Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Gabriel Amat se ha despedido como presidente de la Diputación


Juan Torrijos
Periodista

➤ Si cuando el portavoz del PSOE en la Diputación, señor Lorenzo, decía que “Amat se marcha tras agotar la paciencia de la provincia” hubiera añadido que especialmente la de los socialistas, lo mismo se podría estar de acuerdo con su crítica. Parece que el actual portavoz del PSOE no se acuerda del paso por esa presidencia de algunos de sus compañeros de partido. Mejor no acordarnos de ellos.

Gabriel Amat (Foto Loa)

La marcha de Gabriel se ha contado en más de una ocasión y lo hizo el pasado sábado para dejar la puerta abierta a Javier Aureliano y que no tenga problemas su futura candidatura. Ya lo avisamos en su momento, Gabriel se irá antes de que acabe el periodo de su mandato, y lo ha cumplido. Intentar en cuatro líneas hacer un resumen de ocho años de trabajo no es fácil, nos tenemos que quedar en el trazo grueso y en el titular llamativo.
Si tengo que mencionar lo que a mi modo de ver ha sido el gran fracaso de Gabriel Amat en estos años, indudablemente se llama Galasa
Si tengo que mencionar lo que a mi modo de ver ha sido el gran fracaso de Gabriel Amat en estos años, indudablemente se llama Galasa, una empresa que era denominada como la corona de la Diputación y que ha visto como su influencia ha ido perdiendo fuerza entre los pueblos y los usuarios. ¿Tiene parte de culpa la oposición? Evidentemente también la tiene. No deja de ser extraño que a la hora de subirse los sueldos, las dietas y hasta el número de liberados todos los partidos se ponen de acuerdo, pero ante el gran problema del agua y Galasa se han dedicado unos y otros a darse tortas dialécticas y no a buscar y consensuar una solución definitiva a la empresa.

Manifiestan los jefes del Palacio que esta Diputación ha sido la gran casa de los pueblos, no sé de qué pueblos. Los que yo conozco siguen en la misma y triste situación de antes de que llegara don Gabriel a la presidencia. Los grandes y graves problemas siguen siendo los mismos y no se ven ganas de solucionarlos. ¿Dónde ha funcionado bien la Diputación? En el reparto de subvenciones. Una manera de comprar votos. Y ahí la oposición tampoco se ha quejado demasiado. ¿Tiene la Diputación que pagar el asfaltado del campamento, convenio de más cien mil euros a la UAL, pagar historias que en nada afectan a los pueblos? Pues a manos llenas se lo han gastado, como lo han hecho los anteriores, que en eso todos los políticos son iguales: dinero para que se hablen bien de ellos. Sabía que me quedaba en el trazo grueso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario