Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Chaves y Griñán

Joaquín Abad
Exdirector de La Crónica de Almería

Pues parece que la juez Ayala por fin ha enviado al Tribunal Supremo la parte del sumario de los famosos "eres" para que tenga a bien imputar a los dos ex-presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. A ver si se creen los lectores que sólo en Cataluña sus cargos, su honorable presidente, Jordi Pujol, se llevaba el por ciento de las obras y demás negocios. Porque me consta que en Andalucía también había que pasar por caja en casi todas las obras públicas y privadas. Y en muchos casos, como en el famoso hotel El Algarrobico, en la costa almeriense, la maleta con más del cuatro por ciento fue entregada como era costumbre.

José Antonio Griñán y Manuel Chaves
La juez Ayala ha tardado lo suyo en argumentar como funcionaba la Junta a la hora de dar dineros a empresarios, sindicatos y otros que se lo repartían crudo sin control. Es más, se legisló para evitar los controles. Y de eso alguien tiene la culpa. O bien por haberlo autorizado o bien por no haberse dado cuenta de la ilegalidad. Pero se dice que la ignorancia de la norma no exime de su cumplimiento. Y me extraña muy mucho que Chaves y Griñán no estuvieran al tanto de lo que Magdalena Alvarez se trajinaba para que salieran miles de millones, de las antiguas pesetas, y cientos de millones de los nuevos euros, del control oficial a que está obligada la administración pública.

En Andalucía se vienen destinando miles y miles de millones de euros para el fomento del empleo y para que esa región salga del pozo y se industrialice. Si durante el franquismo fue marginada, con la democracia no pararon de llegarle cantidades millonarias que, como se ha comprobado, de poco ha servido. Y ha servido de poco porque los sucesivos gobiernos de la Junta, socialistas, han preferido repartirse el dinero entre los amiguetes y lo que sobraba destinarlo a subsidiar miles y miles de parados en lugar de buscarles trabajo. Por supuesto, por eso la zona rural de Andalucía siempre votará al pesoe. Para que le siga subsidiando.

Pues Manuel Chaves y José Antonio Griñán deberían purgar sus culpas de una vez por todas. Porque si Andalucía está en la cola de la cola del paro, del analfabetismo tecnológico, de la industrialización, de la corrupción, ambos ex-presidentes algo tienen que ver.