Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

S&P calcula que la rentabilidad de Cajamar estará en 2020 entre el 0,5% y el 1%

Luis A. Torralba
Valencia Plaza

A mediados de marzo pasado Fitch Ratings subía un escalón la calificación a largo plazo de Grupo Cooperativo Cajamar, Cajamar Caja Rural y Banco de Crédito Social Cooperativo, a 'BB' con perspectiva estable. O lo que es lo mismo: dos peldaños por debajo del grado de inversión.

Pues bien ocho meses después ha sido S&P Global Ratings la que ha asignado la misma nota a la primera cooperativa española. Una calificación dentro del llamado 'bono basura', con perspectiva estable. Asimismo, ha puesto la misma calificación y perspectiva para los ratings a largo plazo de Banco de Crédito Cooperativo (BCC), entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar al que también pertenece Cajamar Caja Rural.

La firma ha explicado que la rentabilidad de la entidad es limitada, principalmente debido a su alta base de costes, resultado en parte de su gran red de sucursales, incluso en áreas rurales remotas. Asimismo, prevé para el grupo una mayor presión como resultado de la pandemia debido a las mayores provisiones y a unos menores ingresos por comisiones.

S&P considera que la condición de cooperativa y empresa no cotizada ejerce menos presión sobre la rentabilidad de Cajamar en comparación con sus pares que sí tienen que rendir cuentas ante los mercados financieros

En esta línea, S&P calcula que la rentabilidad del grupo se situará en un rango de entre el 0,5% y el 1% en 2020 y 2021, respectivamente, por debajo del nivel ya débil que alcanzó en 2019, cuando se situó en el 2,9%. En cualquier caso, considera que la condición de cooperativa y empresa no cotizada ejerce menos presión sobre la rentabilidad de Cajamar en comparación con sus pares que sí tienen que rendir cuentas ante los mercados financieros.

No obstante, su perfil corresponde al de uno con un nivel de riesgo mayor debido a su alta exposición a activos problemáticos. "Aunque ha reducido los niveles en los últimos años, siguen siendo elevados y superiores a los de sus competidores nacionales", ha precisado S&P. También ha recordado que es probable que la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus eleve el nivel de dudosos en los balances de las entidades financieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario