Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

In memoriam: Pascual Sánchez Amador, eterno presidente del Club Baloncesto Almería

Tony Fernández
La Voz

La pasada noche nos ha dejado a los 68 años el eterno presidente del Club Baloncesto Almería, Pascual Sánchez. Tenía 68 años y está en el Tanatorio Sol de Portocarrero, donde mañana a las 11 será la Misa en la Capilla. La vida de Pascual Sánchez siempre ha estado ligada al deporte en general y especialmente al baloncesto, siendo jugador, entrenador y presidente de diferentes clubes hasta instalarse en un CB Almería al que lanzó a la fama.

Pascual Sánchez Amador

Pascual Sánchez ha estado hasta el último de sus días ligado al Club Baloncesto Almería desde su faceta de presidente honorífico, siempre aportando a la gestión deportiva. Nunca quiso desligarse de la entidad por la que tanto ha trabajado. La vida y la obra de la familia Sánchez Amador siempre ha estado vinculada al deporte de la canasta siendo Pascual y Ambrosio dos grandes deportistas en su juventud. Luego pasaron a los banquillos y más tarde a la gestión deportiva.

Nadie como Pascual ha sabido dotar al CB Almería de una debida infraestructura, aportando siempre la llegada de empresas para hacer realidad los sueños de los deportistas y llevar muy lejos el nombre de Almería. La época dorada de Pascual llegaría de la mano del CB Blanes Almería al que colocaron a las puertas de la máxima categoría. De la mano del maestro Juan Esteban Navajas y con un fichaje de lujo para la directiva como Guillermo Blanes: dejaron pequeño el pabellón Moisés Ruiz.

Su paso por el deporte deja un poso de señorío ya que Pascual siempre apostó por la unión y nunca por la división. Esto le hizo muy grande como gestor deportivo y se ganó el reconocimiento de todos. Se ha marchado justo cuando más disfrutada de su familia y de sus niños y niñas del CB Almería a los que tanto enseño. Siempre transmitiendo valores de deporte y de vida.

A por el presidente Pascual siempre iban veteranos y noveles porque los recibía a todos con una sonrisa y esa bondad de hombre bueno que proyectaba siempre. Insustituible en el club de su vida. La vida y la obra de Pascual Sánchez Amador es enorme y cuesta reflejarla. Gracias por su amabilidad, cariño y respeto. Señor del deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario