Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

'La China' Suárez, "demasiado intensa" para el clan Bisbal

P. Eboli
Vanitatis

Nota de la Redacción de La Opinión de Almería: La Opinión de Almería reproduce este artículo de P. Eboli -que es un seudónimo y, por tanto, nadie identificado- en Vanitatis, el suplemento del corazón del El Confidencial, no porque comparta su contenido, sino precisamente por todo lo contrario, para que se vea la cantidad de adversidades a las que a partir de ahora se va a enfrentar la pareja David Bisbal-Eugenia Suárez.

David y Eugenia, en Vera
(Foto: Hola.com)
El fin de semana pasado, Eugenia ha estado en Almería. La relación de David con ella podrá ser más o menos duradera, porque en las cosas del corazón intervienen muchos factores, pero lo que se expone en este artículo es una desvirtuación total de la realidad. Eugenia es un encanto de chica, y como tal se mostró y la vimos. Ha congeniado a las mil maravillas con la familia Bisbal, según pudimos observar. Por cierto, la familia Bisbal no es ningún clan, señor o señora del seudónimo, y se lo dice quienes la conocemos de toda la vida. Es una familia de lo más normal, una familia tan normal y sencilla como los millones de familias normales y sencillas que hay en España.

Es una vergüenza ver cómo algunos articulistas se amparan, sin pudor, en fuentes inexistentes o en lo que supuestamente dice o comenta alguien de la familia Bisbal. Al ser pura invención, no dan nombres, claro. Si puestos a no dar nombres, quien firma el artículo ni siquiera es capaz de dar el suyo, ¿cómo va a dar nombres de los demás? Quítese la careta, faltón. O faltona.

Según el supuesto periodista, de Eugenia Suárez, por molestar, hasta han molestado las ganas de agradar. ¡No te jode! Es increíble tal grado de desfachatez. Vergonzoso, simplemente.

Leamos la primera frase del comentario: "Los Bisbal Ferré (quítele la tilde, por favor, que su complejo de superioridad no le da licencia para alterar un apellido a su capricho) son gente de provincias". ¿Y...? ¿Pretende ofender, de esa forma, a la familia Bisbal? Pues sepa que a quienes ha ofendido ha sido a los "pobres desgraciados" que no tenemos la "fortuna" de ser de "Madrizzzz". Los provincianos son quienes se miran el ombligo y creen que el centro del mundo es ahí donde radica. 

El artículo produce vergüenza ajena al leerlo. Eugenia y David tienen que estar preparados porque éste es el principio de una persecución cruel. Es el tributo al éxito. Ellos, pese a su juventud, ya saben lo que es lidiar en estas plazas mediáticas. Las puñaladas, con procedencia en el periodismo, son habituales  y los lectores deben saber que, con frecuencia, tras comentarios presuntamente inocentes, no se esconden sino 'intereses interesadamente interesados'. Por no decir bastardos y/o espurios. Así es este mundo del papel cuché, que no regatea medios cuando se propone destruir a alguien. Obsérvese que el artículo en cuestión no dedica ni una sola línea a hablar del cartelito de "No hay entradas" que David Bisbal vio cómo le colocaban en su recital de Gandía. Diez mil personas que, a la salida, se deshacían en halagos hacia el cantante. ¡Pero cómo van a decir algo de esto si esto es precisamente los que les jode! 

Según P. Eboli, en Vanitatis, Eugenia
Suárez debería haber vestido de esta
forma en su visita a Almería. A la
derecha, la forma habitual de vestir
de su novio David. Que para eso es
"de provincias"
No queremos pasar por alto una frase de este/esta articulista friki. Dice que no ha gustado de Eugenia "su estilo a la hora de vestir". Es increíble. ¡Cómo se puede ser tan pijo o pija en esta vida! Este sujeto o esta sujeto aún cree que por aquí, por Andalucía, por Almería, "por provincias", todavía las mujeres van vestidas con los trajes de refajones. Además de pijo/pija, eres inculto/a y analfabeto/a. ¿Es que crees que por aquí, por el sur, aún estamos esperando que llegue la tele en color? Además de pijo y friki, miope.

Qué bochorno de artículo. Si existiera algo de dignidad en el medio que lo publica, lo retirarían de inmediato. Porque no han ofendido a Bisbal y su familia y a Eugenia. Somos otros los que nos sentimos ofendidos. Actúa con maldad quien recupera un lenguaje decimonónico, cual es el de tachar de aldeanos a quienes no viven en Madrid, para arremeter contra una familia que si por algo se ha distinguido ha sido por su prudencia y su discreción. Además, no nos quedamos con ganas de decirle una cosa. ¿Sabe qué, pijo/pija? Que Eugenia posiblemente no sea una mujer perfecta. Pero a nosotros, hasta nos lo parece. Así de chulos somos los provincianos.

Ofende el/la sujeto hasta la última frase de su artículo. "La única que gustó fue, sorprendentemente, Raquel Jiménez". ¿Y sorprendentemente, por qué, pijo o pija? ¿También Raquel iba indecentemente vestida? ¿Tampoco usa el traje de faralaes en su vestir cotidiano? ¿O es porque también Raquel es una chica "de provincias", andaluza como nosotros? Qué pena.

Tío, tía, o lo que demonios seas si es que tras los trozos de carne que debes tener pegado a ese cuerpo se esconde persona alguna: olvídanos, olvídales. Dedica tu pijerío a lamerte tu propio ego, que tiene perfiles patológicos. Y déjanos a nosotros, los "de provincias", en paz. Viaja, también, un poco. Si dejaras de mirarte el ombligo y vinieras alguna vez por el sur, verías que también, por aquí, ya tenemos hasta tele. Y en color y todo, lo mismo que vosotros, los de "Madrizzz".

Éste es el artículo en cuestión:


'La China' Suárez, "demasiado intensa" para el clan Bisbal
P. Eboli
Vanitatis / El Confidencial

Los Bisbal Ferré son gente de provincias. Una familia sencilla cuya vida dio un vuelco inesperado con la participación de su benjamín, David Bisbal, en Operación Triunfo. De ser un cantante que se ganaba la vida con su orquestra, cantando de boda en boda y de pueblo en pueblo, pasó a acaparar titulares en la prensa, a ser líder de audiencia y a liderar la lista de los más vendidos. También, por supuesto, a ser un sex symbol, al que muchas chicas deseaban.

De hecho, si hay algo que no les gusta a los Bisbal de la fama planetaria de su hijo, son las mujeres que se le acercan. Desde que se hizo popular, la familia ha mirado con cierto recelo a todas y cada una de las parejas de la gallina de los huevos de oro de su familia. Su nueva conquista, la actriz y cantante Eugenia Suarez, no es una excepción, y de momento “no ha salido muy bien parada”, declaran a Vanitatis fuentes de toda solvencia cercanas al entorno del artista.

La China y la familia de su chico no han congeniado demasiado. Los Bisbal son gente sencilla, con cierto deje austero, y miran con desconfianza a la “muy espontanea” argentina. Estas mismas fuentes aseguran a este medio que a la familia no le ha entusiasmado mucho esta joven bonaerense, con toda una carrera solvente a sus espaldas en su país.

Y si Eugenia quería haber ido un
poco más moderna, para P. Eboli,
podía haber vestido así. 
David Bisbal y Eugenia 'La china' Suárez
Lo que más ha chocado al clan es “lo intensa que es demostrando sus sentimientos”. Suarez, con unas ganas enormes de agradar, podría haber saturado un poco a una familia de carácter más bien discreto y de perfil bajo. Eugenia se mostró amable, cercana y muy atenta y cariñosa con todos los miembros, y eso parece haberles puesto en guardia. “Tampoco les ha entusiasmado sus formas algo descaradas y su estilo a la hora de vestir”, apuntan.

No obstante, la misma fuente dice que el problema no es La China, ni tampoco la familia, sino que simplemente son caracteres muy diferentes, y que es normal que en un principio choquen. “Esta ha sido la primera toma de contacto y quizá, en el futuro y poco a poco, los Bisbal y la actriz vayan congeniando mejor”, indican.

Las parejas de Bisbal, un quebradero de cabeza para la familia
Sin embargo, el cuento no es nuevo. Pocas han sido las parejas elegidas por el cantante que hayan sido del agrado de su familia. Chenoa, su compañera en Operación Triunfo, tampoco entró con buen pie en el clan. La veían soberbia y que ejercía una gran influencia sobre el artista. Pero el tiempo limó asperezas. También contribuyó a ello, la irrupción de Elena Tablada.

De todas las parejas del almeriense, la que más ha chocado con los Bisbal ha sido la madre de su única hija. La relación era inexistente con los padres de David y especialmente mala con los hermanos del artista, María del Mar y José Maria. La única que gustó, fue, sorprendentemente, Raquel Jiménez.