Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Desorganización y mal ambiente en la Policía Local de El Ejido

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

Las últimas decisiones y decretos del alcalde acerca de la organización de la Policía Local no han hecho más que aumentar la desorganización del cuerpo y generar mal ambiente en la plantilla, ya que lo único que persiguen es el incremento de la escala de mando en detrimento de los policías que prestan servicio en la calle. Esta medida ha perjudicado seriamente a los vecinos de El Ejido, que han visto mermada la seguridad en las calles del municipio.

Foto: Teleprensa
Por mucha campaña de marketing que el alcalde haga sobre este tema, la realidad es que fracasa una y otra vez en su proyecto de organización de la Policía Local. Así lo demuestra el creciente descontento que se ha instalado entre los ciudadanos ante el aumento paulatino de incidentes en las calles, como el disturbio acaecido hace unos días en la calle Manolo Escobar, o los numerosos robos que se han producido en las últimas semanas en comercios y viviendas de todo el municipio.

El alcalde debe reconocer de una vez por todas que su intento de controlar a la Policía Local por medio de cargos de confianza no está dando resultado, y aún está a tiempo de rectificar cesando a esos cargos de confianza y dejando trabajar a los profesionales, ya que, por Ley y por preparación, son los responsables de la organización y el buen funcionamiento del cuerpo.

El alcalde está demostrando, una vez más, que ha perdido el norte y se está dejando llevar por su incompetencia y su afán de control político de todos los estamentos que componen el Ayuntamiento. Y mientras se preocupa por controlar, se olvida de la verdadera finalidad de la Policía Local, que debe ser velar por la seguridad de todos los ejidenses.

Como también se ha olvidado de una moción que presentó el Grupo Socialista en 2006, que se aprobó con la unanimidad de todos los concejales de la Corporación, incluido él mismo, que en aquella época era concejal, y que pedía que se incrementara el número de agentes hasta lograr que la plantilla tuviera dos policías por cada mil habitantes.

Esa propuesta sí perseguía mejorar el servicio de la Policía Local, ya que su objetivo era aumentar el número de policías que trabajan en la calle al servicio de la ciudadanía. Justo lo contrario de lo que está haciendo el alcalde, que es aumentar el número de mandos en detrimento de los agentes que deben estar en la calle.

Pedimos al alcalde que tenga en cuenta que ninguna organización funciona bien si hay más jefes que trabajadores. Deje ya de intentar controlar a la Policía Local creando el caos en su seno, y confíe un poco más en la profesionalidad de sus mandos para organizar el servicio de la manera que consideren más adecuada para la seguridad de todos los ejidenses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario