Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cadena de despropósitos

Juan Carlos Usero
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

Lo que está haciendo el Ayuntamiento en materia de servicios funerarios es una cadena de despropósitos. Todo arrancó con la nueva concesión a una empresa porque a la anterior le debíamos cinco millones de euros. El pliego de condiciones de la adjudicación está hecho a la medida del concesionario, no a la de los usuarios. Empezaron por ignorar a los ciudadanos a propósito de la ubicación del crematorio. Luego se dieron cuenta de que tenían que poner filtros en los extractores y allá que se fue el concejal con la empresa a Alicante para comprarlos. Luego decidieron revisar al alza las tasas de los servicios funerarios y lo hicieron creando una nueva sin previo aviso ni consenso. Continuaron poniendo en pie de guerra a los marmolistas de la ciudad aplicando ese pliego que prácticamente consagra una competencia desleal hacia el sector por parte del Ayuntamiento. El viernes, el concejal Sánchez  les planteó la absurda propuesta de que rebajen los precios de su trabajo para competir mejor con el propio Ayuntamiento.

Lo último ha sido lo ocurrido en torno al vencimiento de los derechos funerarios de un millar de familias que tienen a sus difuntos en alguno de los cuatro cementerios municipales. No les han comunicado ese vencimiento sino que se han servido del Boletín Oficial de la Provincia, una publicación que no se vende precisamente en los kioscos.

El pasado 1 de Julio, el Alcalde se tomó la molestia de escribir una carta personal a todos los titulares de viviendas y locales para explicarles la subida del recibo del agua en aplicación de una ley aprobada en el Parlamento Andaluz, que a su vez, y esto no lo decía el alcalde, era consecuencias de una normativa europea. Decía el señor Comendador a los almerienses que se veía obligado a aplicar “un nuevo impuesto que la va a encarecer y cuyo importe va destinado íntegramente a las arcas de la administración andaluza”. Informaba también de que el PP había recurrido ese impuesto.

Yo le sugiero a nuestro regidor que escriba otra carta ahora para que todos nos enteremos de que han subido los servicios funerarios un 7,3%, que durante los próximos diez años las tarifas subirán un 5% más el IPC. Que sepamos también que tenemos que pagar por adelantado 50 euros de mantenimiento de nuestra tumba o nicho, que hay que pagar 100 euros por la lápida que nos obligan a comprar y otros 100 euros por la conducción del difunto hasta su lugar de entierro. Vayan sumando.

En relación con los derechos funerarios, los familiares  de las personas enterradas en los cementerios de la capital a las que se cumplen esos derechos se enfrentan a dos posibilidades.  Por un lado, pueden negociar la renovación de la titularidad de los nichos por cinco años más o solicitar la cremación de los restos. En el primer caso, deberán pagar el correspondiente precio publico que, dependiendo de la ubicación, va desde los 49'98 € a los 242' 10 € por un periodo de cinco años. A esta cantidad hay que sumar otros 50 € por la tasa de mantenimiento durante el mismo plazo. Quienes opten por incinerar los restos, deberán pagar 250€ por la cremación y, en su caso, 30 € más por esparcir las cenizas. En caso de dejarla en un columbario, estos cuestan 230,48 € y su mantenimiento, 30 € por cinco años.

Creo que el gobierno local del PP debería disculparse con los centenares de almerienses a los que en estas semanas ha preocupado y puestos nerviosos con los plazos para pagar y la forma de hacerlo. Las colas diarias en las oficinas de la empresa en el cementerio de San José eran el reflejo de la indignación de quienes ya veían a su familiares difuntos siendo llevados a una fosa común por no pagar a tiempo.

Ha sido todo, como decía, un montón de despropósitos acompañado de una falta de sensibilidad y transparencia clamorosa. No dan ni una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario