Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

No salen las cuentas en el Patronato de Turismo


Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

Las facturas estaban en los cajones de la Diputación, pero las presuntas irregularidades cometidas en la anterior legislatura, en los viajes y gastos del Patronato de Turismo, ya los reveló Paco Iglesias, empresario que había sido desempeñado el cargo de gerente desde febrero de 2010 hasta julio de 2011 (un año y seis meses), al vicepresidente de la Diputación Provincial, Javier Aureliano García, tras los primeros meses de gestión del nuevo equipo de gobierno. Y es que el número dos del PP de Almería ha omitido en todo momento la fuente principal y el origen de su cruzada contra las facturas falsas y acudió a la Fiscalía Provincial para que se investigara el escándalo sin mencionar públicamente al “descubridor” del los gastos ficticios que han generado una investigación por presuntos delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental.


Paco Iglesias ha explicado que durante su paso por el Patronato de Turismo se habían cometido por “determinados funcionarios” irregularidades contables en relación a las facturas que se habían confeccionado y que le estaban imputando, contabilizando gastos ficticios que no había generado. ”Informé que de tales hechos había tenido conocimiento con posterioridad al desempeño de mi cargo y a raíz del testimonio de una antigua trabajadora del negociado del Patronato solicitando a Javier Aureliano García la verificación oportuna de todos los gastos que se me había imputado a título personal en los presupuestos del ejercicio 210, así como en el periodo de tiempo que estuve desempeñando mis funciones en 2011″, asegura en un comunicado difundido ayer. El exgerente ha argumentado que trasladó su malestar tanto profesional como personal al ya vicepresidente de la Diputación por la “mala gestión de lo público” que se había realizado y por el “grave perjuicio que se había podido causar con tales hechos a mi imagen”.

Y es que la jugada no ha salido nada bien al empresario porque cuando desgranó las presuntas irregularidades quería cubrirse las espaldas y ahora ha ocurrido todo lo contrario: se le vincula como sospechoso en unos hechos en los que él mismo asegura que actuó como denunciante hace ya año y medio. “Desconozco si se ha omitido de forma deliberada a fin de perjudicar mi imagen personal y profesional este dato, pero en todo caso debiera el señor vicepresidente de Diputación a la mayor urgencia corregir la denuncia interpuesta y completar los hechos acontecidos”. Es más, Francisco Iglesias, que se ha puesto a disposición de la justicia para poder esclarecer cualquier imputación de gastos originados en su etapa como gerente del Patronato, recuerda que obra en su poder toda la prueba de cuanto se dice, la cual ofrecerá al juez y fiscal una vez sea citado para prestar declaración. El exvicepresidente de Diputación, Luis Pérez, volvió a reiterar ayer que tiene la conciencia tranquila y que no firmó nada que no viniera con el informe del interventor. El fiscal jefe, Antonio Pérez Gallegos, formuló el 17 de abril una denuncia contra Luis Pérez y Francisco Iglesias al apreciar que pudieron incurrir en presuntos delitos continuados de malversación y falsedad documental en la emisión de facturas por un valor superior a 60.000 euros. Además, cita a declarar en calidad de imputados a la exsecretaria del Patronato Provincial de Turismo y al gerente de una agencia de viajes de la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario