Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El Ayuntamiento de Carboneras, en el punto de mira de la Fiscalía

Antonia Sánchez Villanueva
Subdirectora de La Voz de Almería

La sospecha de que una permuta de terrenos que en 2013 llevaron a cabo la cementera Holcim y el Ayuntamiento de Carboneras haya supuesto para este último un menoscabo de 28,2 millones de euros por una valoración irreal y con supuestas comisiones ilegales de por medio ha llevado a la Fiscalía Provincial a presentar una denuncia en los juzgados de Vera para que se abran diligencias penales. El fiscal considera que los  hechos pueden ser constitutivos de delitos de cohecho y malversación de caudales públicos y pide que se practiquen diligencias para depurar lo ocurrido, partiendo, en primer lugar, de una tasación pericial de los terrenos y, si esta corrobora la sospecha, se llame a declarar como investigados al alcalde, Salvador Hernández, al representante de Holcim, José Nars, y al resto de integrantes de la corporación municipal que aprobaron el convenio de permuta.

Instalaciones de Holcim en Carboneras

En concreto, la investigación tendrá que dilucidar si el intercambio de dos parcelas municipales valoradas en 865.000 euros por tres parcelas de Holcim y una tasación de 529.620 euros es una operación ajustada a precios de mercado. O si, en cambio, el valor real de los suelos del Ayuntamiento asciende a 29.440.882 euros por 1.222.200 euros de los terrenos de la cementera, con un evidente perjuicio para las arcas públicas, como sostiene la denuncia anónima que ha dado lugar a estas diligencias.

El asunto parte de un escrito que llegó a la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) de la Comisaría de Policía de Almería hace ahora un año. En trece páginas muy prolijas en detalles (fechas, nombres y datos), la denuncia sitúa el origen de la permuta en las negociaciones que en 2011 inició la multinacional suiza Holcim con la mexicana Cemex para la compra de sus activos en España, entre ellos la fábrica de Carboneras. Según los denunciantes, es en ese momento cuando se habría fraguado la presunta trama para que se realizara la permuta en condiciones ventajosas para Holcim.

Las negociaciones entre Holcim y Cemex se rompieron, pero posteriormente entró en escena la multinacional francesa Lafarge, actual propietaria de la fábrica de Carboneras. Dado que los terrenos sobre los que se asienta la factoría y los colindantes sobre los que puede crecer no son propiedad de la multinacional sino que proceden de una concesión municipal por 99 años vigente desde 1974, la operación de compra de Holcim por parte de Cemex se veía comprometida. Y es que los terrenos en cuestión serían parcelas de uso industrial sobre las que se asienta la fábrica cementera de Carboneras y algunos colindantes, intercambiados por otros rústicos, presumiblementede menor valor, y explotados como cantera por Holcim.

Finalmente, en enero de 2013 se firmó un convenio de permuta entre el alcalde, Salvador Hernández, y el representante legal de Holcim España, José Nars Pimentel. Ese convenio viene sustentado en un informe de tasación suscrito por el arquitecto técnico municipal del Ayuntamiento que avala las valoraciones de 865.000 euros para las dos fincas municipales y de 529.620 para las de Holcim. Sobre la imparcialidad de dicho informe, la denuncia vierte sospechas y asegura que otros técnicos del Ayuntamiento se negaron a suscribirlo y fueron despedidos por ello.

Tras llegar este asunto a la Fiscalía, esta procedió a abrir diligencias porque los hechos “a pesar del anonimato [de la denuncia], ponían de manifiesto la necesidad de su investigación dada la posible gravedad y trascendencia de los mismos”. Ahora, con la petición de judicializar la investigación, el fiscal, Jesús Gázquez, interesa también a que la instrucción se declare compleja, de acuerdo con los nuevos requisitos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.