Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Llega a los cines 'El Niño', rodada en Almería

Evaristo Martínez y Marta Jiménez
Cine and Cine

Ayer se estrenó la película 'El Niño', de Daniel Monzón. Algunas de las espectaculares escenas se rodaron en aguas del Cabo de Gata. Para hacerse una composición de lugar, reproducimos a continuación el artículo que Evaristo Martínez y Marta Jiménez publicaron a principios de año en la revista digital 'Cine and Cine':

Un momento del rodaje en el Cabo de Gata (Foto: Lorenzo Ayuso)

"Así que lo de el niño es por esto, porque te gusta jugar". Es la única frase de las primeras imágenes que se muestran de 'El niño', una de las grandes apuestas del cine español para 2014. Un thriller sobre el narcotráfico que promete emociones fuertes de la mano de personajes muy creíbles y que vuelve a reunir a parte del equipo de ‘Celda 211’. El film acaba de lanzar su primer tráiler oficial mientras se anuncia la fecha definitiva de estreno. Será el 29 de agosto cuando la cinta llegue a las salas de toda España.

En estos momentos, la película se encuentra en proceso de postproducción. Un minucioso trabajo de montaje del que, por el momento, no quieren dar detalles. Y es que, hasta hace unos meses, casi nada se sabía acerca de ‘El Niño’, quinta película del mallorquín Daniel Monzón (Palma, 1968). Fue el verano pasado, cuando la esperadísima producción de Telecinco Cinema comenzó a mostrar sus cartas. Y lo hizo precisamente en Almería, donde su equipo estuvo cinco semanas trabajando.

Monzón, acompañado por los actores Luis Tosar, Eduard Fernández, Jesús Carroza y Jesús Castro –‘El Niño’ del título—, rodaron en varias localizaciones como La Fábrica de Genoveses, un centro de eventos frente a la playa de este nombre, en la localidad de San José.

Luis Tosar es entrevistado por
Canal Sur mientras rodaba en
Almería (Foto: Canal Sur)
Aunque los productores no han querido dar cifras, el presupuesto de ‘El Niño’, que también se ha rodado en varios puntos de Cádiz y Canarias, ronda los siete millones de euros. Además de Telecinco Cinema, el filme cuenta con la participación de Ikiru Films, Vaca Films, El Toro, La Ferme! Productions y los andaluces Maestranza Films.

La película aborda el problema del narcotráfico desde dos puntos de vista: uno, el de ‘El Niño’ (Jesús Castro) y ‘El Compi’ (Jesús Carroza), dos jóvenes que quieren iniciarse en ese negocio; el otro, el de policías como Jesús (Luis Tosar) y Eva (Bárbara Lennie), que llevan años plantando cara al contrabando en la zona del Estrecho de Gibraltar. “Mi compañero guionista, Jorge Guerricaechevarría, y yo estuvimos durante ocho meses tomando contacto con lo que sucede en el sur de España, haciendo todo tipo de investigaciones apoyados por Telecinco.

Se les suele llamar delincuentes pero cuando los conoces te das cuenta de que son gente corriente que se dedica a hacer algo que está fuera de la ley”. Monzón señaló que durante este proceso, hablaron con muchos chicos jóvenes que comienzan a traficar con hachís entre Marruecos y España. “Te cuentan que lo hacen porque están en esa época en la que la vida va muy deprisa: quieren correr mucho y obtener dinero rápido. Luego está ese punto de desafío a la autoridad que todos los adolescentes tienen, pero ellos de forma rotunda, bestia y espectacular. La fama que esto les da en su entorno más cercano los convierte en una especie de héroes”.

Monzón también ha querido huir de maniqueísmos a la hora de exponer el trabajo de las fuerzas de seguridad. “Hemos intentado reflejar ambos mundos de una forma muy natural, muy real, muy cotidiana. Conocimos a muchos policías que nos contaron mil anécdotas que han acabado conformando a los personajes”. El de Tosar es una persona abnegada, obsesiva, dedicada en cuerpo y alma a su trabajo. “No son los policías que estamos acostumbrados a ver en las series o películas americanas”. Monzón narró que han pasado mucho tiempo con esos policías, conviviendo, hablando, respirando, viendo cómo se visten.

En la ficción, la playa de Genoveses de San José –muy próxima a la de Mónsul, donde Steven Spielberg filmó la secuencia de las gaviotas de ‘Indiana Jones y la última cruzada’— se transforma en las aguas del Estrecho para acoger las adrenalínicas persecuciones entre las lanchas de los narcotraficantes y los helicópteros de la policía. Es la primera vez que Daniel Monzón rueda en Almería pero esta provincia, y en concreto estos paisajes, están muy conectados a su carrera.

“El rodaje a veces es verdaderamente agotador pero luego llegas a San José, ese paraje maravilloso, y te viene la paz. Si no fuera porque rodamos en Almería, a lo mejor no hubiera sido lo mismo; probablemente habría sido terrorífico rodar esto".

"Como anécdota", continúa el cineasta, "te diré que para mí Almería es un lugar extraordinario y fetiche. No sólo por todos los cineastas enormes que han pasado por aquí, como Sergio Leone, Steven Spielberg o David Lean, sino porque siempre, como un ritual, desde mi primera película me he venido a la zona del Cabo de Gata a estar en paz conmigo mismo, a relajarme y a prepararme para la aventura que significa rodar. Y lo he hecho en todas, salvo en ésta, que he venido a rodar aquí”.

Precisamente una empresa almeriense de El Ejido, Helifilm, se ha encargado de algunas de las complejas tomas aéreas de la película. "Nos pidieron un plano que tenía una dificultad muy grande", nos explican sus responsables, Juan Jesús Fernández y Ramón Cantón, "nos lo enviaron en 3D y nos dijeron que varias empresas le habían dicho que era imposible de hacer. Yo lo chequeé y les dije que sí se podía hacer. Hicimos una prueba y lo conseguimos y todos se quedaron flipados, creyeron que había sido casualidad e hicimos siete pruebas más para que se quedaran tranquilos y todas salieron".

El plano en cuestión era sobrevolar un puente del puerto de Algeciras en donde había colgado un muñeco que para el espectador será un guardia civil. "Había que volar sobre dos camiones que pasaban por el puente, sobrevolarlos, adelantarlos, todo sincronizado, bajar por la cuerda del guardia civil y quedarnos a 1'5 metros del muñeco con un plano concreto en el que se viera Cádiz al fondo". Ambos lo cuentan como si estuviera chupado, como quien despacha pan o conduce un taxi. Y es que el Almería, poco a poco, comienzan a cuajar las empresas de servicios cinematográficos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario