Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Amat: que se abra El Algarrobico

Iván Gómez
Periodista
 
Mientras Junta de Andalucía y Gobierno se desentienden de las sentencias contrarias a la licencia de construcción del hotel de 22 plantas y 411 habitaciones en el paraje carbonero del Algarrobico, el presidente de la Diputación y líder de los populares almerienses, Gabriel Amat, tiene claro que la mejor solución en la coyuntura de crisis actual pasa por terminarlo y abrirlo al público. Sostiene, como vienen haciendo los municipios y empresarios de la comarca, que la recuperación del enclave natural ya es imposible y razona que "ese hotel abierto es bueno para todos porque podría tener a más de 200 personas trabajando desde hace ya tiempo".

Gabriel Amat argumentó ayer a este periódico que "tenemos que llegar a un acuerdo -en alusión a las administraciones- para que no esté ahí toda la vida cerrado, sin saber si se derriba o no". A juicio del presidente de la Diputación Provincial, "las administraciones tendrán que sentarse a negociar la mejor forma para poder abrirlo siempre dentro de la ley, fuera de la ley no se puede hacer nada". Es más, el líder del PP de Almería asegura que "fuera de la ley no se puede hacer nada, pero existen fórmulas para analizar qué hacer salvando lo que invade de dominio público, que es muy poco".

Construido en suelo protegido no urbanizable dentro del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, el hotel de Carboneras se convirtió en un icono de la destrucción del litoral para los ecologistas. Todos los partidos se posicionaron en contra de su apertura exigiendo su demolición inmediata, toda una consigna que al menos los 14 ayuntamientos de la comarca no habían respetado. De hecho, han aprobado una moción en la que solicitan a Gobierno y Junta que se negocie su apertura mientras que los grupos parlamentarios de PSOE, IU y UPyD presentaban en el Congreso de los Diputados sus enmiendas a los Presupuestos del Estado de 2012 reivindicando un derribo que no llega.

Gabriel Amat dejó bien claro ayer que su partido es favorable a que no se tire una infraestructura turística fundamental para la creación de empleo y riqueza en la comarca del Levante, al menos en el actual contexto económico. "Me parece una falta de responsabilidad que la Junta conceda una subvención con el dinero de todos los andaluces para que se haga un hotel y años después nuevamente con el dinero de los ciudadanos se tenga que pagar su derribo", es uno de los razonamientos del presidente de la Diputación. "Hay que analizar qué es lo mejor para los intereses de Andalucía y la provincia en este momento y no es su derribo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario