Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Un ministro de visita

Elena Torres
Periodista / Teleprensa

No acierto a entender muy bien cuál es la diferencia entre un político aspirante a y otro que ya ha logrado llegar al poder. Cuando está en precampaña, empieza a preparar reuniones sectoriales para recoger información de demandas que en la medida de sus planteamientos políticos trata de recoger en su programa electoral, pero, pasados los comicios incluso, sigue con las reuniones para ‘conocer de primera mano’ las necesidades de unos y otros y vuelta a empezar, hay que estudiar lo que piden y ver como llevar eso a cabo. Pasa el tiempo y más de lo mismo.

El ministro ha venido y se ha ido
sin arrancar un solo titular
En Almería no hemos recibido muchas visitas de ministros en esta legislatura de mayoría absoluta del Partido Popular. Sin embargo, cuando vienen no nos traen más anuncios que el ‘diálogo entablado’ con uno u otro colectivo al que le han recogido en ‘propia mano’ una nueva retahíla de demandas que van a estudiar.

Así ha sido la visita que el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha realizado a esta provincia. Reuniones con el mármol y el turismo para escuchar una vez más, ¡cuántas vamos ya!, que esta provincia necesita mejores infraestructuras en materia de comunicación básicamente y luego también una mejor tarifa eléctrica, etc, etc.

No me creo que el ministro desconozca estos aspectos, entre otras razones porque si no el papel de nuestros políticos locales quedaría en entredicho -para qué queremos tantos senadores y diputados nacionales, entonces-, y al final todo esto de ‘voy a estudiar el documento’ que en este caso le ha entregado el sector del mármol no suena más que a postura y pérdida de tiempo.

La verdad es que el ministro apenas ha arrancado un titular en Almería. Constatar que la industria no tiene un peso tan importante en Andalucía como en España y que se pueden hacer más cosas no parece ni siquiera un mensaje. Así que no es de extrañar que sin querer uno se quede con los reproches que otros le han hecho por no haber tenido el ‘detalle’ de sentarse a hablar y dar una salida a las demandas que los regantes -la agricultura sí tiene un peso específico en esta provincia- le han hecho por el ‘tarifazo eléctrico’ que tanto les está ayudando a perder rentabilidad.

Claro, que esto ya lo sabe porque desde febrero el sector está reclamando una IVA reducido y la demanda no es precisamente local sino que afecta a todo el país. Así las cosas, el ministro no tuvo tiempo más que para reuniones de partido, mármol y turismo. El Real Madrid jugaba y ahí sí que no se sabía qué iba a pasar, ¡maldito fútbol!

No hay comentarios:

Publicar un comentario