Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Rafa Nadal no quiso perderse el recital de su amigo David Bisbal en Mallorca

Juan Folío
La Opinión de Almería

Cinco mil personas en Vera, con su hija Ella y su novia Eugenia, como espectadores de excepción. Diez mil en Gandía, también con Eugenia como espectadora de excepción. Anoche, en Felanitx, en Mallorca, David Bisbal no pudo contar con espectadores tan queridos, pero sí tuvo en cambio un espectador muy apreciado entre los 5.000 que asistieron, su amigo Rafael Nadal. El tenista, que un día antes tuvo que sufrir el desengaño del equipo de sus amores, el Real Madrid, ayer se resarció al disfrutar con uno de sus cantantes favoritos, y además íntimo amigo, David Bisbal.

Nadal colgó en su Twitter el
momento de la visita que le
hizo a su amigo David en
Felanitx
"Afable, cautivador y universal. Dueño de una voz inimitable, al chico de cabello ensortijado todos los adjetivos le cuadran. Habituado a pasarse la vida ante grandes auditorios, David Bisbal aterrizó la pasada noche en el Parc Sa Torre de Felanitx para presentar su último disco ante cuatro mil personas. Arrancó con Tú y yo, tema que da título al elepé. Ave María, uno de sus cortes más representativos, prendió la mecha del público, que coreó indesmayable uno de sus hits por antonomasia". Así es como empieza Ximo Solá su crónica del concierto en "Última hora". Reproducimos a continuación el resto de la crónica del periodista mallorquín sobre el éxito anoche del cantante almeriense:

"Había que buscarlos con la mirada, pero estaban. Escondidos entre la maraña femenina en ocasiones alzaban la voz y se veía por el movimiento de sus labios que cantaban. Eran ellos, los hombres, completamente empequeñecidos por otro varón que sobre el escenario parecía que les cantaba directamente a ellas. Una vez más, David Bisbal impuso su figura, personalidad y voz ante un público en el que sólo parecían estar ellas, desbocadas y dispuestas a ejercer de coristas improvisadas.

El pasado y el futuro son una espiral en la que cada giro ignora el siguiente, pero en el caso de Bisbal es más bien como un círculo cerrado ajeno a la sorpresa, su público acude en masa a los conciertos con la reconfortante tranquilidad que otorga conocer de antemano qué ocurrirá. Palco y artista comparten pasión por las estéticas melódicas latinas, por los medios tiempos que bracean entre el pop y el flamenco, y por esa lírica endeble que no invita a la reflexión sino a la contorsión.

La gira del almeriense está cosechando un éxito arrollador en cada ciudad que pisa, y Felanitx no fue inmune a la inercia positiva que desprende su show. El público local sostuvo, en todo momento, una corriente continua de empatía con el artista, impregnando de complicidad el Parc Sa Torre. Sin duda, éste ha sido un buen año para David, que ha visto cómo su nuevo trabajo se ha convertido en su LP más vendido hasta la fecha".

David Bisbal y Rafael Nadal mantienen una vieja amistad. El cantante no olvida sus palabras de ánimo para el tenista cada vez que éste se enfrenta a un partido importante. El tenista, por su parte, acude a los conciertos del almeriense cada vez que puede. Es la amistad de dos estrellas modestas a las que el éxito no les ha restado ni un milímetro de humildad.