entre ellas la letrada Antonia Amate, exdelegada provincial de Trabajo y Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía y el conocido empresario de Seguridad Juan José Díaz Molina de Grupo Control, quien comentó la figura intelectual: “Darío era único en todo, brillante, un gran conversador” .

Darío Fernández y Francisco Javier Mañas, a la izquierda de la imagen

Antonio Mañas Morales asistió en representación de las familias de las víctimas del Caso Almería y rememoró el esfuerzo del letrado para que la calificación fuera de asesinato. “A mi madre, me la he dejado en Pechina llorando y recordando el trabajo del don Darío por defender la dignidad de mi hijo Juan y de los jóvenes santanderinos Luis Cobo y Luis Montero”. Con anterioridad, el martes por la noche, el hermano menor de Juan Mañas, Francisco Javier, el niño de la primera comunión de 1981, llevó flores al tanatorio en nombre de los tres jóvenes asesinados.

La alcaldesa de Santa Fe de Mondújar, Mari Trini Góngora Escámez, subrayó que Darío donó sus libros su la biblioteca. “Muchas veces venía a consultarlos y siempre me decía que cada página lo transportaba a un momento de su historia, respiraba y volvía a ella. De todos es conocido que, como abogado de profesión, llevó la acusación del Caso Almería y le trajo tantos problemas, y que estuvo preparándolo en nuestro pueblo, en el Barrio de la Estación”. Ahí, en esa cueva, recibió al maestro de periodistas Antonio Ramos que preparó su libro “El caso Almería. Mil kilómetros al Sur”.

Darío Fernández fue el abogado más internacional de Almería, dado de alta en colegios de media España e incluso llevando asuntos internacionales. En plena madurez y repleto de éxitos dijo basta en la profesión. “Me han exiliado de la profesión por asfixia del sistema” denunció con críticas al modelo de acceso a la carrera judicial y fiscal desde los primeros años 80 del pasado siglo.

Fue un hombre con una cultura profunda, desafiante con los poderosos, decepcionado de la “politización de la Justicia”, agnóstico y “practicante” de la defensa del medio ambiente. Enamorado la cultura anglosajona respecto al Derecho. Un estudioso permanente y contestatario de lo establecido. Escuchaba con devoción la sinfonía número 4 de Johannes Brahms. Pagó un precio de envidias entre colegas provincianos que no soportaron sus éxitos. Es autor de La justicia manchada de España. Reflexiones y vivencias de un abogado”, editado por Arráez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario