Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los otros datos de la EPA en Almería

Javier Menezo
Secretario de Empleo del PSOE de Almería

Se acaban de conocer los datos de la encuesta de población activa del cuarto trimestre y aunque normalmente la atención se centra sobre la tasa de paro, hay otros datos básicos para entender lo que está sucediendo.

Para empezar, la tasa. En Almería se sitúa en el 27,08%, que aún siendo un mal dato evoluciona mejor que el resto de España: es la tasa más baja del año y nos aleja de ese 30,64% que se llegó a alcanzar en el tercer trimestre de 2009. Sin embargo, vemos la resistencia de la tasa de paro a descender de forma significativa a pesar de que el número de personas con empleo creció en estos tres meses en 5.100. La razón está en el aumento de la población activa cuyo crecimiento sigue siendo la principal característica del mercado de trabajo en nuestra provincia, y así, el 65,35% de los mayores de 16 años está trabajando o buscando empleo (75% en el caso de los hombres). Almería es, por tanto, la provincia española con mayor tasa de actividad.

Pero ese incremento de la población activa que ha sido constante en los últimos quince años no tiene ya su origen en los flujos migratorios sino en la incorporación de mujeres al mercado laboral. En nuestra provincia, y en tan sólo seis años, la población mayor de 16 años aumentó en 81.000 personas debido a los flujos migratorios. Pero la llegada de inmigrantes parece haberse detenido en 2010 y la población en edad laboral se ha mantenido estable en torno a los 564.000 personas.

La reciente incorporación de la mujer al mercado laboral no puede decirse que haya sido voluntaria, ya que entre el cuarto trimestre de 2008, cuando comenzó a notarse con mayor fuerza la crisis, y este último de 2010, 32.100 mujeres clasificadas por la EPA como inactivas dedicadas a labores del hogar se han incorporado al mercado de trabajo para sustituir la perdida (o el temor a que se pierda) del sueldo principal del hogar. De hecho, nunca en nuestra provincia había sido tan bajo el número de personas clasificadas como labores del hogar).

Ese sueldo principal que esas mujeres se han visto obligadas a sustituir procedía en la mayor parte de los casos del sector de la Construcción, que ha seguido profundizando su caída en el cuarto trimestre de 2010. Si, al comenzar 2008, 61.600 personas trabajan directamente en la Construcción ahora son 16.000, lo que habla muy claro del fuerte ajuste que ha sufrido el sector, que ya ocupa a 6 de cada 100 trabajadores, mientras que a finales de 2007 daba trabajo a 23 de cada 100 empleados.

Hay algún dato más que dibuja el panorama del empleo en Almería, como es el aumento de los estudiantes que según la EPA están en el nivel más alto de la serie histórica, probablemente consecuencia también directa de la crisis.

En definitiva, la EPA sigue mostrando la misma radiografía del mercado laboral de Almería desde hace dos años: desplome del sector de la construcción con su repercusión en el crecimiento del paro masculino, fuerte incorporación de la mujer al mercado de trabajo (en el cuarto trimestre, una vez más baja el paro femenino y sube entre los hombres), reincorporación de jóvenes a la formación y ralentización de los flujos migratorios. También nos indica que los sectores tradicionales almerienses (agricultura y servicios complementarios, como el manipulado, y hostelería y turismo) han sido las fortalezas y la tabla de salvación durante este período de nuestra provincia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario