Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

A Antonio Morales le pilló la muerte de Junior, su padre, en su casa de Los Gallardos

Juan Folío
La Opinión de Almería

El pasado domingo, Antonio Morales de las Heras disfrutaba en el Campo de Fútbol Castaños Junior, de Los Gallardos, de una jornada deportiva infantil. Se divertía tanto como sus hijos mellizos Antonio y Aitor, de diez años, que, dicen quienes les vieron jugar, les pegan al balón bastante bien. No podía imaginar el hijo de Rocío Dúrcal y Junior que, cuarenta y ocho horas después, iba a recibir una estremecedora llamada de su hermana Carmen: su padre acababa de morir. El jueves, el mítico componente de ‘Los Brincos’ y del dúo ‘Juan y Junior’ era incinerado.

Bárbara y Antonio pasan buena
parte del año en su casa de
Los Gallardos / Foto: Vanitatis
Antonio Morales (Madrid, 1974) pasa tanto tiempo en su casa de Huerta Nueva, de Los Gallardos, como en Madrid. Le gusta vivir alejado del mundo del papel cuché, un mundo que conoce bien no sólo por ser hijo de quien es, sino porque su corta trayectoria artística se desenvolvió también en el éxito. Con apenas diez años, Antonio formó con su hermana Carmen el dúo ‘Antonio y Carmen’. Su canción ‘Sopa de amor’ (1982), compuesta por Luis Gómez Escolar, fue un éxito en medio mundo, particularmente en Japón.

La faceta artística de Antonio Morales Jr. no tuvo continuidad tras aquella experiencia. Ahora es un atareado hombre de negocios que comparte su tiempo entre Los Gallardos, Madrid y Sudamérica. Sus hijos Antonio y Aitor son el fruto de su matrimonio con Edurne González, de la que se separó en 2006. Sobre los niños el padre tiene la custodia. En 2010 contrajo matrimonio con quien comparte su casa de Los Gallardos, Bárbara Suanzes, una íntima amiga de su hermana Shaila. Hace unos meses la pareja dio a Junior una agradable noticia: la llegada de su cuarto nieto, el primero de ambos. Será dentro de cuatro meses. Pero Junior no lo podrá conocer por su repentino fallecimiento.

Antonio Morales de las Heras y sus hermanas Carmen y Shaila mantenían unas afectivas relaciones con su padre. Tras el fallecimiento de Rocío Dúrcal, los dos hijos mayores se vieron obligados a denunciar a su padre por apropiación indebida de parte de la herencia de la madre. A esta circunstancia se añadió la publicación de un libro en el que Junior detallada una infidelidad con Rocío, algo que molestó a los tres hermanos. Pero posteriormente, Junior pidió públicamente perdón a sus hijos y se recompusieron las relaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario