Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los "pinganillos" del Senado


Eugenio Gonzálvez
Senador por Almería

Esta semana he tenido que enfrentarme en el Senado a una de las situaciones más absurdas que he vivido en mi vida. Y es que por primera vez han puesto en mi mesa un artilugio, conocido popularmente como 'pinganillo', para que pueda entender durante un debate a unos senadores que hablan mi idioma, han nacido en mi país y, lo que es peor, que utilizan el castellano en los pasillos, cafeterías y despachos de la Cámara. Si de por sí la situación ya es 'kafkiana', más lo es aún si tenemos en cuenta que este capricho de los nacionalistas y socialistas va a costar a los españoles nada menos que 350.000 euros al año. Creo que todos ustedes estarán conmigo en que el sistema de traducción simultánea a las cuatro lenguas cooficiales (Gallego, Valenciano, Euskera y Catalán) es una forma más de derrochar los fondos del Estado en un momento de crisis económica en la que se requiere una mayor austeridad y seriedad a la hora de realizar gasto público. Además, los 'pinganillos' están logrando alejar al ciudadano del político, ya que ahora tendrá que haber un intermediario para que un andaluz pueda entender a un catalán aunque estén hablando de un asunto que concierna a toda la nación española.

Acaso puede haber algo más alejado del sentido común que en una institución común a todos los españoles, en la que se tratan asuntos comunes a todos los españoles, como es el Senado no se utilice el castellano, que es la lengua común a todos los españoles, sean de la comunidad autónoma que sea. Yo sinceramente lo dudo y más ahora en esta era global, ya que mientras que en el resto del mundo se están eliminando las fronteras del lenguaje imponiéndose el inglés; los españoles vamos creando nuevas fronteras dentro de nuestro país.

Y es que creo que vascos, catalanes, gallegos y valencianos deben utilizar la lengua que quieran en su vida privada o en las comisiones de las comunidades autónomas (como ya hacen); pero no en el Senado donde con el simple gesto de utilizar la lengua oficial y no las cooficiales supondría un ahorro de 350.000 euros al año. Los políticos debemos de solucionar y poner fin a las preocupaciones de los españoles y estoy seguro que entre ellas no se encuentra el uso de una lengua u otra en los debates del Senado. Los principales problemas que a día de hoy tienen los españoles son el paro que no baja de los cuatro millones de parados; la pérdida de nivel adquisitivo con medidas como la congelación de las pensiones, la reducción de los sueldos a los funcionarios, las subidas de impuestos y la falta de medidas de apoyo al sector empresarial; y la falta de confianza que existe en España; que hemos pasado de estar en la Champions League de la Economía (según decía ZP) a estar en Tercera regional. Sólo espero que el PSOE atienda a razones y no a caprichos de los nacionalistas y socialistas y retire lo antes posible esta medida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario