Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Cajamar, expectante

Juan Folío
La Opinión de Almería

El diario Expansión se pasó ayer de rosca. Dio por hecha la fusión de Cajamar con la levantina Ruralcaja, y la realidad es muy distinta. Los medios de comunicación almerienses se hacen, todos, sin excepción, eco de la noticia, pero son más prudentes que el periódico económico de Unidad Editorial, que se columpió en cantidad.

Si los redactores del periódico económico Expansión hubieran leído el artículo que en La Opinión de Almería escribió Emilio Ruiz (http://www.laopiniondealmeria.com/2011/11/las-cajas-rurales-incluida-cajamar.html) se hubieran enterado exactamente de cómo está el asunto. Posiblemente mañana, cuando concluya la reunión de la junta directiva de la Asociación Española de Cajas Rurales, se pueda decir otra cosa.

El presidente de Cajamar, Antonio Pérez Lao, se ha mostrado expectante ante esa reunión, en la que se abordará la propuesta del presidente del grupo de Cajas Rurales del Mediterráneo y de Ruralcaja, Eduardo Ferrer, sobre la unión de las asociadas  en un ente colectivo. Si esta opción es rechazada, entonces es cuando la levantina podría abrir un proceso de fusión con la almeriense.

El presidente de la rural almeriense ha señalado que Cajamar no pertenece a la Asociación Española de Cajas Rurales, por lo que, sobre lo que pueda trascender en esa reunión, espera conseguir "algún dato de forma indirecta", pese a lo que es consciente de que del resultado de la misma "pueda haber algo" en los próximos días. Pérez Lao, que ha achacado a "rumores externos" y "conservaciones de pasillo" la posible fusión, ha manifestado que conoce la existencia de una propuesta de Ruralcaja para potenciar un grupo de más de 40 cajas rurales aunque desconoce la determinación que se tomará finalmente. No obstante, asegura que la ambición de Cajamar "no está en que Ruralcaja se venga o se deje de venir" sino que "queremos que se vengan aquellas que están adormecidas". "Nuestro deseo está en que todas las entidades financieras, sobre todo las rurales, resuelvan los problemas y sepan adaptarse a la realidad actual", ha dicho antes de mostrar su interés en potenciar el Grupo Cooperativo Cajamar, sentido en el que ha indicado que solo queda la ratificación de las asambleas para aprobar la entrada de la Caja Rural de Canarias.

La crisis de la izquierda

Kayros
Periodista

Hablar de crisis de la izquierda no tiene nada que ver con la perorata diaria sobre el ajuste, el déficit y la prima de riesgo. La crisis de la izquierda no es capitalista sino moral. Ahora bien, que el capitalismo en crisis le esté dando lecciones de alta ética a la gente que sufre sus explotadoras consecuencias ya roza el sarcasmo. El PSOE haría bien en meditar en la sociedad libre e igualitaria, base de su filosofía moral, en vez de perder el tiempo a la búsqueda de nombres antiguos para ganar las próximas elecciones.

Por lo que veo el 20-N no ha acabado todavía, aún queda el rabo por desollar de las andaluzas. Me explico el afán devorador del PP porque el poder es como un gas que se expande incontenible, pero el PSOE debería aprovechar la derrota para sacar conclusiones despacito y con buena letra. Vamos a ver. Tomemos Almería como campo de experimentación.

Según datos publicados por la Agencia Tributaria, Almería es la tercera provincia que menos paga a sus trabajadores; los asalariados almeriense son la mayoría mileuristas; las mujeres siguen cobrando menos que los hombres; 76.266 almerienses declaran unos ingresos que no alcanzan ni siquiera la mitad del salario mínimo interprofesional. En resumen que la clase media urbana y la clase baja han sido las más golpeadas por la crisis.

Sobre este fondo amoratado y rojo de sangre ha estado moviéndose el PSOE que no ha sabido confeccionar un mensaje creíble. Esta gente ha tenido que oir día tras día el mensaje de honradez del PP cuando todos sabemos que en punto a corrupción al partido conservador también le gusta el pringue. Quiere decirse que el PSOE debiera volver sobre sus pasos, sacar de nuevo aquellos cien años de honradez que tantos millones de españoles movilizaron y servir de espejo moral de la ciudadanía. Sin este trasfondo todo lo que digan los congresos tiene muy poco valor.

El PAL al PP de El Ejido: que gobiernen ya

José Antonio García
Concejal del PAL en El Ejido

Desde el PAL se ha esperado un tiempo prudencial para conocer y estudiar la línea que el equipo de Gobierno pretende seguir así como para analizar los problemas a los que se enfrentan cada día los ciudadanos, como son la nula iluminación en los parques y calles, la dejadez en la poda del césped, de los jardines y árboles, así como el constante deterioro de las señales verticales, horizontales y luminosas que ponen en riesgo la seguridad de los conductores y viandantes. No es de recibo culpar al anterior equipo de Gobierno sin aportar ninguna solución al respecto. La limpieza viaria está igual o peor que hace unos meses y eso que ahora no hay ninguna huelga de trabajadores. El PAL tuvo que llevar a cabo mínimos recortes en los servicios pero en ningún caso lo sufrían los ciudadanos de esta forma.

El Partido Popular abanderó su programa electoral con la promesa de arreglar todos los caminos rurales. Sin embargo, vemos como todos los trabajos que se han realizado hasta el momento en este sentido se han hecho gracias a la negociación del Partido de Almería, que consiguió que la Diputación Provincial de Almería destinase 1.100.000 euros para el municipio. El PAL preguntó en el último pleno sobre este asunto y la respuesta fue tan ambigua, por parte del concejal de Agricultura como del concejal de Hacienda, que ningún ejidense comprendió dónde está el dinero y para qué caminos ha sido destinado finalmente. Pr lo tanto, que no nos engañen más.

El PAL exige al PP que se ponga a gobernar, que es para lo que los ejidenses les han dado la confianza, y que sencillamente los ciudadanos puedan contar con el derecho a unos servicios por los que pagan unos impuestos bastante elevados.

Usero se queda solo

Juan Folío
La Opinión de Almería

No cesa el goteo de dimisiones en la ejecutiva municipal del PSOE de Almería. Joaquín Jiménez y Mari Carmen Ortiz acaban de hacerlo. Con estas dos dimisiones se alcanazan las diecinueve preceptivas para disolver la ejecutiva.

En total han sido cuatro las dimisiones conocidas en el día de hoy, y todos ellos habían recibido cargos el pasado lunes, cuando Usero quiso recomponer su Ejecutiva tras sufrir seis bajas el jueves y siete ese mismo día. En esa reunión, Usero nombró a Guillermo Yánez secretario de Educación y Empleo, pero presentaba su renuncia el martes, en tanto que este miércoles han dimitido el también nombrado esa fecha secretario de Ideas, Javier Menezo; la de Juventud, Anyes Segura, y posteriormente Jiménez y Ortiz, nombrados responsable de Comunicación y de Cultura respectivamente, a pesar de que ninguno acudió al encuentro de lunes.

Resurreccion Galera sigue sin cobrar

Juan G. Bedoya
El País

El Ministerio de Educación acata las sentencias, pero se resiste a cumplir una que deja en mal lugar a los obispos. Lo constata con enfado el juez Juan Carlos Aparicio Tobaruela, del Juzgado de lo Social número 3 de Almería. En mayo pasado condenó al Obispado, a Educación y a la Junta de Andalucía a readmitir en su puesto de trabajo a la profesora de religión Resurrección Galera Navarro, despedida hace diez años por casarse por lo civil, y a pagarle los salarios atrasados. El Obispado se negó a readmitirla y presentó recurso de suplicación. En cambio, ni el Ministerio ni la Junta recurrieron el fallo. En consecuencia, el magistrado ordenó una ejecución parcial de la sentencia, mientras falla sobre la súplica episcopal. Resurrección Galera obtuvo en abril el amparo del Tribunal Constitucional (TC), que repuso sus derechos fundamentales y ordenó repetir los juicios que los habían despreciado.

El juez Aparicio afea con severidad la tardanza de la Administración en la aplicación de la sentencia, alarmado por la actitud negligente, incluso ignorante, del fiscal y del abogado del Estado. "Extraña sobremanera la postura que han mantenido tanto Educación como el Ministerio Fiscal en un proceso de despido en el que se ha declarado la existencia de vulneración de los derechos fundamentales de una trabajadora", afirma. A la Abogacía del Estado le dice que tenía dos posibilidades tras la sentencia: "O bien se readmitía a la profesora, o bien se le abonan los salarios dejados de percibir, sin que procedan soluciones intermedias, como propone el abogado del Estado, que parece no comprender la verdadera naturaleza jurídica del precepto aquí analizado".
 
Cuando fue enviada al paro en junio de 2001 por el obispo de Almería, la profesora Resurrección Galera tenía 36 años, había dado clases de religión y moral católica en varios colegios públicos (desde 1994) y cobraba un salario mensual de 234.000 pesetas (la moneda oficial entonces, unos 1.400 euros), incluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias. Fue privada de su trabajo por el único motivo de contraer matrimonio civil.

Johannes Romes, su marido, de Bad Neuenahr, cerca de Bonn, ex funcionario del Parlamento alemán -Bundestag- y residente en España desde hace 22 años (posee una casa rural, Cortijo La Alberca, en la zona alta de Nijar), se mostró ayer escandalizado por la actitud rebelde, "en franco desacato", de Educación. Romes ha escrito a la directora del Gabinete del ministro, Isabel Aymerich D'Olhaberriague. "Les pido que cumplan con la ley, pero esa señora ni siquiera se digna contestar".

La sentencia sobre la que Educación está al borde de un delito de desacato (de momento, el juez le advierte de una multa de 3.000 euros), se dictó por orden del TC el pasado 14 de abril. "[La profesora] tiene el pleno derecho a no sufrir discriminación por razón de sus circunstancias personales, a la libertad ideológica en conexión con el derecho a contraer matrimonio en la forma legalmente establecida y a la intimidad personal y familiar. Los obispos tienen la facultad de seleccionar a sus docentes y pueden prescindir de sus servicios cuando lo deseen. Pero esa decisión está sujeta al control de los órganos judiciales cuando están afectados derechos fundamentales. Por más que haya que respetarse la libertad de criterio de las confesiones para establecer los contenidos de sus enseñanzas y la cualificación del profesor de su doctrina, tal libertad no es en modo alguno absoluta", sentenció el Constitucional concediendo el amparo a la profesora Galera.
+
También resolvió aquel día el TC otro asunto nada baladí: los acuerdos entre España y el Estado vaticano, de 1979, no pueden impedir que los tribunales españoles de orden social protejan los derechos fundamentales.
El juez Aparicio recuerda en el auto de ejecución que, además de conceder el amparo a la docente por "graves atropellos a sus derechos fundamentales", el TC ordenó "retrotraer las actuaciones" para que se dictase nueva sentencia acorde con los argumentos del fallo. En octubre, el magistrado había fallado de manera contundente contra los demandados. "Los tres participaron de una u otra manera (el obispado proponía, el ministerio contrataba y pagaba, y la actividad laboral se desarrollaba en centros de la consejería). No obstante, quien actuaba como empresario en el despido era el Ministerio de Educación y es a dicho organismo a quien se debe condenar a readmitir a la trabajadora y al pago de los salarios dejados de percibir", sentenció.

El PP se distancia del PSOE en Andalucía en más de diez puntos

Juan Folío
La Opinión de Almería

El Partido Popular ganaría las elecciones autonómicas en Andalucía con el 46,4% de los votos frente al 36% que obtendría el PSOE. La diferencia entre las dos fuerzas mayoritarias en 10,4 puntos, según la intención de voto imputada del barómetro de opinión pública de Andalucía 2011 presentado en Sevilla por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA).

El sondeo se realizó antes de las elecciones generales del 20 de noviembre, entre el 26 de septiembre y el 21 de octubre, a partir de 3.682 encuestas a andaluces.

De hecho, el PP ganó el 20N en Andalucía, en todas las provincias menos en Sevilla, donde los socialistas consiguieron mantenerse como la fuerza más votada. Los 'populares' consiguieron 33 escaños con el 45,57% de los votos, el PSOE, 25 con el 36,57% e IU dos con el 8,26%.

La encuesta mantiene a IU como tercera fuerza política en Andalucía, logrando el 8,1% de los votos, mientras que UPyD se auparía al cuarto lugar con el 3,2% de los sufragios, relegando al PA al quinto puesto con el 2,8%.

Se trata de la tercera edición del barómetro de opinión pública del IESA que da mayoría al PP a nivel autonómico, tras los correspondientes a 2009, que dieron por primera vez una ventaja de 1,6 puntos sobre los socialistas, y a 2010, que amplió dicha diferencia hasta los 9,1 puntos.

La fusión entre Cajamar y Ruralcaja, por ahora, no

Miguel Cárceles
Ideal
 
Cajamar está llamada, a pesar del resto de movimientos existentes en el sector, a ser quien lidere la fusión de las rurales españolas. Algunas fuentes del ámbito financiero apuntan a un entendimiento entre la almeriense y su principal perseguidora en el ranking cooperativo, la valenciana Ruralcaja, como verdadero motor de esta futurible aglomeración de entidades. Ayer mismo, el diario Expansión apuntaba ya a conversaciones entre ambas cooperativas de crédito. Conversaciones que, no obstante, fueron negadas en rotundo tanto por Cajamar como por Ruralcaja. «Nada de nada. Ni se está estudiando ni se está dirimiendo ninguna decisión en ese sentido», exponían desde la entidad valenciana. «A fecha de hoy no existen ningunas conversaciones formales con Ruralcaja», aseveraban desde Cajamar.
 
Nadie niega, no obstante, contactos previos. Igual que los que mantienen todas y cada una de rurales con el resto de entidades homólogas. En el mismo sentido, tampoco nadie niega que el futuro pasará probablemente por el entendimiento entre Cajamar y Ruralcaja para un gran grupo cooperativo nacional liderado por la almeriense.
 
Ruralcaja insta a hacer piña
 
La posición privilegiada de dominio del sector cooperativo español en el que se encuentra Cajamar le permite observar con tranquilidad los movimientos del resto de rurales. Y esto ocurre, al menos, en el caso de las últimas gestiones efectuadas por Ruralcaja, la segunda de las cooperativas de crédito rurales de España, gestiones de las que Cajamar está al margen. Según confirmó la propia entidad valenciana a este diario, Ruralcaja, a través del Grupo CRM, creado en torno a sí, ha invitado a todas las entidades homólogas que pertenecen a la Asociación Española de Cajas Rurales (AECR, que agrupa a 74 entidades, entre las que no está la almeriense) a crear un grupo consolidable con cabecera en el Banco Cooperativo Español.
 
Esta propuesta formal, enviada por carta desde Ruralcaja hace aproximadamente un mes al resto de rurales asociadas, se debatirá mañana jueves en la reunión prevista por la AECR. Pero para ello deberían de virar unas expectativas nada halagüeñas para la entidad valenciana. Fuentes conocedoras del sistema financiero lo creen del todo improbable. Y más aún cuando Cajamar no está detrás de dicho grupo. No obstante, sí que afirman que una vez el sistema financiero español está viviendo la mayor reestructuración de las últimas décadas, ahora le toca el turno a las rurales. Son las entidades más débiles del sistema. Y todas juntas, incluida Cajamar como la más potente de estas cooperativas, sumarían aproximadamente el 5% del sistema financiero español. Por ello, el Banco de España las ha animado a seguir el proceso que han vivido las cajas de ahorro y en el que Cajamar lleva ventaja.
 
«Después de bancos y cajas de ahorro, ahora le toca el turno a las rurales. Y Cajamar, como líder, tendrá un papel muy importante a la hora de integrar y fusionar», indican fuentes sindicales conocedoras de la situación del sector de las cooperativas de crédito. De hecho, en este ámbito la almeriense ya lleva un buen trecho recorrido: su grupo consolidable suma ya siete entidades, a las que habría que sumar las última fusión a las que se ha sometido la entidad almeriense junto con la Rural de Balears y a la futura y ya pactada con la Rural de Canarias.
 
La propuesta lanzada por Ruralcaja al resto de entidades rurales de la AECR ya la hizo la propia Rural de Almería en el año 99. Entonces la cooperativa almeriense, ya líder indiscutible del sector de las rurales, propuso consolidar balances en torno al Banco Cooperativo Español. La negativa en rotundo del resto de entidades fue la que provocó las disensiones que acabaron con la salida de la almeriense de la AECR tres años más tarde.

Una persona, un cargo

Agustín de J. Muñoz Soler
Comentarista político

Hace unas fechas adujo el Alcalde de Almería y Senador del Reino electo, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, las razones que le impulsaron a concurrir a los pasados comicios  electorales ostentando su cargo de regidor de Almería y mostró la conveniencia de simultanear ambas representaciones publicas. Permítaseme que haga un inciso para reseñar que el alcalde de Almería es el personaje político del PP en Almería que mayor simpatía personal me trasmite, así como también el alcalde de Madrid, porque ambos tienen en común el talante y la tolerancia que es la cualidad que parece escasear en la clase política dirigente del Partido Popular en España.

Con esta proclamación de simpatía hacia el personaje político comenzaré expresando mi opinión en contra de la asunción de responsabilidades políticas por partida doble, es decir, la acumulación de cargos públicos. Y estoy en contra, en primer lugar, porque transmite la sensación de escasez de recursos humanos en esta fuerza política y, en segundo lugar, porque supone una contundente contradicción con la aplicación de dedicación exclusiva con que se dotan laboralmente esos cargos públicos.

No cabe duda de que la elección por una fuerza política de un personaje político que ya ha concurrido a unos comicios electorales se hace para obtener una aportación electoral que traspase el techo electoral de esa fuerza política. De ahí que los alcaldes se hayan erigido en unos bienes preciados. Esta estrategia ya fue empleada por el PSOE y ahora está siendo copiada fidedignamente por el PP, con el elocuente resultado que se pretendía, por lo que si antaño funcionó no debía existir ningún hándicap para que ahora no funcionara.

Pero esta estrategia que tan buenos resultados aporta puede convertirse en una contundente arma política arrojadiza, por cuanto, proyecta la imagen de haber nombrado alcaldes para candidatos a las elecciones generales por carecer de otros mejores y, el arma arrojadiza más destructiva, los convierten alcaldes a tiempo parcial que hacen realmente innecesaria su dedicación exclusiva y una remuneración acorde con este tiempo que en teoría dedicaban.

Por la dignidad de la clase política se hace necesario defender la dedicación exclusiva en los cargos públicos, en este caso de los alcaldes, máxime en un momento tan crucial por el que está atravesando España, cuando se nos piden sacrificios y nuestros representantes políticos asocian su cargo público a los dineros que perciben.

La lenta agonía de Usero

Iván Gómez
Periodista
 
Juan Carlos Usero, portavoz del Grupo Municipal Socialista y líder del PSOE de la capital, no dimitirá. No renunciará a su cargo, a pesar de la dimisión en bloque de quince de los 38 miembros de la Ejecutiva de la Agrupación Local, porque se ha marcado como objetivo llegar vivo al congreso que se celebrará tras las elecciones autonómicas de marzo. Así lo ha explicado a los 23 miembros que siguen a su lado, de momento, de los que algunos ya le han planteado -aconsejado- la conveniencia de que presente su dimisión.

En su partida de ajedrez contra una mayoría de la militancia que está buscando su renuncia, ya ha tenido dos 'jaques' que erosionan su imagen, la de la Agrupación y también la del PSOE de Almería. La dirección provincial es más que consciente del daño que está situación interna está causando a la formación, ante la inminente celebración de las autonómicas, y ha decidido no tomar cartas en el asunto a pesar de dejar claro al aún secretario general del PSOE de la capital que es necesaria una solución urgente.

El recién nombrado secretario de Educación, Formación y Empleo, Guillermo Yáñez, ha sido el último en abandonar el barco y ha durado horas en la Ejecutiva de Juan Carlos Usero. Su designación se produjo en la reunión del lunes por la tarde y a primera hora del martes entregó su renuncia al nuevo secretario de Organización, Pedro Lozano, que sustituyó al saliente Luis Miguel Parra.

Los miembros de la Ejecutiva Local, en su mayoría ligados a la anterior dirección del partido, sabe que la supervivencia de Usero es una cuestión de horas y confían, en una retirada a tiempo. La cascada de dimisiones no es el único motivo. La militancia está recogiendo firmas con el objetivo de llegar a las 400 con las que se tendría que convocar una Asamblea Extraordinaria de la que saldría una nueva dirección para la Agrupación Local.

Si la dimisión de Juan Carlos Usero llega antes, se nombraría una comisión gestora, al igual que ocurrió con el partido a nivel provincial, que designaría a los delegados para el Congreso Federal del PSOE y permanecería hasta después de las elecciones andaluzas del mes de marzo. Dos 'jaques' a Usero, que aguanta en silencio.

El PP y el PSOE de Albox siguen con sus dimes y diretes

Juan Folío
La Opinión de Almería

El Partido Popular de Albox y el Ayuntamiento socialista de Albox siguen enzarzados en una eterna batalla de dimes y diretes que empieza ya a aburrir hasta a las focas. Esta vez, la excusa ha sido el tema de los asesores municipales. Dice el PP que “si con su Asesor Oficial no le basta a José García para llevar al Ayuntamiento de Albox a la más absoluta “bancarrota”, José García desde que llegó al gobierno municipal cuenta con dos Asesores Externos, pagados con el dinero de todos los albojenses”.

Según las cuentas entregadas por la Intervención del Ayuntamiento, el Partido Popular calcula que José García se ha gastado más de 500.000 euros sólo y exclusivamente en asesoramiento e información jurídica, a lo que hay que sumar los gastos en procuradores y costas judiciales.

Para los populares, esta cantidad es desorbitada y mantienen que este gasto no ha contribuido a obtener ningún beneficio para los albojenses, ya que ese dinero se podría haber empleado en pagar a proveedores, pues esos asesores no tienen nada pendiente de pago.

Para el Grupo Popular albojense, el equipo de gobierno socialista, lejos de encauzar las numerosas subidas de impuestos y tasas municipales llevadas adelante por José García dentro de un plan de austeridad cuyo objetivo principal fuese el pago a acreedores, utiliza esta mayor presión fiscal a los ciudadanos para pagar contrataciones de asesores amigos. “Lo verdaderamente lamentable -afirma la portavoz del PP albojense, Inmaculada del Águila- es que el equipo de gobierno del PSOE sigue intentando engañar a los ciudadanos alardeando de ser un equipo de gobierno responsable y con un estricto plan de austeridad económica. Y sin embargo, la cruda realidad es que lo único que hacen es despilfarrar el dinero de los albojenses, pagando entre otros derroches, el sueldo de todos sus asesores amigos, y endeudando cada vez más a nuestro Ayuntamiento”.

El alcalde Albox no ha tardado en responder. Según García Navarro, el comunicado no aclara el periodo de tiempo exacto en el que, supuestamente, se hubiera producido dicho gasto teniendo en cuenta, en este sentido, que el PP ha tenido tiempo más que suficiente para elaborar un comunicado informativo con un mínimo de rigor. “Me sorprende la circunstancia de que los números 1, 2 y 3 del Partido Popular empleen tres o cuatro horas cada mañana de la semana pasada en el Ayuntamiento recopilando datos para la nota de prensa. Ésta ha sido la única labor que han desempeñado en esos días y encima se han equivocado.

“Tienen que deslindar los costes que se han devengado con ocasión de la tramitación de expedientes en los juzgados, encargados durante el gobierno del PP, de los que han sido encargados por este equipo de gobierno. De igual modo tienen que deslindar los costes que se han devengado con ocasión de la tramitación de expedientes en los juzgados, encargados como consecuencia de la herencia envenenada del caos urbanístico que dejó el PP, de los que han sido encargados por este equipo de gobierno. También deberían deslindar los costes en asesoramiento de los costes judiciales de abogados”. De hecho, el alcalde albojense puntualiza que “existen minutas de un solo asunto judicial, que es consecuencia de la gestión del Gobierno del PP, el cual supera el importe de lo que cobra un abogado de este consistorio en casi cuatro años por la dirección letrada en decenas de asuntos”. En concreto, José García ha recordado que la minuta más alta, que asciende a casi 50.000 euros, fue encargada por el Gobierno del PP.

“No sé si serán capaces de diferenciar estos datos, porque echando la vista atrás se aprecia que emplean una semana para hacer una nota de prensa con datos que no son reales. Pero, en cualquier caso, se sorprenderían bastante y callarían al darse cuenta de que el PP es el mayor responsable de los gastos que se han ocasionado”, ha argumentado el primer edil. De hecho, la contratación de dos abogados externos en el Ayuntamiento se debió, esencialmente, a la “herencia envenenada que nos dejó el PP”, cuyo contenido se centra en miles de viviendas en suelo no urbanizable y decenas de impugnaciones de asuntos judiciales por licencias de obra otorgadas. “Este Ayuntamiento hizo lo que tenía que hacer y en vez de contratar asuntos de forma individual a diferentes despachos de Almería, como lo hizo antes el PP, fue contratar la dirección de todos estos asuntos a dos abogados, con el objetivo prioritario de que el coste fuera menor”, ha señalado García Navarro.

Finalmente, José García ha expresado su interés por los asuntos que asesora la portavoz del PP de Albox. “Me gustaría conocer los asuntos concretos sobre los que asesora y habría que preguntar si es cierto que en cuatro años se va a llevar para adelante unos 150.000 euros por sus asesoramientos, sin que se sepa de qué asesora. Queremos que lo aclare y que lo explique, pues resulta sorprendente que alcance tal nivel de ingresos teniendo en cuenta su trayectoria laboral y profesional”.

Malos tiempos para la prensa

Teleprensa
Editorial

La crisis no es ajena al sector de la comunicación. Como lleva tiempo denunciando la Asociación de la Prensa de Almería, muchos son los puestos de trabajo que se han destruido en este sector, en gran medida motivado por el nulo apoyo que se está prestando a las empresas editoras para que realicen su trabajo. Algo no funciona bien cuando se recurre con tanta ansiedad hacia los medios de comunicación a los que se halaga porque son necesarios en una sociedad democrática, por el papel amplificador que realicen entre administrador y administrado y luego se les da la espalda con un “si te he visto no me acuerdo”. Y algo grave debe ser lo que sucede cuando quien administra no atiende a ningún criterio objetivo a la hora de repartir los fondos que destina a promoción en medios de comunicación.

Si eso ya de por si es grave, si quien administra “juega” a hacer favores y prostituir el papel de la prensa o del comunicante -porque no todo el que está en un medio es periodista aunque quiera imponer el criterio de reir las gracias a quien siente que le paga, toda una equivocación-, no lo es menos contratar un servicio y luego no pagarlo con la excusa de que no tengo dinero o esto lo he heredado y no estoy de acuerdo con ello.

Las deudas en un sector ya de por si precario -pocos de quienes han hecho dinero en el sector ha sido por los beneficios que éste le ha generado- no han hecho sino agravar más si cabe la situación de las pequeñas empresas periodísticas. Pero aunque pequeñas, tal vez habría que agudizar el ingenio y ver la manera de hacerse fuerte ante un atropello intolerable.

Una idea es tomar ejemplo de empresas de telefonía y bancos y crear ese listado de morosos bajo un gran epígrafe que diga: “Cuidado, mal pagador sobre todo si no le ríen las gracias”. Por aquello de que "cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar".

Ni pa pipas

Pablo Requena
Noticias de Almería

Si hay en nuestra provincia un ejemplo perfecto de hasta dónde ha llegado la crisis económica cuando no hace tanto era el arquetipo del dispendio y la fanfarria, ése es el Ayuntamiento de El Ejido. Sin entrar de lleno en la “Operación Poniente” hasta que hable la Justicia –que para mantener la tradición, sigue siendo lenta hasta la extenuación- lo cierto es que el consistorio gobernado hasta hace dos días por Juan Alí Enciso y sus presuntos 40 ladrones ha pasado de organizar festivales de música internacionales, obras de teatro y conciertos como el de los Rolling Stones (¿Los Rolling en Matagorda? Vamos, no me jodas) a no tener ni un mísero euro para las luces de Navidad de este año.

Creo que el dato habla por sí solo. Otro apunte curioso es que, a finales de los 90, El Ejido era uno de los municipios con el PIB más alto de España. En 2011, sólo habrá luces de Navidad en dos o tres calles y sufragadas por los propios comerciantes. El Ayuntamiento no pone ni al sireno, y no por falta de ganas, sino por falta de fondos. Si comparamos con Roquetas o Almería capital, ambas localidades se van a gastar lo mismo que el año pasado –más de 100.000 euros- en estos menesteres. Así que aquí no vale la excusa de la crisis económica mundial: lo de El Ejido responde a causas estrictamente locales y conocidas por todos. Aunque, si nos quedamos con el aspecto positivo, los ejidenses se van a ahorrar ese numerito del reno raptado y posteriormente localizado en un séptimo piso al que los capitalinos tuvimos que resignarnos el pasado año. Bien por ellos.

Como casi seguro que más de uno se muestra desdeñoso –por decirlo finamente- con el ejemplo de los ornamentos navideños y todo lo que esta época festiva conlleva, habrá que poner algunos más. Como que, hoy por hoy, la localidad ejidense aporta buena parte del 37% de parados que hay en la provincia, que su deuda municipal supera los 225 millones de euros, o que el motor de su crecimiento está pasando por sus peores días desde hace muchísimo tiempo. Obviamente, hablo de la agricultura, que no levanta cabeza ni a la de tres. Y del turismo en Almerimar mejor ni hablamos.

Quiero finalizar culpando de la ruina económica del Ayuntamiento de El Ejido exclusivamente a los que lo han gobernado durante tantos años con formas propias de Don Vito, a la par que recordando la increíble capacidad de trabajo, sacrificio, entrega y humildad de los ejidenses en general, que ni mucho menos se merecen una Casa Consistorial que no tenga ni para comprar una bolsa de pipas.

Nuevas dimisiones en el PSOE de Almería

Noticias de Almería
Redacción

Otras siete dimisiones le han sido presentadas al secretario general municipal del PSOE de la capital y portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento, Juan Carlos Usero, sin que éste reaccione. En cinco días ya son trece las dimisiones, de un total de 16 que estaban "confirmadas" ateniéndose al documento interno cuyo contenido difundió Noticias de Almería, y en el que se calificaba con una S o una N a quienes el secretario de Organización Luis Parra -que dimitió del cargo pero no de la Ejecutiva a raíz de esa información- entendía que podían ser favorable o contrarios a dimitir en bloque para forzar la creación de una gestora que apartara a Usero de la dirección.

La explicación dada por fuentes próximas a Parra de que ese documento en realidad era una lista de a quienes es había avisado para la reunión de la Ejecutiva se va revelando absurda. Precisamente todos los dimisionarios están con la S junto a sus nombres. En concreto María Isabel Guijarro Calvo, José Gallardo, Noemí Cruz, José Guerrero, Domingo Bonillo, Maria del Carmen de la Paz y María Prudencia del Castillo, se suman a Rafael Calvache, Antonio Fernández, Luisa Delgado, Pablo Viciana, Francisca Gutiérrez e Ignacio Ortega.

Juan Carlos Usero
Como ya indicó Noticias de Almería, en el documento mencionado la lista de nombre aparecía bajo el epígrafe "Extraordinario" que podría referirse a una posible asamblea de carácter extraordinario, y en ella algunos miembros aparecían con apellidos comunes cuando en realidad no son familia, pero eran agrupados así por su afinidad dentro de la organización. Así de los "Guerrero" han dimitido el propio José Guerrero, vicerrector de la Universidad de Almería, así como Noemi Cruz "Guerrero", José Gallardo "Guerrero" y Diego Bonillo.

Las nuevas dimisiones han tenido lugar en la Comisión Ejecutiva del PSOE de Almería capital que ha tenido lugar este pasado lunes, en la que se ha aprobado el nombramiento de nuevos responsables de la estructura orgánica, propuestos por el secretario general del PSOE almeriense, Juan Carlos Usero, la Presidencia de la Agrupación socialista queda en manos de Trinidad Sánchez López, la Secretaría de Organización en manos de Pedro Lozano (Presidente hasta ahora), la Vicesecretaría de Organización es para Antonio Castillo, la Secretaría de Ideas para Javier Menezo, la de Cultura para María del Carmen Ortiz, la de Cooperación e Integración para Josefa García Rubio, la de Comunicación para Joaquín Jiménez Segura, la de Educación, Formación y Empleo para Guillermo Yánez, la de Juventud para Anyes Segura, y la de Desarrollo Sostenible para María del Mar Lara.

Juan Carlos Usero ha señalado que "la prioridad en estos momentos es empezar el trabajo de cara a las elecciones autonómicas de Marzo, en la que todos los militantes socialistas almerienses van a dar lo mejor de sí mismos para colaborar en la elección de José Antonio Griñán como presidente de la Junta de Andalucía".

El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, declaró este pasado fin de semana que la reunión de este lunes se iba a celebrar con "total normalidad", y que "Cuando toque el momento de renovar la agrupación municipal se abordará el tema, ahora lo que toca es concluir los mandatos que tienen cerrados los órganos del partido al servicio de los ciudadanos". Además añadió en relación a lo ocurrido la semana anterior que Sánchez ha subrayado que "son temas que no tienen nada que ver, que pueden surgir en cualquier organización en un momento puntual y que, en el momento que surgen, se abordan y se resuelven". "No hay posibilidad de que vaya más allá de lo que ha pasado en la agrupación municipal" aseguró.

El objetivo de los que estaban dispuestos a dimitir era forzar que Usero dimitiera voluntariamente de su cargo de secretario general, o bien que la Ejecutiva quedara disuelta a abandonarla más de la mitad de sus miembros. Finalmente esta estrategia fue bloqueada desde el PSOE-A, que prefirieron no meter a la principal agrupación socialista de la provincia en un proceso que les dejaría sin representación en los próximos congresos, pero aun así se produjeron seis de las 16 dimisiones previstas según el documento interno. Usero se resistió a dimitir y el lunes volvió a mirar para otro lado cuando fueron siete más los que dejaron la Ejecutiva.

Nueva amenaza de ladrillo junto al parque natural Cabo de Gata-Níjar

Marta Soler
Corresponsal de El País

La amenaza medioambiental sobre el entorno del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar persiste pese a la proclamación de políticas y medidas de preservación del patrimonio natural que, finalmente, las Administraciones no llegan a cumplir. El último proyecto conocido que lastraría la imagen del Parque y que cuenta con el beneplácito de la Consejería de Medio Ambiente es el que promueve el Ayuntamiento de Níjar en la zona del Nazareno, que linda con el Parque Natural.

En un espacio de 230 hectáreas verdes el Consistorio y una promotora del grupo OHL planean construir 1.000 viviendas, 2.500 plazas hoteleras y un campo de golf de 27 hoyos. El proyecto ha sido aprobado inicialmente por el Ayuntamiento de Níjar. Su alcalde, Antonio Jesús Rodríguez (PP), ve en la zona un "potencial turístico" y lo quiere aprovechar. "España se recuperará y nosotros queremos tener todos los pasos dados para cuando haya interés real, Níjar tenga todo su trabajo realizado". De hecho, el regidor nijareño cree que en 14 meses se podría colocar el primer bloque de hormigón en el Nazareno de no existir obstáculos en el camino.

Los colectivos conservacionistas ya han anunciado que presentarán alegaciones a una iniciativa que plantea "un modelo de ciudad difusa" y que, además, "elimina la zona de amortiguación natural en el Parque y aumenta el consumo hídrico", en opinión de Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM) y Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Por otro lado, no descartan que la "especulación" sea el objetivo del proyecto que camina sobre alfombra roja en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Almería (POTAUA). "No van a hacer nada, por lo que no se va a crear ningún puesto de trabajo, y es probable que sirva para lavar dinero negro" expresan conjuntamente las asociaciones conservacionistas, quienes auguran que "lo único que conseguirán por el momento, si es que lo hacen, es subir el precio del suelo, al tiempo que intentan acceder a dinero público", a través de una subvención o mediante la creación de infraestructuras.

La amenaza en el entorno del Parque en terreno nijareño también incluye el proyecto en La Boca de los Frailes donde el Ayuntamiento de Níjar pretende construir una urbanización de 480 viviendas. "Tenemos que sentar las bases para el futuro de Níjar, que se genere empleo y riqueza", justifica el alcalde, mientras las organizaciones ecologistas no descartan poner ambos proyectos en conocimiento del Ministerio de Medio Ambiente y de la Unesco.

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es Reserva de la Biosfera y eso conlleva que debe permanecer libre de atentados en su entorno, una cuestión en la que los agentes implicados no se ponen de acuerdo y el devenir aporta muchos ejemplos. El más claro y aberrante es la construcción del macrohotel en la playa de El Algarrobico, en Carboneras, pero los atentados también se cometen en la periferia del Parque Natural, un suelo que debía ser igualmente protegido y no solo por una cuestión paisajística.

Entre Níjar y Almería capital, municipios vecinos hacia levante, se proyecta la construcción de tres campos de golf con sus correspondientes urbanizaciones de ocio y residenciales, y todo en los límites con el Parque Natural. Además del campo del Nazareno, en Retamar, en los terrenos de Hoya Altica, la Junta de Andalucía no ha puesto obstáculo a otro campo de golf y a un resort con 1.800 viviendas, hoteles y otros servicios contra los que se han presentado nueve alegaciones en el período de exposición pública. El tercer campo de golf lleva la firma de la Consejería de Turismo y Deporte. Se trata de una Escuela de Golf en El Toyo, en la capital -donde ya existe un infrautilizado campo de golf- al que el consejero Luciano Alonso se refirió por última vez en mayo. Entonces, anunció que las obras comenzarían en cinco meses.

Debate oportunista

La ecología aún tiene que superar algunos prejuicios antes de calar hondo en las mentes de los ciudadanos. Se enfoca (interesadamente) como una actitud respetable en épocas de bonanza y sacrificable cuando tocan mal dadas. La ecología se reduce bajo este prisma a casi un ejercicio de capricho y se elude contemplarla como una actitud vital, como una opción necesaria y urgente ante la vida y todos sus aspectos, incluido el desarrollo económico.

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es uno de los mejores ejemplos que existen en Andalucía de todo esto. El Algarrobico, los planes para Los Nazarenos y una infinidad de medidas y proyectos de los políticos locales y autonómicos se escudan en la supuesta creación de puestos de trabajo y demás beneficios en general para recortar protección a la única y verdaderamente irremplazable riqueza de la zona: su valor ecológico.

Los Reyes Godos del PSOE

Miguel Martín
Teleprensa

El PSOE ha sido protagonista nuevamente de un intento de “golpe de Estado”, en este caso fallido, para intentar arrebatar la secretaría general de la Agrupación Local de Almería a Juan Carlos Usero, quien ha logrado mantenerse al frente de los socialistas capitalinos, no por falta de ganas de algunos, sino por la falta de acuerdo entre los distintos “conspiradores” en el reparto de poder que hubiese seguido a la dimisión forzosa de Usero.

La Ejecutiva local del PSOE de Almería cuenta con 38 miembros. Para su disolución es preciso que dimitan la mitad más uno de estos. Finalmente, únicamente hubo seis dimisionarios (Rafael Calvache, Antonio Fernández, Luisa Delgado, Pablo Viciana, Francisca Gutiérrez e Ignacio Ortega) voluntarios y otro obligado por las circunstancias (el secretario de Organización Luis Miguel Parra) por la “difusión de un documento con el listado de los miembros de la Ejecutiva que por error se ha difundido y publicado sin el conocimiento ni la autorización de los miembros de la Ejecutiva”.

Esa fue al menos la explicación oficial ofrecida por el comunicado remitido por el PSOE, claro. Pero a veces parece que en esto de la política las conspiraciones bizantinas están al orden del día, con una “mortalidad” de sus representantes cercana o superior a la de los Reyes Godos (recuerden que sólo 15 de 33 monarcas murieron en la cama).

La cosa no es tan sencilla como se quiere hacer ver, por mucho que el propio Usero restase importancia a estos movimientos desde el minuto cero, o que el secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, quiera dejar el asunto en una cuestión local. Lo cierto es que las distintas “familias” socialistas mantienen en la capital un pulso similar al que se vivió hace unos meses tras la disolución de la Ejecutiva Provincial y la marcha del llamado “Clan de Cuevas”, encabezado por Martín Soler y Diego Asensio.

Como se ha dicho, fueron seis los dimisionarios, sí; no obstante, horas antes otros miembros de la Agrupación manifestaban tener redactado y firmado el documento por el que renunciaban a su puesto, a falta “únicamente de que sea aprobado por la Ejecutiva”. Fallaron las negociaciones, puesto que se establecieron conversaciones para intentar asegurar la presencia de personas afines a estos sectores en la gestora que debería haberse formado tras la infructuosa disolución de la Ejecutiva Local.

Llegado a este punto, algunos de los próximos al “Clan de Cuevas”, presentes en la Ejecutiva, manifestaron tras la victoria de Usero que no es que lo quieran al frente del PSOE en la ciudad de Almería, pero que lo que no querían era que su derrocamiento viniese de manos de la Ejecutiva Provincial, en lo que parece un nuevo intento de enmierdar (perdón por la expresión) a la nueva voz oficial del PSOE, con un José Antonio Griñán como objetivo de fondo.

Miren, no sé si los movimientos de los que se ha acusado, con o sin razón, a Parra, procedían de Griñán, Recio o Sánchez Teruel. Desconozco a su vez si fueron otros los instigadores de esta intentona, si ha sido todo una operación para quitarse de en medio a otras personas distintas a Usero, o si es que los Reyes Godos se han reencarnado realmente en los políticos de nuestros días, que también podría ser. Lo que sí sé, es que esto no ha sido algo que ha surgido así como así.

Asimismo, podría añadir que una vez lanzado el órdago, otros se sumaron a las peticiones de disolución, con uno u otro fin, sin duda, pero lo hicieron. Grupos más o menos jóvenes, con manifiestos propios, expresaron su malestar por los resultados obtenidos en Almería en las últimas convocatorias electorales; todos señalan y evidencian que algo está fallando, aunque, bien es verdad, que no sea todo culpa de la Agrupación Local, sino de esos particulares Reinos de Taifas creados en el seno del PSOE (porque es del que hablamos, que eso pasa en todos los partidos), en los que la ayuda no se presta desinteresadamente, sino que siempre tiene un precio.

Pasó lo que tenía que pasar

Antonio Medina Guevara
Escritor

El PP ha barrido en toda España, excepto en los dos lugares que desde siempre se ha mostrado como enemigo: Cataluña y el País Vasco. Como simpatizante, que no militante, del PSOE, he de decir que me alegro mucho a la vez que siento una gran pena.

Me alegro, porque después de las tristes actuaciones de un partido que se dice de base y que solo se ha dedicado a salvaguardar a bancos (o mejor dicho, a cajas de ahorros, que es donde mandaban y mandan los políticos) , grandes patronos y a su gran base profesional de políticos, era de justicia que sufrieran un varapalo como el que han recibido.

Y siento pena, porque presiento que con el PP será más de lo mismo. Luego vendrán estudiosos, analistas, sociólogos y demás “currantes” de la ilógica, e intentarán analizar el desastre… ¡Con lo fácil que es….!

Si en vez de dedicar el tiempo (bien pagado, por cierto) en hacerlo todo incoherente lo hubieran dedicado a apoyar a la pequeña empresa, a lo autónomos, al campo; en definitiva, a la creación de empleo, ahora, quizá, otro gallo nos cantaría y les cantaría.

¿Pero que pasa o pasará…? Pues me temo que nada.

No pasará nada porque los nuevos solo tienen en mente lo que los anteriores: salvaguardar los intereses de los que les premian, conservar (el que pueda) su puesto… ¡y luego Dios dirá!

Mal lo tenemos. Entre unos y otros han retrasado hasta la imbecilidad más absoluta la vía principal de comunicación de España con Europa y fuente de riqueza para casi la mitad de los españoles… Eso sí, se han encargado de que hasta en sitios por los que solo transitan cabras e intereses ya tengan AVE que al poco tienen que anular.

Y me pregunto: ¿Es que no hay en España personas capacitadas para dirigirnos? ¿Es que los intereses de unos pocos han de estar sobre el interés general? ¿Es que hay que esperar a que nuestros hijos vean (si ven) personas responsables y honestas dirigiendo este país, que era la “locomotora de Europa?

Espero que no. Que nosotros también veamos que este, nuestro país, vuelva al sentido común y sea gobernado por personas capaces. Eso esperamos muchos, pero por si acaso… ¡Que Dios nos coja confesados!

El PSOE, ante el espejo

Javier Menezo
Militante socialista
 
Nunca ha dependido tanto el PSOE andaluz de si mismo como lo va a hacer en las autonómicas. No sólo porque será la segunda vez que se celebran separadas de las generales, sino por los resultados del 20N. EL PP superó a los socialistas en 9 puntos, la mayoría absoluta. Este resultado revela que no se ha producido un trasvase importante de votos PSOE al PP y que muchos votantes socialistas parecen aún reacios a pasarse al PP, prefiriendo otras opciones o la abstención. Así, el PSOE se encuentra con que si la diferencia hubiera sido la misma que en las municipales, 7,5 puntos, podría haber estado más o menos tranquilo, se trataría de gestionar bien de aquí a marzo y confiar en una alianza con IU para seguir gobernando. Si la diferencia hubiera sido de 12, también podrían estar tranquilos, pero porque se ha producido ese trasvase de votos y dar la Junta por perdida.
 
Los resultados de las autonómicas serán consecuencia de cómo se gobierne y sobre todo de cómo actúe el socialismo andaluz. Sus votantes esperan liderazgo, mirar hacia la sociedad y no hacia el interior de sus sedes. Para ello se requiere unidad. La unidad de personas que comparten un mismo objetivo, no la de un ejército que obedece sin más temiendo un castigo o esperando un ascenso. Lo que haga cada provincia influirá en el resultado total y así llegamos a Almería.
 
¿A que se dedica el PSOE local? Estas han sido sus primeras elecciones como secretario general, así que Sánchez Teruel ya puede formarse una imagen de los mimbres que cuenta para hacer el cesto. Ha podido ver a todas esas personas que, aún sabiendo que los resultados no iban a pintar bien, se esforzaron, colaboraron, acudieron a actos, divulgaron el programa y fueron un ejemplo de apoyo desinteresado a unas ideas y unos valores, en los que siguen creyendo: la solidaridad, la defensa de los servicios públicos, la igualdad. A esos y a los miles de votantes socialistas es a los que el secretario general debe algo: debe presentarles un partido dispuesto a trabajar y a ser ejemplo de coherencia, donde se valore el esfuerzo y la capacidad para servir y no para servirse, donde se ofrezca participación y no recompensas.
 
No se fíe de quienes no pueden superar rencores antiguos o nuevos, de los que nada hicieron hasta que llegaron los suyos o nada harán hasta que los suyos vuelvan, de los que siguen envueltos en polémicas guerracivilistas, de los que miran con recelo a otros militantes, de los que controlan con quién te sientas en los mítines o de los que piensan en el partido como una agencia de colocación. Y, si me permite, le diré lo mismo que Maquiavelo: la primera decisión que debe tomar un príncipe es rodearse de personas capaces y leales. Si lo hace así se le tendrá por sabio porque los eligió capaces y los mantuvo leales. En caso contrario se le tendrá por poco prudente porque falló en la primera decisión importante.

Almería-Barcelona, más lejos

Iván Gómez
Periodista

Evolucionan las comunicaciones y las infraestructuras año tras año y las ciudades se acercan. Menos horas para las mismas distancias. Menos precio y más frecuencias. Sin embargo, la segunda ciudad más grande del país, la capital de Cataluña queda cada día más y más lejos, con menos frecuencias y viajes de odisea. El aislamiento entre Almería y Barcelona es una consecuencia de los reajustes que se han acometido en los últimos años principalmente en el modo aéreo y ferroviario, a la espera de poder romperlo en el horizonte de 2020 con la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo.

Mientras tanto, Almería sigue siendo una de las provincias peor comunicadas del país por tren, sin conexión con el Levante o la costa andaluza. Atendiendo a no se sabe qué criterios, Renfe está contribuyendo al aislamiento y su última decisión ha sido eliminar la ruta directa con Barcelona. Si la línea García Lorca, operativa solo tres días a la semana, era de las más lentas del país haciendo inevitables las doce horas de viaje frente a las seis y media que tiene el trayecto a Madrid en Talgo, ahora habrá que añadir casi una hora más porque es necesario un transbordo en la estación de tren de Linares, espera vinculada a la llegada del Alaris procedente de Sevilla con dirección a la ciudad condal. Es un retroceso más en las comunicaciones ferroviarias de la provincia que se suma a un sinfín de agravios históricos que se remontan a la supresión en enero de 1985 de la línea entre Guadix y Almendricos, con la que se hacía posible la vertebración del Levante con Andalucía, y a la del tren nocturno a Madrid, más conocido como Estrella, pese a las reivindicaciones de los agentes sociales, políticos y empresarios de la provincia. El tren nocturno, también conocido como Expreso, fue eliminado en 2001 a cambio de dos talgos diurnos que siguen funcionando a día de hoy y que parten de Almería a las siete de la mañana y cuatro de la tarde con un trayecto aproximado de entre seis horas y veinte y seis horas y cuarenta y cinco minutos.

Los vuelos también dificultan el enlace con Barcelona. De llegar a tener hasta tres frecuencias -dos este verano- al día, se ha pasado a solo una. La filial de Iberia, Air Nostrum, deja un vuelo que parte a las diez y cinco de la mañana de lunes a sábado y ninguno, en ida, los domingos. Limitación que se añade a la presupuestaria porque el billete para ir a la ciudad condal este viernes y/o sábado no bajaba de los 182 euros solo en la ida. Eso sí, la compañía mantiene la línea que otras tuvieron que dejar en su día por la preocupante falta de rentabilidad, como Spanair o Spanair, a pesar de ser la segunda/tercera conexión más importante del Aeropuerto de Almería. Teniendo en cuenta que el vuelo de Air Nostrum se realiza con un CR2 que tiene 50 plazas, la ruta ofrecerá aproximadamente 1.350 asientos por sentido cada mes.

Entre las nuevas aerolíneas que se podrían instalar en el aeródromo de El Alquián ha sonado en las últimas semanas Helitt, un proyecto empresarial que se ha centrado inicialmente en explotar la línea Málaga-Melilla con una frecuencia diaria y que ha pensado en Almería a medio/largo plazo. Por último, las líneas de autobús existentes entre las dos ciudades tienen un precio medio de 65 euros el billete solo de ida y de 125 euros cuando se incluye la vuelta. La empresa Alsa dispone de tres salidas diarias en horarios de mañana, tarde y noche y el trayecto puede variar, en función de las paradas, entre las doce y catorce horas de duración. El Corredor Mediterráneo será la salvación de una conexión Barcelona-Almería que sigue anclada en el siglo XX. El futuro de las comunicaciones entre ambas pasará por el AVE.

La Diputación, garantía de futuro

Javier Aureliano García
Vicepresidente de la Diputación de Almería

La provincia de Almería celebró ayer, domingo, su Día en el transcurso de un acto institucional y emotivo celebrado en el municipio de La Mojonera, una de las localidades con más empuje y proyección de toda Almería. Para ello, la Diputación Provincial congregó a almerienses de todas las comarcas para festejar el hecho de sabernos y sentirnos legítimamente orgullosos de haber nacido o estar viviendo en Almería.

Y es precisamente en actos de este tipo donde cristaliza el papel de la Diputación Provincial como elemento de cohesión y desarrollo de todas las comarcas almerienses unidas en el horizonte común de formar parte de una provincia, andaluza y española, que trabaja y convive armónicamente y que quiere volver al camino de la recuperación del empleo y la generación de riqueza y bienestar para todos.

En el acto, el presidente Amat reconoció públicamente la labor de destacados almerienses que, en sus diferentes ámbitos de responsabilidad o trayectoria, consolidan y acrecientan el prestigio de la provincia de Almería y los almerienses en su conjunto. Personas como el empresario Francisco Martínez Cosentino, el deportista Juanjo Salvador, la ONG “Proyecto Hombre” y el genial guitarrista “Tomatito”, perfiles todos ellos que trazan las coordenadas de una Almería que crece, que progresa y que crea.

Pues bien, en una nueva muestra de su creciente desconexión con la realidad, hay que decir que este acto no habría podido celebrarse si gobernase el PSOE, porque ya saben que los socialistas querían suprimir las diputaciones de toda España ahora que los ciudadanos les han dicho que dejen de gobernarlas. Difícilmente podría contemplarse un gesto o propuesta más sectaria que la de suprimir las administraciones de las que te desaloja el voto libre y democrático de los ciudadanos. Pero así entiende el PSOE sus relaciones con el poder: o mandamos nosotros o no puede mandar nadie más.

Afortunadamente, la Diputación de Almería vive ahora un momento de ilusión y confianza, centrada en su misión de servir de estímulo y apoyo al desarrollo de numerosos municipios que, de haberse hecho realidad el sectario proyecto de los socialistas, se verían abocados a un futuro incierto. Y es que la Diputación de Almería ha dejado de ser el escenario de maniobras partidistas y turbias que a todos nos abochornaron, para recuperar el sentido del servicio y la atención a los municipios de toda Almería, separando el color político del municipio de sus necesidades y problemas.

Ese es el presente de la Diputación y así queremos que siga siendo en el futuro. Almería y los almerienses no necesitan instituciones que se conviertan en laboratorios de poder y favores, sino en organismos competentes y capaces, en los que se trabaje de verdad por todos los almerienses. Esa Diputación del pasado, la de los escándalos, los derroches y los excesos que todos conocimos con pesar, ha sido suprimida no por la voluntad interesada de un partido, sino por el voto responsable de los almerienses. Y es que en democracia no vale romper la baraja cuando las cartas no son las esperadas.

Mi compromiso, el del resto de los diputados populares y el de nuestro presidente, Gabriel Amat, es seguir trabajando duro para que la Diputación Provincial de Almería sea un referente de eficacia, rigor y capacidad de servicio para todos los almerienses de todas las comarcas. Creo que para Almería es muy bueno saber que tiene y va a seguir teniendo en su Diputación Provincial una herramienta con la que labrar un mejor futuro para todos.

Paisaje para después de la victoria y la derrota

Pedro M. de la Cruz
Director de La Voz de Almería

Cuando en la noche del domingo aún no habían terminado de contarse las papeletas para elegir a los futuros senadores -un tiempo inútil: el resultado ya se sabía (y, total, para qué sirve el Senado)-, PP y PSOE, el triunfador y el derrotado, las dos caras de la noche, ya habían comenzado la campaña andaluza. bLa política tiene sus ritmos, los políticos sus urgencias y unos y otros habían dejado claro desde hacía meses que el 20N era el partido de ida de una eliminatoria en la que se juega, no quién gana, sino si el PSOE queda laminado y para años.

Desde que Zapatero, en una más de sus ocurrencias, anunció con cuatro meses de antelación la fecha del 20N -¿por qué no convocó las elecciones para principios de octubre, ahorrando así al país sesenta largos días de rumbo perdido en medio de la tormenta y ahorrándose (a él mismo) una agonía tan amarga?-, desde aquel julio del anuncio y aún antes, se sabía que la incertidumbre del resultado electoral no estaba en quién ganaría, sino en hasta dónde llegaría el PSOE en su caída.

Confirmada la certeza del triunfo abrumador de los populares y de la derrota estremecedora para los socialistas, la duda se sitúa ahora en quién será el futuro presidente andaluz; no en quién ganará las elecciones, sino en quién ganará el poder. La victoria del PP ha supuesto un terremoto de grado 9 en la escala Richter de la política andaluza. Nueve puntos de diferencia entre populares y socialistas en Andalucía que sitúan a Arenas a un paso del Palacio de San Telmo.

En marzo el político andaluz vivirá su llegada a la tierra prometida después de treinta años de éxodo por el desierto autonómico o sufrirá su cuarta caída camino del calvario. No hay, no cabe otra posibilidad. Rajoy lo sabe. Como sabe que no es con la estrategia escrita en el antiguo testamento de Aznar con el que, los dos, alcanzarán la tierra prometida. La obstinación aznarista por el radicalismo ideológico nunca encontró en Andalucía un territorio propicio. La intransigencia, a veces santa por su vinculación con las posturas más conservadoras de la jerarquía católica, no es un mensaje de fácil cultivo en una tierra en la que nadie cree en el apocalipsis y menos en sus profetas y en la que las penas se lloran cantando. Este radicalismo dialéctico y conceptual no ha sido el único obstáculo para que el PP llegara al poder en Andalucía; hay muchos, muchos más, pero sí ha sido un gran aliado para los que querían permanecer en el. Eso lo sabe Arenas. Y lo sabe Rajoy.

Quien espere una campaña basada en conceptos ideológicos sobre el centralismo antiautonómico, el aborto como pecado, los gays como pacientes de una enfermedad a curar o las células madre como una investigación diabólica para romper la voluntad de Dios, es que está instalado aún en el antiguo testamento del aznarismo. El PP va a estructurar su mensaje- lo lleva haciendo meses- en la economía, madre de todas las batallas, y en el paro, su hijo predilecto. Sabe que ahí son invulnerables- el 30 por ciento de paro es dinamita contra el PSOE- y de ahí no se va a mover. Lo demás, todo lo demás, sólo les interesa al fondo sur de la derecha extrema y esa feligresía está tan asegurada que sólo hay que alimentarla con algún tonto de partido y algún predicador de TDT.

El congreso de febrero será una exhibición de moderación, una ostentación, tan sincera como diseñada, de unanimidad, una manifestación colectiva de respaldo a Arenas como el enviado de Rajoy en Andalucía. El PP de Rajoy ha doblado el cabo de las tormentas ultramontanas y sabe, bien que sabe, que ahora lo que preocupa a los andaluces es la crisis. Por eso se eligió Sevilla para un acto electoral que durará tres días. Como durará tres noches el congreso previsto por el PSOE, también en febrero, también en Sevilla y con una semana de antelación. El cambio del ciclo horario es premeditado. Porque mientras los populares airearán al sol de la mañana la unanimidad sin fisuras que siempre se construye sobre la llegada al poder, los socialistas aprovecharán la penumbra nocturna para recorrer el laberinto

Almería debe hacérselo mirar

Manuel León
Redactor-Jefe de La Voz de Almería

Menos luces que sombras en este retrato de la sociedad y la economía almeriense del último lustro. A tenor del Informe Socioeconómico de 2011 de La Caixa, uno de los más rigurosos que se publican en España, Almería se mantiene como ‘madre de la vida padre’: funcionan bien los bares, se venden vehículos, aunque con altibajos, siguen llegando turistas, aunque más de Carrefour que de cenas vsrsallescas.

Con el reloj del tiempo en la mano, cuando se iniciaba este análisis, la provincia saludaba 2006 con la ley antitabaco, dando los fumadores las últimas caladas a los cigarrillos en bares y restaurantes; con el reto del AVE, las comunicaciones aéreas y la Autovía A-7 (en eso no hemos cambiado); y con la especulación inmobiliaria en torno al Toyo, Bahía de San Miguel o las zonas costeras del Levante en plena ebullición.

Pero se acabó la fiesta cuando parecía que no tenía fin, como en las grandes veladas sociales del Gran Gatsby en la orilla Oeste de Nueva York. Almería, ahora, con esta fotofinish en la mano solo ofrece grisura. No invita a soñar, por mucha dosis de optimismo voluntarista que se quiera añadir al enjuague bucal contra la hiel.

Lo más angustioso -no hace falta ser Galbraith para verlo- es la profunda fosa de paro: no hay otra provincia europea con un nivel de desempleo de tal calibre (35 % y más de un 40 % de paro juvenil). Solo se sostiene sin caer en las barricada por el proverbial gen latino del apego, por el valor de la familia, por las ‘mías mammas’ que con sus pensiones y pucheros ayudan a sus hijos en paro casi crónico.

Y no parece que sea cuestión de formación: Almería tiene ante sí la generación más preparada de su historia, con más titulos universitarios colgados en la pared, la que habla más idiomas, la que más ha viajado. Y sin embargo, la que menos empleo ofrece a esas legiones de alumnos que salen de las aulas a hacer cola en Altamira o en Hermanos Machado. Es dudoso que cualquier graduado, que obtuvo con prestancia un empleo en los 70 o en los 80, tuviera mayor nivel de preparación que los sanscoulottes actuales, matriculados en interminables másteres y postgrados, no por convencimiento sino como una huida hacia delante.

Murcia tuvo pinchazo inmobiliario, Málaga, Alicante y así toda España y Occidente entero. Pero ninguna otra tierra está sufriendo en sus carnes esa afrenta del 35% de gente que no hace nada porque no hay donde hacer.

Almería espera al nuevo gobierno

Miguel Cárceles
Periodista
 
El Partido Popular va a llegar al Gobierno con la mayor de las papeletas que jamás haya tenido un partido en la historia del país: sacar a España del agujero en el que se encuentra inmersa. Hacerlo cuanto antes. Y todo ello, con una limitada soberanía sobre la economía después de que la inclusión del país en la moneda única haya atado de pies y manos la actuación en ciertas políticas monetarias y fiscales cuyo poder de decisión fue trasladado a Bruselas (sede del Gobierno de la UE) y a Francfort (sede del Banco Central Europeo).

Obras del AVE en Almería

Pero aparte de esa enorme papeleta, el que hasta ahora era el principal partido de la oposición y, por lo tanto, al que le tocaba el papel de azote del Gobierno, midiendo tiempo e inversiones, tendrá también que demostrar que todo aquello que hasta ahora criticaba con dureza, tiene otra forma de echarlo adelante. Que se acabaron aquellos elementos de crítica: falta de inversiones, dilación en los plazos u olvido en los proyectos.
 
Durante los siete años y medio de Gobierno socialista, los diputados populares, todos ellos revalidados al frente de su escaño en Madrid -y a los que se ha sumado el hasta ahora senador Jesús Caicedo- han ido midiendo tiempos y dinero, día tras día y euro tras euro. Ahora asumen la responsabilidad de gobernar. Y encontraran al frente al PSOE, el partido que hasta ahora tenía la responsabilidad de echar para adelante los presupuestos y de ejecutarlos, de solventar los problemas de Almería -algunos de ellos, de carácter histórico- para recordarles que ahora son ellos los que gobiernan.
 
La gran mayoría de los retos que se plantean para el nuevo ejecutivo tienen que ver con infraestructuras. Y entre ellas, ferrocarriles y carreteras con especial significación. En mayo de 2010, cuando la crisis comenzó a adquirir la crudeza que ha demostrado en los últimos meses, el PP se mostró completamente en contra de que la tijera entrara precisamente ahí, en la obra pública. El cabeza de lista del PP al Congreso, y desde la noche del domingo, diputado electo, consideraba entonces como un «despropósito» el recorte en obras públicas, especialmente si este recorte se aplicaba a dos infraestructuras primordiales para la provincia, el AVE y la A-7 -no sólo según la argumentación de los populares, los socialistas también las consideran los principales retos a corto plazo-. «Reducir las inversiones productivas es la antesala de la creación de más paro», indicaba entonces Hernando. Ahora, su partido afronta el Ejecutivo con la misión de cumplir con la rebaja en el déficit público como principal objetivo del mandato. O al menos, como medida transversal que, probablemente, afectará a todo cuanto se decida. Sea como fuere, cuando en algunas semanas el PP tome el relevo oficialmente al Gobierno encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero, la papeleta almeriense pasa principalmente por ahí, por la obra pública, por las infraestructuras como elemento de desarrollo económico. Ligado, obviamente, a la rebaja en las cifras de desempleo que convierten a Almería en el paradigma de la crisis: pasando de un paro casi testimonial a otro que se sitúa en el vagón de cabeza del desempleo estatal.
 
Según la última oleada de la Encuesta de Población Activa, Almería cuenta con 123.400 desempleados entre su población, frente a los 226.200 almeriense que actualmente tienen un empleo. Es decir, la población activa que a día de hoy continúa buscando un empleo es de un tercio del total de los almerienses que están en condiciones de trabajar.
 
Frente a eso, algunos sectores económicos reclaman inversiones y medidas que permitan continuar creando empleo. No sólo mediante la obra pública -por ejemplo, la pronta culminación del corredor mediterráneo aportaría una mayor capacidad logística a un menor coste para los exportadores-. También mediante medidas políticas. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la nueva Política Agraria Común, la PAC. La propuesta comunitaria beneficia a las grandes extensiones cultivadas y perjudica al sistema Almería, el más productivo en base al terreno cultivado. Sólo una postura clara y firme defendida con alianzas sólidas y de peso en el marco de la Unión Europea puede hacer cambiar la postura que mantiene la Comisión respecto del futuro agrícola del continente.
 
Donde, en principio, no debería de haber problemas es en la ejecución de los proyectos en los que finalmente se ha optado por el consenso. El AVE a Murcia es un proyecto que han defendido todos los grupos políticos. Y también el soterramiento. En los últimos ocho años de Gobierno municipal del PP, el soterramiento ha sido una maza firme con la que los populares han atizado al Ejecutivo. Ahora, con su partido al frente del Gobierno estatal debería de haber menos disensión a la hora de echar el pie al frente y comenzar las obras en el menor plazo posible.
 
Es una papeleta heredada a la que también ha colaborado el férreo seguimiento de los diputados de su partido durante el periodo de más de siete años en el que han permanecido en la oposición. Proyectos estos básicos para el desarrollo social y económico de la provincia que esperan a que les llegue el turno. La decisión, no obstante, recaerá sobre el futuro ejecutivo que lidere el popular Mariano Rajoy. Y sin necesidad de pactos, será su partido el que reordene las prioridades y recomponga las agendas. Almería espera hasta entonces que le llegue su turno.

El PSOE intenta evitar el KO de marzo

Lourdes Lucio
Periodista

"Hay béticos que van al campo a animar aunque digamos que vamos a perder 10-0. Luego están los béticos que siguen el partido por la radio; los que leen el resultado al día siguiente; y aquellos a los que no les gusta el fútbol, pero simpatizan con el Betis". Esto no es una crónica deportiva sino la descripción de un dirigente del PSOE de cómo han afrontado los militantes socialistas andaluces la campaña electoral, convencidos de que hiciera lo que hiciera su candidato iba a perder por la mala gestión de la crisis económica.

Lo que no sabían era la magnitud de la derrota. En Andalucía, 11 diputados y 751.000 papeletas. La segunda debacle en seis meses, tras las municipales del 22 de mayo. La segunda victoria del PP en su historia en Andalucía y a las puertas de las elecciones autonómicas. Ahora, el PSOE intenta evitar perder por KO definitivo en marzo del año que viene. Será la tercera confrontación electoral en 10 meses.

Para lograr ese objetivo, lo primero que está haciendo su secretario general y candidato a la presidencia de la Junta, José Antonio Griñán, es convencer a los suyos de que pueden recortar la distancia de nueve puntos que les aventaja el PP y seguir gobernando en Andalucía a partir de 2012 y con apoyo de Izquierda Unida. Ganar se considera inalcanzable. Sin esa terapia inicial, de crear un estado de ánimo interno de que es posible lo que muchos consideran imposible, el PSOE no va a ningún lado, dicen los socialistas. Es lo que está haciendo Griñán cuando afirma que en Andalucía han sacado el resultado menos malo de España y al exprimir los datos electorales, bordeando a veces el ridículo. "Nuestra representación en el Congreso era del 21,3% y ahora del 22,7%. La presencia va a ser mayor en porcentaje", dijo el lunes tras analizar el varapalo con su ejecutiva.
 
Otro de los ingredientes básicos es que no haya conflictividad interna, algo que está por ver ya que la elección de delegados al congreso federal dará pie a que se presenten dos listas en algunas provincias. El PSOE andaluz es un partido con una crisis latente y si no ha saltado -aunque sí ha habido explosiones- ha sido por las sucesivas convocatorias electorales. Hay conflictos provinciales y locales en muchas agrupaciones y el acuerdo al que parece que ha llegado Griñán con los secretarios generales es el de no agresión mutua. El de unir fuerzas y no regionalizar los conflictos. Es lo que un dirigente llama "paz por listas", es decir, integración en las candidaturas sobre la base de las mayorías provinciales. Todos los dirigentes saben que no son unas elecciones más. El futuro del PSOE no es lo mismo manteniendo el Gobierno de Andalucía que fuera de él, tras 30 años continuados de poder. Los 1,2 millones de parados y las tres décadas de mandatos son el principal hándicap del PSOE. Lo reconocen los socialistas y lo sabe el PP de Javier Arenas. Todos los mensajes de los populares conjugan esas dos cifras: millón y medio de parados tras 30 años del PSOE.

Los carriles por los que se va a mover el partido de Griñán en estos meses están bastante trazados. Descartadas las novedades en la gestión hasta las elecciones y sin promesas programáticas estelares porque no serían creíbles, los socialistas confían en que sus votantes (sus antiguos votantes) comprueben que no existen las varitas mágicas para atajar el paro y en la "realidad del contraste" de las políticas de los gobiernos del PP con las suyas. El caladero adonde se van a dirigir es la abstención e Izquierda Unida. Y aseguran que "con imaginación" aligerarán el peso de la piedra de los 30 años. También confían en Javier Arenas y en el rechazo que, según los datos internos que manejan, provoca en parte del electorado.

Pero si al final, como vaticinan las extrapolaciones de los resultados del pasado domingo, el PP logra mayoría absoluta en el Parlamento andaluz, prepárense para lo que un dirigente ya califica como "las guerras púnicas" del PSOE.
(El País)