Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Levantá por el señor alcalde

Antonio Sevillano
Historiador

La Semana Santa ha superado en brillantez a ediciones inmediatas. El clima excelente ha permitido que todas las hermandades saliesen a unas calles por lo general colmadas de público en el centro y barrios de origen. Todos contentos: creyentes, visitantes y sector hostelero. No obstante, ciertas actitudes de personajes ávidos de protagonismo deberían mover a reflexión y corregirse.

Afortunadamente, la tolerancia y educación cívica dista hoy mucho de quienes en 1931 contemplaban el discurrir de la Virgen de la Soledad por calle Real esquina al Lugarico (plaza Masnóu), delante del bar La Macarena. Sucedió que al intentar un hombre cantar una saeta desde la acera, el trono de la Virgen no se detuvo hasta cien metros más abajo. Entre otras razones, el hermano mayor alegó la angostura de la vía y el existir en la zona casas de putas. Aquello fue Troya: confusión, carreras, cirios que vuelan…

La actual calle del Alcalde Muñoz evidentemente es muy distinta a aquella. Aquí radican tres concejalías en la que fue Casa de Socorro y antes sanatorio del Dr. Sobaco Monroy, uno de los escasísimos proyectos firmados por el arquitecto y dirigente socialista Gabriel Pradal. A petición del Ayuntamiento, la peña flamenca El Morato tiene establecida en ella un punto de "cante por saetas". La cofradía del Stmo. Cristo del Amor y Ntra. Señora del Primer Dolor aceptó asimismo detener los "pasos" tras partir de la cercana iglesia de San Sebastián.

El martes 15, a poco de salir, el Sr. Alcalde acudió al edificio citado rodeado de una nutrida comitiva funcionarial: periodistas, fotógrafos, jefa de Protocolo y (presumiblemente) chófer y guardaespaldas. Todo muy fervoroso, lo normal como cuando usted o yo asistimos a una procesión. A pie de calle, donde ser bien visto y mejor retratado. Sabían naturalmente que Canal Sur Tv retransmitía "Andalucía en Directo". Las elecciones Europeas están a la vuelta de la esquina y quién desaprovecha un tornavoz publicitario… ¿verdad? Unos linces, oiga. Dada la hora, solo me queda una duda: ¿ese personal laboral cobraba extras o entra en el sueldo?

Mientras tanto, Anamar García y Antonia López cantan con toda normalidad al Cristo. A continuación la Virgen se detiene y desde el balcón es María Canet quien ante el silencio respetuoso entona su saeta. El paso sigue arriado y Rocío Segura lanza al aire su primer quejido hechido de devoción a la imagen, otra forma de rezar.

Es en ese momento cuando la responsable de Protocolo solicita al joven capataz, Borja Arqueros, que mande una levanta en honor del Sr. Regidor allí presente. Llama a la cuadrilla y le arenga: "Al cielo con ella. Esta levantá va por el Sr. Alcalde. A esta es".

La Asociación Musical "Santa Cecilia", de Sorbas, comienza tocar. El palio avanza y Rocío, lejos de arredrarse, echándole redaños, remata su seguiriya cuando ya enfilaba la calle Argollones. La ovación de los allí congregados no cesó hasta verse obligada a salir al balcón para recibir la muestra de desagravio. Y tras los aplausos, los piropos dedicados al Sr. Alcalde no son para reproducirlos en papel.

El capataz no debió aceptar la petición. Que le sirva de enseñanza en el futuro: las vanidades de los políticos en el interior del templo, si así les place. La calle es de todos los ciudadanos.

La mala costumbre fue puesta de moda en Almería por Javier Arenas y desde entonces los dirigentes conservadores la tienen incorporada a su agenda semanasantera. El Obispado debería poner coto. Y en ese veto incluyo (aunque ajeno) el toque de campana en el trono del Cristo Cautivo de Málaga hecho por Susana Díaz, presidenta de la Junta.

Sería de agradecer que todos se impusieran la lectura repetida del artículo 16º de la Constitución, sobre "Libertad ideológica y religiosa", que consagra a España como Estado aconfesional.

Luego vino el echar balones fuera: ¡Rocío, la culpa ha sido del capataz! El Sr. Alcalde, tratando de justificarse vanamente ante la cantaora, le ofrecía una versión sesgada, contraria a la que fuimos testigos a metro y medio.

Y a mayor inri, tiempo le faltó -a él o a quien le gestione la cuenta de Twiter- para subir el texto: "Mal detalle del capataz del Primer Dolor al no esperar al final de la saeta de Rocío Segura. Los artistas de Almería merecen todo el respeto".

La Red echaba lumbre poniendo al munícipe como chupa de dómine. Fotocopiados tengo mensajes de cofrades con acusaciones variada índole y gravedad.
(Diario de Almería)

No hay comentarios:

Publicar un comentario