Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Mesón Gitano

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Por sentido común y por una mínima inquietud cultural es prioritario recuperar la belleza natural de nuestros barrios como el de Pescadería con su entrada o salida por el Parque Nicolás Salmerón y su sabor musulmán. ¿Qué decir de mi barrio de la infancia: la Almedina? Pues que forma parte de esa Almería del Milenio.

El Mesón Gitano, en los Juzgados
Otro lugar grande de la ciudad es ese enigmático barrio de la Chanca, popularizado por poetas y artistas que bien merece ser declarado como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad. Y allí está, como un reto al tiempo que pasa y pasa,  nuestra Alcazaba cuyos accesos desde la Avenida del Mar están en proceso con la primera fase ya finalizada.

En este contexto situamos el Mesón Gitano como actuación más ambiciosa del Plan Urban (aprobado en junio de 2008 con el objetivo de regenerar nuestro emblemático Casco Histórico). Pues bien, en diciembre de 2012 finalizó el plazo para presentar proyectos con el objetivo de construir un edificio, recuperar las míticas cuevas y resolver los problemas para el acceso a La Alcazaba.

Como almeriense, soñaba con ese nuevo equipamiento que supondría un Mesón Gitano con el arte, la música, el teatro o la danza y el flamenco nuevamente vivo, como protagonistas. En la sede de Almería Urban nos hablablan “de una sala destinada a biblioteca con fondo bibliográfico, audiovisual y fonográfico o un espacio de cubierta-mirador con escenario acondicionado para actuaciones al aire libre diurnas y nocturnas, entre otros”.

Pienso, como no podía ser de otra manera, en el turismo cultural porque los visitantes quedarán hechizados cuando en las faldas de La Alcazaba contemplen el emblemático complejo para disfrutar con contenido intelectual. Y es que, queridos lectores, el Mesón Gitano nos identifica y nos recuerda esa década de los setenta con la cultura viva desde los pies hasta los recintos de La Alcazaba con un camino salpicado por una docena de cuevas, algunas de ellas de grandes dimensiones y con características que resisten el peso de la historia.

Por fin, tras décadas de dejadez, nuestros responsables públicos habían interiorizado la necesidad de recuperar un Casco Histórico que debe convertirse en el estandarte de una Almería pujante que tiene tesoros artísticos y naturales de gran belleza, como el futuro Mesón Gitano con todas las posibilidades que encierra para hacer de Almería una ciudad de obligada visita por su riqueza histórica.

De pronto, todo se viene abajo cuando nos topamos con la noticia de que el proyecto de rehabilitación es denunciado  ante los Tribunales de Justicia y se produce la paralización de la ejecución. Se habla de que  corre peligro un proyecto fundamental para la ciudad. Por otra parte, la Fiscalía ordena que se investigue por vía penal por presuntos delitos de tráfico de influencias y prevaricación. Como se dice en la Almería castiza: Esto, ¿qué es lo que es? Juzguen ustedes mismos, máxime con la Junta y el Ayuntamiento de por medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario