Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

In memoriam: Christopher Plummer, actor

Emilio Ruiz
@lacimbra 

Este viernes nos ha dejado para siempre Christopher Plummer (Toronto, Ontario, 1929-Weston, Connecticut, 2021), uno de los actores canadienses más prolíficos galardonados. Además de adornar su vitrina de diversos premios Emmy y Globo de Oro, entre otros, en 2011 consiguió el Oscar, tras imponerse a George Burns y Jessica Tandy. Tanto deseo tenía por conseguir el preciado galardón, que al recibirlo preguntó a la estatuilla: “¿Dónde has estado todo este tiempo?”. Tenía 82 años, por lo que se convirtió en el actor más longevo en conseguirlo.

Como tantas míticas figuras del cine mundial, también Christopher Plummer está inmerso en la historia del cine almeriense. En el año 1969 el desierto de Tabernas hizo de escenario de los desiertos del Perú para rodar “La caza real del Sol” (The Royal Hunt os the Sun), un drama histórico británico-canadiense basado en la obra del mismo nombre de Peter Shaffer, que trata sobre la conquista española de Perú por Pizarro en 1530. Pummer encarna al inca Atahualpa mientras Robert Shaw representa el papel de Francisco Pizarro.

La historia artística de Christopher Plummer es tan extensa como intensa. Comenzó en el teatro, en la Canadian Repertory Company, donde alcanzó cierta notoriedad gracias al dominio del francés y el inglés. Debuta en el cine con “The Constant Wife” (1954). Al año siguiente estrena “The Dark is Light Enough”. Tras casarse con Tammy Grimes, con la que tiene una hija, la actriz Amanda Plummer, y simultanear por épocas el teatro y el cine, contrae segundas nupcias en 1962 con Patricia Lewis, y es en 1964 cuando alcanza popularidad gracias a “La caída del imperio romano”, donde interpreta a Cómodo. Esta película le abre las puertas para otros grandes papeles. En “Sonrisas y lágrimas” encarna el papel de un viudo con siete hijos cuya rigidez se desmorona al entrar en su vida la institutriz María (Julie Andrews).

Su año de gloria le llega en 2011 con “Beginers”, donde encarna a un anciano viudo que desvela a su hijo que es homosexual. Con esta película conseguiría un Globo de Oro y su único Oscar. En 2017 trabajó en la película “Todo el dinero del mundo”, de Ridkey Scott, en sustitución de Kevin Space, denunciado por abusos sexuales. Por este trabajo recibió nominaciones a los premios Óscar, Globo de Oro y BAFTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario