Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Ortega Cano pierde los papeles

Tania Artajo
@opinionalmeria

Vayamos primero con loa antecedentes. Gloria Camila Ortega, hija de José Ortega Cano y Rocío Jurado, está participando estos días en el concurso de Telecinco “Pesadilla en el Paraíso”. Durante el primer programa, la joven se mostró muy crítica que quien fue su novio, Kiko Jiménez, actual novio de Sofía Suescun, abriendo así un debate que sorprendió un poco a la audiencia porque ella decía que iba al programa para “desconectar de lo que estaba pasando”. No conforme con esto, entre los invitados al programa figura un primero de Gloria, Chema Esteban, que igualmente dedicó todo su tiempo a emitir palabras descalificatorias hacia al colaborador de “Sálvame”.

Chema Esteban, tras ver a Gloria llorando en el concurso, no tardó en soltar la primera bomba: aseguró que Jiménez no se portó bien con su prima, y si salieran a la luz determinados episodios, "nos llevaríamos las manos a la cabeza". En ese momento, el novio de Steisy, también presente en el plató, se atrevió a comparar la situación de Gloria con la de Rocío Carrasco. Y Nagore, para rematar, dijo que si la hija de Ortega había sufrido lo que todo insinuaban, no entendía su falta de empatía con Rocío Carrasco durante todos estos años. En ese momento, Sobera decidía frenar aquel discurso para evitar riesgos innecesarios. 

¿Qué sentido tenía abrir un frente de batalla con una persona, Kiko Jiménez, que ellos sabían que no se iba a quedar callada? Evidentemente, sumar méritos para permanecer las máximas semanas posibles en “Pesadilla en el Paraíso”, donde cada semana eliminan a uno de los concursantes.

Evidentemente, Kiko Jiménez no se ha quedado callado. “Quieren guerra, pues la van a tener”, ha venido a decir. El momento clave de esta “docuserie” se produjo cuando el colaborador de "Sálvame" manifestó en su programa que, cuando él era novio de Gloria Camila, se produjo una reunión en casa de Ortega Cano en la que estaban presentes los novios y una tía y una prima de la novia. “Le voy a mandar este mensaje a Ana María Aldón –dijo Kiko- para que se entere de lo que pasó, y que ella haga lo que quiera”. Jiménez no informó del contenido del mensaje, si bien se los mostró a algunos de los colaboradores antes de darle el “enviar”. “Ahí lo llevas, Ana María”. Ninguno de los colaboradores de “Sálvame” informaron del contenido del mensaje.

Dos días después de esto, Ortega Cano bajó la ventanilla de su coche, al salir de su casa, para dirigirse a los medios de comunicación que estaban apostados a su puerta: “Todo esto lo voy a poner en conocimiento de mis abogados, voy a ir a donde tenga que ir”. Los periodistas, en principio, creían que sus palabras se referían a Rocío Carrasco por lo que dice en la docuserie "En el Nombre de Rocío". Por eso preguntaron: “¿También va a denunciar a Kiko Jiménez?”. “Por supuesto”, e hizo un gesto con la mano como haciendo un estoque.

Nada más iniciarse el programa de ayer, sábado, de “Ya es Verano”, la presentadora, Verónica Dulanto, anunció: “Nos ha llamado dos veces Aniceto (que es el cuñado y hombre de confianza del torero) para decirnos que Ortega Cano quiere entrar en directo. Vamos a preparar la conexión”. Resulta extraño, primero, que no sea el propio Ortega quien llamara a Telecinco para proponer su intervención, y segundo, que sea Aniceto, un hombre que no se mete nunca en líos, quien asumiera ese papel e insistiera hasta por dos veces que su cuñado tenía mucho interés en intervenir. Se transmitía la sensación de que Aniceto, en vez de poner cordura ante la situación, estaba muy interesado en que las palabras de Ortega Cano se dejaran oír.

Lo que sucedió después fue un esperpento. Ortega Cano está al teléfono. Dulanto le dice que está en antena y que puede manifestar lo que desee. A partir de ese momento fue directamente a por Kiko Jiménez: “A ese personajillo, no quiero ni decir su nombre, le digo lo siguiente. En cuanto escuché y tuve conocimiento de las manifestaciones de este individuo, lo puse en manos de mi abogado de confianza. Todo lo que dijo al respecto es falso, es mentira, es como el beso de Judas. No sé cómo se le da el más mínimo pábulo a una persona que es un falsario y que vive desde años de la falsedad y de la mentira. No se puede especular con algo que no es verdad sin pruebas. Una falacia mentirosa. Es muy fácil echar por tierra la vida de toda una familia. No sé qué habré hecho yo malo en esta vida”. 

“Me está costando todo mucho”, continuó. “Lo único que he hecho en mi vida es trabajar y darle todo a la gente que se ha portado bien conmigo y que es buena persona, nada más. Les doy las gracias, pero les pido que me tengan un poco en cuenta a mí y a mi familia porque estamos sufriendo demasiado ya”.

Justo en este momento, Beatriz Cortázar, periodista y amiga del torero, quiso contextualizar el tema del que estaban hablando. Continuó el torero: “Te voy a decir una cosa. ¡El que sea capaz de tocar lo más mínimo, con la voz o con lo que sea, a mi hijo…! Eso es mentira, eso es falso, y, por lo tanto, vamos a tomar consecuencias en la medida que sea posible y con los abogados que hagan falta. Me da igual. ¡Qué vaya a la cárcel! 

“Es mentira –siguió-, lo juro ante Dios y ante la Virgen María. Esa reunión nunca existió, ¿a usted le parece que yo permitiría algo así? ¡Aunque tenga que empeñar todo para que este tío vaya a la cárcel, que la conozco yo! Con todo el cariño y respeto, pido a Telecinco que me dejen vivir tranquilo lo que me quede de tiempo. Les doy las gracias porque han sido, en algunas cosas, muy cariñosos". ¿La clave de Ortega Cano era la presunta reunión o lo que presuntamente se acordó en esa reunión? No quedaba claro. 

Durante la larga intervención de José Ortega Cano, dos periodistas que son acreditados fans del torero, como Beatriz Cortázar y Aurelio Manzano, no cesaban de asentir con la cabeza, a la vez que sonreían levemente. Éste último le quiso tirar a Ortega de la lengua al decirle: “Ha dicho Ana María que en qué familia se ha metido”. Rápidamente Verónica Dulanto le corrigió: “Ha dicho que si eso es verdad...”. Ortega no quiso contestar. 

El momento más estrambótico se vivió en las pocas preguntas que Verónica Dulanto pudo hacer a Ortega y en las respuestas que éste dio:

- ¿Ha hablado usted con Ana María de este asunto?

 No.

- ¿Maestro, usted sabe el contenido de ese mensaje, que rotundamente ha dicho que es falso, que Kiko Jiménez ha enviado a Ana María?

- No. No lo sé, lo desconozco.

- ¿Le ha llegado a usted alguna idea de por dónde pueden ir los tiros?

- Pues, eh, en vista de todo, no tengo una cosa que puede ser parecido y demás.  No termino de encajar que pueda ser una cosa de mi niño pequeño o de mí. Algo de eso, creo, pero no me han dicho todavía nada de lo que este individuo le pasó a Ana María.

- Pues está usted en lo cierto. Usted dice que desconoce el contenido del mensaje que le ha enviado Kiko a Ana María y, sin embargo, dice que va a tomar acciones legales. ¿Cómo dicen esto si no saben exactamente el contenido del mensaje o qué pruebas tiene, si es que las tiene?

 Bueno, eh, pues, como estoy diciendo, yo lo desconozco y primero me tengo que informar de lo que hay por medio, y entonces lo pondré en manos de mis abogados.

Este domingo, Ana María Aldón vuelve al plató de "Ya es Verano". Dice que va a hablar claro. Durante el resto de la semana los programas del corazón ya tienen qué entretenerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario