Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¡El fútbol es siempre mucho más fundamental en la sociedad!

Juan Folío
@opinionalmeria

El fútbol es uno de los deportes más populares y reconocidos en todo el mundo. No sólo se refiere al juego en sí mismo, sino que muchas veces es una actividad que media entre las diferentes comunidades sociales. Ya sea por el visionado de los partidos, las afiliaciones a los clubes, o lo que está de moda hoy en día, las cuotas de fútbol otorgan varias posibilidades de juego a los seguidores.

El fútbol ha logrado tener una gran incidencia a nivel social, ya que ha permitido hacer partícipes del juego a personas de diferentes clases sociales, color de piel, sexo o religión. 

En muchos países, el hecho de practicar esta actividad resulta una fuente de reinserción social: niños en la calle que comienzan a asistir a centros de entrenamiento deportivo o clubes, eso los conecta con el hecho de pertenecer a un grupo y asimilar las ideas de trabajo en equipo, de disciplina y responsabilidad en un partido, logrando en una proyección, el desarrollo de un futuro ciudadano. 

El fútbol como deporte implica un entrenamiento regular: la responsabilidad de asistir a las prácticas de ejercicio  da cuenta de un compromiso con el otro y a su vez, de una mejora en la calidad de vida por la preparación y la actividad que requiere. Esto se asemeja a lo que históricamente sucedió con el boxeo: casi siempre fue y surgió como refugio de aquellas personas en situación de vulnerabilidad, de vivir en la calle o de sufrir violencia familiar. 

Además, el fútbol comprende la bienvenida de una gran cantidad de personas aficionadas al mismo, y un porcentaje de las ganancias de las entradas se utilizan para ayudar a los proyectos y fundaciones que se encargan de la reinserción social. 

En España existe un proyecto llamado Street Soccer Barcelona, que se encarga de empoderar a las personas sin hogar a través de los valores del fútbol. Street Soccer Barcelona, además, es una asociación sin ánimo de lucro, nacida en 2018, en donde el enfoque está en trabajar contra la exclusión de las personas sin hogar o en otras situaciones de riesgo. La idea es potenciar el fútbol como un instrumento de inclusión, integración y emancipación para así mejorar su vida, derribando fronteras, tanto físicas como mentales.

También existen fundaciones en otros países, como la Fundación Sepp Herberger, sustentada por la Federación Alemana de Fútbol, y tiene un compromiso con los centros penitenciarios. El propósito de este tipo de deporte en la prisión estuvo ligado a infundir ánimos positivos en las personas reclusas, pero al recibir la colaboración de Agencias de Empleo, el trabajo se ha vuelto más intenso. Ahora el resultado está enfocado en maximizar las probabilidades de que un recluso al estar en libertad pueda reinsertarse en la sociedad con éxito.

La mayoría de los presos, en general son hombres, y ellos presentan un gran interés por el fútbol. En la actualidad, son varias las fundaciones que promueven al fútbol dentro de los centros penitenciarios. 

No se trata solamente de la competencia y el pasatiempo del deporte, muchas veces la “victoria” es otorgarle la posibilidad a la persona privada de su libertad de cambiar su imagen incluso hacia sus familiares y amigos, para no sentirse juzgado y brindándole la confianza posterior al momento de reinsertarse socialmente.

En este contexto, no existe práctica libertaria mejor que el fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario