Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Palmeras en peligro

Laura Rodríguez-Carretero
Portavoz de UPyD

Uno de los principales atractivos de Armería, sus paisajes, está en peligro si no se actúa ya desde la administración local y autonómica para controlar la plaga que está acabando con nuestras palmeras y con ellas con los paisajes de Almería, Cabo de Gata o el Toyo. Nuestro Ayuntamiento, como otros de la provincia, acude a FITUR para vender la imagen de su ciudad y provincia, una imagen que incluye el palmeral del parque Nicolas Salmerón, las palmeras aisladas del desierto de Tabernas, los palmerales de Cabo de Gata o la imagen de las Pitas de el Toyo, entre otros.

Según todos los expertos, las palmeras, palmitos y en general todas las palmaceas se encuentran en peligro de desaparición, una situación que comenzó en 1994 (hace 17 años) cuando se detectó este escarabajo, por primera vez, en Almuñecar; viendo desde entonces desaparecer los palmerales de la ciudad y su entorno, sin que las labores de control de la plaga establecidas por la administración hayan dado fruto alguno.

La administración no está actuando con diligencia, más allá de reuniones de expertos, determinación de las zonas afectadas o reglamentación que hace descansar el control de la plaga en los propietarios de las plantas. No se ha conseguido lo que países como Oman o Israel sí. La muerte de estas palmeras produce un deterioro del paisaje y con él se pierde patrimonio (natural, ecológico, etnográfico), además de uno de los principales valores turísticos de la provincia. Es lamentable que vendamos en FITUR una imagen que no protegemos, adecuadamente, en Almería.

UPyD reclama que el ayuntamiento de la capital inste a la administración provincial y autonómica a realizar un plan de protección y erradicación del Picudo Rojo, que permita salvaguardar los valores paisajísticos y ecológicos en los que basamos en parte nuestro turismo. Con esta plaga Almería no solo puede perder los palmerales de la ciudad, también los de Cabo de Gata o Tabernas, y con ellos un aliciente al turismo local y provincial.

Ya existe en Alicante y otras provincias del Levante otro escarabajo el “Picudo Negro”, un pariente del que mata a las palmeras, que se alimenta de las pitas, por lo que, entre otras, está en peligro la imagen de las pitas del Toyo, verdadero icono grafico de nuestra ciudad y nuestra provincia. Pedimos a las autoridades actuaciones y medidas que eviten que nuestros hijos conozcan cómo era Almería por las postales turísticas , por desidia e indolencia municipal y autonomica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario