Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

El expediente a Diego Asensio, fuera de lugar

Teleprensa
Editorial

Se nota cierta asfixia dentro de la militancia socialista. Con la que está cayendo y pasadas todas las posibles elecciones, en las que el PP aprovechó la oportunidad que le brindó Diego Asensio el día de su dimisión como secretario general del PSOE de Almería, venir ahora a reclamar su cabeza está cuando menos fuera de lugar.

Si en su día se le hubiera abierto expediente disciplinario o de expulsión dentro del partido se hubiera entendido, pero pasado un año, esto es, como se dice vulgarmente, 'mear fuera del tiesto'. Seguro que algunos de dentro del PSOE quieren lanzar algún mensaje de cara a los congresos que están a la vuelta de la esquina en esta formación, pero flaco favor hacen a las siglas con estas salidas de tono. Posiblemente en su día no se entendió que las gruesas palabras que Asensio dedicó al secretario regional y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, no tuvieran ningún 'castigo', pero se entiende menos aún que el aparato trate de ajusticiar a alguien que ahora menos que nunca tiene ningún poder dentro del PSOE. Si todo esto quedara dentro de casa, pues ellos verán, pero lo cierto es que todo esto sale a la luz y el ciudadano de la calle, que tiene más que olvidado aquel 'desencuentro', debe alucinar en colorines con esta guerra interna del partido que no hay narices de concluir. Porque con la crisis económica que estamos viviendo y su repercusión en forma de recortes de todo tipo, ajustes de salarios y subidas de impuestos, que el principal partido de la oposición en esta provincia tenga como prioridad ver quién se lleva el gato al agua es cuando menos deprimente y la visualización de tanta venganza, asfixiante.

Difícil tiene hacer oposición quien tiene la rivalidad dentro de casa. Así las cosas, no extraña que ya haya personas dispuestas a encabezar otro tipo de principios, a buen seguro abochornadas del espectáculo que está dando el partido -algunos de sus personajes, pero en definitiva son las siglas las que salen mal paradas- y la poca altura que están demostrando en unos momentos donde términos como unidad o solidaridad son más necesarios que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario