Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La EPA que cierra 2011

Javier Menezo
Letrado del INEM

Este trimestre la EPA (Encuesta de Población Activa) se ha esperado con más ansiedad, por lo sucedido en el tercer trimestre cuando la incipiente recuperación se esfumó y porque llevamos casi un mes escuchando la catastrófica cifra nacional que se esperaba. A nivel de Almería, los datos aunque lo parezcan, no son buenos. De acuerdo: el paro ha bajado en 6.300 personas, la tasa de paro se reduce dos puntos y las personas con empleo crecen en 11.700. Si esto pasa en el tercer trimestre hubiéramos podido contratar la fiesta, pero no nos engañemos, recoge simplemente el cambio estacional. En verano el desempleo se dispara por la interrupción de la campaña agrícola tan intensiva en mano de obra y en el cuarto trimestre se reduce justo por lo contrario.

Siendo la EPA del cuarto trimestre la mejor del año, podemos imaginar como será 2012. Los hombres en paro han bajado en más de 4.000, gran noticia, pero ello se debe exclusivamente a la caída de la población activa por el desánimo y la emigración, ya que ha descendido la población masculina, la población activa masculina y el número de hombres con trabajo, los ocupados. Al disminuir los hombres que buscan empleo, el paro también baja aunque no se cree empleo. Mejor suerte tienen las mujeres, entre ellas el paro baja y el empleo sube. La razón es que han abierto los almacenes, no investiguemos más. Y un dato revelador del alcance de la crisis en nuestros hogares: las personas que se declaran inactivas por dedicarse a tareas del hogar (normalmente mujeres) ha bajado a 45.700, lejos de aquellas 72.000 de 2007. La causa está en la necesidad no en la vocación: el sueldo principal de hogar, normalmente en Construcción se ha perdido y el resto de la familia tiene que salir a buscar un trabajo, más precario, con jornadas duras como en los almacenes, pero trabajo al fin y al cabo.

El cuadro lo completan las personas que ya no buscan empleo. A pesar de esa gran reducción en el número de personas dedicadas a labores del hogar, el total de inactivos crece 14.000 en tres años: por el desánimo y, esto si que es positivo, porque crecen los que vuelven a la formación, a esperar que escampe. No afrontamos, pues, un buen panorama en 2012. Con un 33% de la población en paro, con lo que fue nuestro sector estrella, la Construcción, sin remontar el vuelo, las empresas sin acceder al crédito y las familias reduciendo consumo, más vale que recemos para que, por lo menos la Agricultura y la Hostelería no nos fallen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario