Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Muere La Veneno

Noelia Lázaro
Periodista

Hoy se han confirmado los peores pronósticos. Cristina Ortíz Rodríguez, abderitana, conocida popularmente como La Veneno, ha perdido la vida en el hospital madrileño de La Paz, en el que ingresó al pasado sábado tras sufrir un traumatismo craneal. La popular vedette fue traslada de urgencia por el Summa al Hospital Universitario de La Paz con un grave traumatismo craneoencefálico que le llevó a ser operada.

Cristina Ortiz 'La Veneno'

Su actual pareja era el que la encontraba inconsciente o en su casa del madrileño barrio de Tetuán. Allí se encuentra a Cristina con un fuerte golpe en la cabeza. Supuestamente todo indicaría a que la vedette se habría mareado y se habría dado un fuerte golpe en el cuarto de baño. Tras la llegada de los servicios de emergencias, fue inmediatamente trasladada al conocido hospital madrileño para operarla de urgencia e inducirla el coma.

La noticia del ingreso y actual situación en la UCI de La Veneno ha corrido como la pólvora por todos los medios y más con polémica de por medio ya que de un mero accidente doméstico ha pasado a hablarse de un ajuste de cuentas como el causante de este ingreso. Aunque los cuerpos de seguridad han señalado que se trata de un accidente doméstico, la familia de La Veneno no ha aceptado esta versión. Hasta el Hospital de la Paz llegaron tres hermanos de La Veneno y una sobrina, donde se pusieron a hacer fotos a Cristina para demostrar que presentaba supuestas lesiones. Aquello acabó en discusión y expulsión del centro. Todo ello a pesar de que La Veneno aseguró en declaraciones a La Opinión de Almería que hacía 20 años que no veía a sus padres.

Icono transexual de los años 90, Valeria Vegas publicó este mismo años sus memorias, ¡Digo! ni puta ni santa, las memorias de La Veneno’, que consiguió agotar dos ediciones. El pasado mes de octubre concendía una entrevista a Emilio Ruiz para La Voz de Almería y para La Opinión de Almería, que se puede leer pinchando aquí.