Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Cajamar supera los 3.000 millones de capital social

Manuel León
Periodista

Cajamar Caja Rural, como entidad individual que lidera el Grupo del mismo nombre y el Banco que es cabecera, sometió ayer a votación, ante más de medio centenar de socios compromisarios, los resultados del ejercicio 2021 que se saldó con un resultado neto de 62,6 millones de euros. 

Al tiempo, uno de los logros también alcanzados por la entidad individual ha sido el de rebajar la tasa de morosidad al 3,9%, que seguirá menguando, según las previsiones, en las cuentas del primer trimestre de 2022. 

El capital social aportado por los socios de Cajamar sobrepasó en 2021, por primera vez, los 3.000 millones de euros. En concreto, a 31 de diciembre, las aportaciones al capital social, realizadas por el casi millón y medio de socios con los que cuenta la primera cooperativa de crédito española, superaban los 3.060 millones de euros.

En su intervención ante los socios, el presidente de la entidad, Eduardo Baamonde, ha reafirmado el papel diferencial de Cajamar en el sistema financiero español como entidad cooperativa especializada en el sector agroalimentario y comprometida con el desarrollo del territorio donde está implantada.

“Para nosotros la rentabilidad es un medio y no un fin. Es un medio para poder garantizar la solvencia y, por tanto, la sostenibilidad en el tiempo de la entidad. Pero al igual que cuando fue creada la rentabilidad no fue el objetivo encomendado, sino proporcionar servicio a colectivos sociales y profesionales que en aquel momento estaban en exclusión financiera, hoy, 60 años más tarde, nos ratificamos en nuestro desempeño diferente”, ha explicado Eduardo Baamonde. “Créanme que cada año es un reto y cada día aparecen más imprevistos que convierten este camino en una carrera de obstáculos. Pero cada año somos más fuertes que el anterior y lo más importante, contribuimos a que ustedes, a pesar de las dificultades, también lo sean”, ha concluido.

Al cierre del ejercicio, Cajamar contaba con 815 oficinas y 157 agencias para ofrecer servicios financieros presenciales a sus tres millones y medio de clientes. Un tercio de esta red comercial se encuentra en localidades de menos de 5.000 habitantes, y cabe reseñar, asimismo, la actividad social realizada por sus 6 oficinas móviles itinerantes, que se desplazan a 42 poblaciones rurales de entre 170 y 1.500 habitantes evitando así su exclusión financiera, y en particular atendiendo en sus necesidades a las personas de mayor edad en el medio rural. 

El nuevo director general, Manuel Villegas, que presentó el informe de gestión ante la Asamblea, declaró que la actividad de Cajamar ha estado centrada en la reducción del activo irregular, el esfuerzo de las coberturas y la comercialización de nuevos productos y servicios acordes con el mercado. Cajamar incrementó el año pasado la inversión crediticia sana en un 4%, reduciendo la morosidad en un 23% y reforzando la tasa de cobertura hasta alcanzar el máximo histórico del 89,9%. 

Además de la actividad ordinario, durante el ejercicio se ha incrementado la venta de carteras de renta fija, cuyas plusvalías han ido dirigidas a sanear balance. 

La plantilla de Cajamar como entidad individual, tras las últimas aperturas de Sevilla y Vigo, asciende a 4.170 empleados. Se han integrado 38 oficinas, de ellas 26 han sido cierres y 12 se han convertido en agencias y hay seis unidades móviles para 42 localidades. Cajamar ha incrementado también cuota de mercado gracias a la expansión territorial, mejorando eficiencia, a pesar de la contracción de los márgenes de interés. 

La reducción progresiva del confinamiento ha permitido también recuperar la actividad presencial en la transferencia de conocimiento al sector agroalimentario. La caja rural ha firmado un convenio con el Ministerio de Agricultura para el estudio de la digitalización del sector agroalimentario en España. El presidente, Eduardo Baamonde, informó de que la entidad volverá a repartir dividendos y dedicará 10 millones de euros al fondo de reserva voluntario. Informó también a los socios del expediente sancionador del Banco de España que se ha resuelto con una multa de 900.000 euros con descuento del 40% por pronto pago. 

Esbozó Baamonde el nuevo Plan Estratégico de la entidad 2022-2024 con la visión 20-30, con la que aspira a seguir siendo una entidad gobernada por valores éticos. “Queremos ser una entidad en la que la rentabilidad es un medio no un fin, para seguir siendo un motor de desarrollo del territorio”. 

Relevo en la cúpula de la entidad
Debutó ayer como nuevo director general ante la asamblea de delegados, el nuevo director general de la entidad rural, Manuel Villegas, que sustituye desde principios de año a Francisco González. Se trata de un cambio de cromos, puesto que Villegas viene del Banco de Crédito Cooperativo, cabecera del Grupo Cajamar, y González ha sido nombrado director general de Inversiones del Grupo cooperativo y por ende del Banco. González ha permanecido seis años al frente de la dirección de Cajamar como director general de la red de oficinas.
 

Villegas se presentó a los delegados y agradeció “la confianza de los socios y clientes de Cajamar y la dedicación de los órganos de gobierno y el compromiso y el buen hacer de los profesionales, directivos y técnicos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario