Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El golpe de mano de Fernández-Pacheco

Juan Torrijos
Periodista

En cierta ocasión comentó en privado el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, la poca capacidad del equipo de Gobierno municipal en el Ayuntamiento de la capital. Desplazó desde Diputación a Miguel Ángel Castellón en un intento de apuntalar un edificio que se caía. Por lo visto no ha podido o no le ha dejado un alcalde al que unos concejales tenían prisionero.

Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería


Retira de su entorno más íntimo a Manolo Guzmán, que no parece que lo haya aconsejado bien y al que aún le esperan algunas sorpresas en el juicio del Mesón Gitano

El golpe de mano dado por Ramón Fernández-Pacheco en el Ayuntamiento ha sido contundente. Retira de su entorno más íntimo a Manolo Guzmán, que no parece que lo haya aconsejado bien en los últimos tiempos, y al que aún le esperan algunas sorpresas en el próximo juicio del Mesón Gitano. ¿Quizás se está acercando el mismo y el nieto de Monterreal se quiere curar en salud ante lo que pueda ocurrir? No les extrañe. Me cuentan que la Fiscalía tiene el tema del Mesón muy bien amarrado. ¿A la vida política de Manolo Guzmán sus compañeros le tendrán que buscar alguna puerta giratoria en el futuro? Tampoco me extrañaría. Los partidos políticos son así. Ahí tienen los casos de Trinidad Cabeo y Mari Carmen Ortiz: te saco de la Consejería y al puerto, te saco del puerto y al PITA. 

Carlos Sánchez, el hombre-concejal que inauguraba con una cena vip y exclusiva el Mesón, y que le sirvió para estar en boca de propios y extraños, pasa a Cultura. Se le acaban las adjudicaciones de Fomento y a montar cabalgatas, fiestas en la Plaza Vieja y la Feria. El poder de las concejalías está valorado por un par de causas: la cercanía al alcalde y el dinero que tienen para malgastar. Cuanto más euros, más poder. 

En los mentideros políticos de Diputación se comenta que la crisis ha sido auspiciada, defendida e impuesta por Gabriel Amat

Me da la impresión de que los dos ediles mencionados han perdido fuerza económica uno y cariño e intimidad el otro. Del resto de ediles poco que decir. Ana Martínez Labella llega a Fomento, una buena área, no cabe duda, y Castellón coge algo más de fuerza. La que debía tener desde hace más de un año y no le daba el alcalde.

En los mentideros políticos de Diputación se comenta que la crisis ha sido auspiciada, defendida e impuesta por el presidente provincial, Gabriel Amat. La imagen que se venía dando desde el Ayuntamiento no podía continuar y ante las próximas elecciones, dieciocho meses faltan para ello, Fernández-Pacheco quiere que su partido lo ratifique como futuro candidato y para ello hay que hacerle caso al jefe.