Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Caos en el PSOE municipal

Carlos Sánchez
Concejal del PP de Almería

El grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Almería ha vuelto a demostrar, y ya van unas cuantas, que entre sus miembros la unidad es nula y que cada uno está preocupado única y exclusivamente por su futuro personal, lo que les quita tiempo y ganas para trabajar por la ciudad. Vamos, que son pocos y mal avenidos.

Joaquín Jiménez
La oposición socialista en el Ayuntamiento de Almería se ha caracterizado estos cuatro años por la falta de organización y por la inestabilidad, con tres portavoces distintos en este tiempo, el último de ellos, por cierto, todavía sin designar oficialmente. Se ve que tampoco se ponen de acuerdo en esto.

Juan Carlos Usero aguantó apenas seis meses tras las elecciones de 2011 y, aunque adujo motivos personales, de todos eran conocidas sus discrepancias con la agrupación municipal. Llegó entonces el turno de Joaquín Jiménez, pero la cosa no cambió demasiado, ya que tenía mayores aspiraciones que han sido truncadas siempre por sus propios compañeros de partido.

Primero no le permitieron presentar su candidatura a la alcaldía y la gota que ha colmado el vaso ha sido cuando el actual cabeza de lista socialista, Juan Carlos Pérez, le ofreció el puesto número siete, algo muy alejado de las expectativas de Jiménez, aunque me temo que la verdadera razón de su negativa es que no se fía de que con el candidato Pérez puedan llegar a los siete concejales.

Por eso, prefirió tocar otra puerta,  la de la Junta, donde, ya se sabe, los servicios prestados se pagan mejor y de inmediato le han dado una delegación provincial, la de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio. Ahí es nada. En definitiva, cuatro años de una oposición socialista invisible, unos concejales encerrados entre cuatro paredes, sin conocer la realidad de la ciudad y ninguna propuesta para mejorar Almería.

Sin duda, esta sería la clase de oposición que desearía cualquier equipo de gobierno, pero sinceramente los almerienses se merecían mucho más, porque hay que recordar que los concejales, y ellos lo son, representan a muchos vecinos que depositaron su confianza en ellos y que ahora deberán votar si se han sentido representados o no, aunque teniendo en cuenta que solo dos de los siete repiten en la lista del nuevo alcaldable la respuesta está clara.