Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La reparcelación de Gabriel Amat

María Belén Pérez Hernández
Miembro del Consejo Local de IU Roquetas

Tras un fin de campaña agrícola y no con un buen sabor de boca, nos encontramos a las puertas de una próxima campaña con la activación de la reparcelación de la urbanización de Las Salinas, esa que tanto prometió Gabriel Amat. “Señores, os ha tocado la lotería”, así era como comenzó este Ayuntamiento la cesión de terrenos agrícolas para la construcción de la variante de Roquetas de Mar y el plan general.

Gabriel Amat
A día de hoy nos encontramos con mucho humo y solo humo, los agricultores afectados están en una situación que no pueden cultivar sus fincas desde hace más de seis años con las consecuentes pérdidas de ingresos que eso supone. Gabriel Amat, alcalde de Roquetas, pretende reactivar esta reparcelación tras una marcha atrás que tuvo que dar debido al ladrillazo que paralizó este país y a una rotunda respuesta del pueblo de Roquetas de Mar en las calles, diciendo ‘No más ladrillo’.

Bueno, ante esta situación este Ayuntamiento pretende poner encima de la mesa 200 millones de euros (33.272.000.000 pesetas) dinero público y de los roqueteros para que se desarrolle este plan ¿En qué estará pensando Gabriel Amat? En cambio, el sector más importante del municipio, la agricultura, cuenta con un presupuesto municipal de unos 700.000 euros de un total de 60.000.000. Es decir, un 1.3% del presupuesto anual, y volvemos a preguntar: ¿En qué estará pensando Gabriel Amat?

Desde Izquierda Unida tenemos más clara esta situación: el sector que mueve la economía de Roquetas de Mar necesita un giro radical en los presupuestos municipales y más con 200 millones de euros encima de la mesa. No vemos que con dinero de los roqueteros se financien obras para un sector privado como es la construcción de más viviendas privadas.

Por eso IU propone que con esos 200 millones de euros se inviertan de otra manera: en planes de limpieza e higiene rural, con la contratación de cuadrillas de limpieza en el campo; se haga una planta de reciclado agrícola municipal pública (no negocios privados); planes de mejora de caminos rurales; dotación y aumento de vigilancia pública rural (más policías locales y medios auxiliares), cursos de información y formación para jóvenes agricultores, campañas de fomento de consumo de hortalizas, reducción de IBI rústico y fomento del asociacionismo y cooperación.

Desde IU seguimos diciendo que con 200 millones se pueden hacer todas estas cosas y más. No creemos que sea justo que los roqueteros financiemos negocios privados, y más cuando queda tanto por hacer en Roquetas.