Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El alcalde Góngora engaña al pueblo de El Ejido

Joaquina García Villegas
Portavoz del PAL

El Partido de Almería no entiende cómo es posible que después de tanto tiempo de negociaciones interminables, de decir y repetir que no sobraba nadie de la plantilla de Elsur y de que la solución estaba en la rescisión del contrato ahora vemos como, sin temblarle el pulso, el alcalde de El Ejido acepta el despido de 116 familias a las que un día les aseguró su puesto de trabajo.

Y es que la retención de ese dinero que se le debe a Elsur, reconocido en el Plan de Pago a Proveedores, y que hay paralizado en el juzgado por decisión del alcalde nos está costando millones de euros a los ciudadanos en intereses. Esto provoca que la empresa no tenga recursos para mantener la plantilla.

Paco Góngora
Está en manos del alcalde, Francisco Góngora, el despido de esas personas, porque si se desbloquease ese dinero ya habría para pagar muchas nóminas. Una cuestión que no impide que se rescinda el contrato con la empresa porque además, y para más inri, ese dinero luego puede ser reclamado y demandado judicialmente por la empresa y que encima tengamos que hacer frente a una importante indemnización, lo que sería una auténtica aberración para las arcas municipales y los vecinos.
 
Por otro lado, cuestionamos la objetividad de este ERE que consideramos que está totalmente viciado. No tiene sentido que la mayoría de los despidos recaigan sobre operarios que trabajan a pie de calle y no sobren jefes de áreas y directivos.
 
Consideramos muy contradictoria la decisión tomada por el equipo de Gobierno en el pleno extraordinario,  después del gasto en auditorias y poseer un sin fin de informes, tanto de técnicos como de gabientes jurídicos, recomendándole la rescisión del mismo, pretenden justificar hoy su decisión por motivos de prejudicialidad. Prejudicialidad que no aplican a decisiones de otro tipo para tomar medidas cautelares basadas en indicios o suposiciones que sí que están suponiendo verdaderos costes injustificados, por lo que los argumentos del alcalde no son nada sólidos para no llevar a cabo su promesa de gobierno.

Desde el equipo de Gobierno, se justifican en el canon actual, equiparándolo con las mismas cantidades que se pagaban en el año 2001. Actualmente la población se ha incrementado en más de 30.000 habitantes, personas que pagan sus impuestos; población que en más de 10 años ha aumentado en superficie, necesidades e infraestructuras y, por ende, la recaudación se habrá incrementado de forma considerable.
 
Por todo esto, desde el PAL nos preguntamos: ¿Quién podará los más de 23.000 árboles y palmeras de nuestro municipio, quién repondrá toda las luminarias y, en definitiva, quién se va a encargar de mantener todos los servicios por los que los vecinos estamos pagando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario