Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cuando tiembla la tierra en Almería

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Si sentimos un movimiento sísmico, aunque sea de poca intensidad, no podemos evitar un cierto desasosiego y esto nos ocurrió a los almerienses del poniente y de la capital a comienzos del mes de Noviembre ya que se registraron casi una docena de pequeños terremotos. Eran las 6.12 de la mañana del día 4 del mencionado mes cuando miré el reloj sobresaltado ante el breve y brusco movimiento que me quitó el sueño. Efectivamente, se trataba de una débil sacudida sísmica que, según el Instituto Geográfico Nacional, tuvo una fuerza de  3,6 grados de magnitud en la escala Richter y que se percibió en veinte municipios almerienses. El epicentro fue detectado al sureste de La Mojonera, a unos veinte kilómetros de la capital, donde se notó con más fuerza al igual que en toda la zona comprendida entre El Ejido y Aguadulce. Sobre las 13,00 del mismo día, los almerienses volvimos a vivir cómo temblaba el suelo con una intensidad algo mayor (4,6 grados). Mis alumnos de Historia de España se inquietaron pero  rápidamente se sintieron alivio porque comenzaron a tranquilizarse mutuamente con esa idea extendida de que cuando suceden pequeños movimientos sísmicos no hay nada que temer. Los científicos de los terremotos destacan que estos pequeños movimientos permiten la liberación periódica de energía y así se puede evitar un gran terremoto.

A partir de aquí, nos picó a todos la curiosidad y nos comprometimos a debatir la cuestión en próximas clases con la información que yo les proporcionaría. Dicho y hecho, comenzamos a investigar buscando desde Almería en el Tiempo para descubrir la historia de este fenómeno tan habitual en el Sureste de España. Para comenzar, debemos decir que España sufre cada año unos 3.600 terremotos y que apenas dos o tres son perceptibles cada mes por la población. Sabemos también que las zonas de mayor riesgo son Andalucía y Levante, sobre todo  Murcia, donde está la falla de Alhama. Por último, antes de entrar de lleno en Almería, indicaremos que nuestro país, a lo largo de su historia, ha sufrido 11 grandes terremotos: el último tuvo lugar el día de Navidad de 1884 (con una magnitud de 6,5, causó 834 víctimas en Granada). De acuerdo con la estadística histórica, el terremoto más importante registrado en España tuvo lugar en Torrevieja, Alicante, en 1829, con una magnitud 6.9 en la escala de Ritcher. Produjo 400 muertos, destruyó 290 casas y hubo varios meses con réplicas. Según Luis Suárez, presidente del Colegio Oficial de Geólogos, se produce un terremoto destructivo cada 60 años. En los últimos 600 años se han producido 10 terremotos de gran magnitud en España y, si hemos dicho, que  el último fue el de Granada de 1884 pues, según este señor,:”nos encontramos en un momento en el que podría haber un terremoto de magnitud próxima a 7 grados en la escala Richter.”

En nuestra provincia se han producido bastantes terremotos, aunque vamos a destacar  los tres que causaron más efectos mortales:

        Vera (1518): Destruyó toda la ciudad y produjo 150 muertos. En la escala ‘Mercalli,’ escala de 12 puntos desarrollada para evaluar la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a distintas estructuras, tuvo una intensidad de 9, lo que equivale a daños muy considerables hasta el punto de que, en 1522, tuvo que construirse una nueva población en el lugar que hoy ocupa.

        Almería (1522): Afectó a la capital y ochenta pueblos. Murieron 2.500 personas y, se puede decir, que destruyó nuestra capital. Ocurrió el día 22 de Septiembre y tuvo su epicentro en Almería y Alhama. Nos dice la historia que fue el más trágico de cuantos ocurrieron y que  destruyó la ciudad casi completamente y redujo la población a poco más de 700 habitantes. Tuvo una intensidad de 6,5 en la escala de Richter. Afectó también muchísimo a la granadina Ugíjar. El gran terremoto, además de reducir a escombros la mayor parte de la ciudad, acabó también con  la Mezquita-Catedral y  fue entonces cuando Fray Diego Fernández de Villalán, Obispo de Almería, mandó construir la actual.

        Dalías (1804): Se produjo un temblor de tal magnitud que provocó la muerte de más de 200 personas y se derrumbaron viviendas e incluso Iglesias. La ciudad quedó en un estado lamentable y la población tuvo que padecer más de medio año de réplicas de un seísmo con intensidad 9 en la escala Mercalli.

La Ciencia no es capaz de predecir cuándo y dónde se va a producir un terremoto, pero sí sabemos que Almería, Granada y Murcia son zonas de máximo riesgo porque históricamente se han producido los seísmos más destacados de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario