Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El banco de Cajamar llega a los 1.000 millones de capital social

Estefanía Oliver
Periodista / Economía Digital

¿Qué es el Banco de Crédito Cooperativo o BCC? Una entidad que se creó a principios del año pasado y que está capitaneada por Grupo Cooperativo Cajamar. ¿Su objetivo? Ser más solventes y fuertes. ¿Y su capital? Ahora, un año después de su creación, alcanza los 1.000 millones de euros.

Era el objetivo que se habían marcado las 32 cajas rurales que forman parte del accionariado y se ha alcanzado después de que el grupo Cajamar haya ampliado el capital en 186,4 millones de euros. "Se debe al cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el proceso de constitución del BCC", señalan fuentes próximas al banco.

Luis Rodríguez
Sin embargo, la aportación de Cajamar no ha sido dineraria. La operación se ha realizado mediante el traspaso de activos patrimoniales --participaciones en compañías-- e incluso de deuda, detallan los mismos interlocutores.

Mayor músculo para afrontar posibles problemas
Que el BCC sea la cabecera de Cajamar supone que, si en algún momento dado, alguna de las cajas registra pérdidas, éstas se vean compensadas por los resultados del resto. Si alguien tiene problemas, el resto de entidades hermanas pueden salir a su rescate.

El paquete accionarial de este recién estrenado Banco de Crédito Cooperativo lo acapara en su mayoría Cajamar. El grupo cooperativo -compuesto por 19 cajas- cuenta con el 97,7% y el resto se reparte entre otras 13 cajas rurales.

Sin ayuda pública
El BCC es el único grupo cooperativo de crédito supervisado por el Banco Central Europeo (BCE). A pesar de que cuenta en su accionariado con 32 cajas rurales, de las entidades supervisadas por el organismo europeo es la última en tamaño. No obstante, este nuevo banco saca pecho de no haber recurrido a ayudas públicas y de haber superado, con nota, los test estrés del BCE.

Este banco no cuenta con oficinas propias, ya que funciona como un gestor. Sus planes pasan por seguir consolidando el negocio agroalimentario elevando la rentabilidad. "Es la cabecera de las cajas rurales que siguen siendo cooperativas de crédito, cuyo espíritu es estar al lado del sector agroalimentario, de las pymes, así como de las familias, con un compromiso social", señala.

El Grupo Cooperativo Cajamar, máximo accionista del BCC, cuenta en la actualidad con casi cuatro millones de clientes, más de 6.000 trabajadores y una red comercial de 1.300 oficinas. Los activos ascienden a 36.000 millones de euros y los beneficios ascendieron en 2014 a 37 millones. Son las cifras que, a su vez, también describen al Banco de Crédito Cooperativo que hace poco más de un año que echó a andar.